Actualizado el 17/02/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. 3 apuntes tecnológicos del 1-O

3 apuntes tecnológicos del 1-O

Escrito por tecnonews el 03/10/2017 a las 09:40:45
1708

No hablar de lo que ocurre en Catalunya es a todas luces un error periodístico. Por mucho que los que hablen quieran apartarse del debate que atenaza a las sociedades catalanas y española, es imposible no hacer una mención a lo que se sucede estos días en el territorio. Con todo, no nos interesa quien lleva razón pues dirimir sobre eso corresponde a otros medios. En esta editorial queremos reflexionar sobre el papel que las Nuevas Tecnologías han jugado en el referéndum de Catalunya que para algunos no ha sido tal cosa.

 

El voto electrónico importa, pero el papel es el papel

Por mucho que digamos que vivimos en la sociedad de la tecnología, el pasado domingo se hizo evidente que el papel sigue siendo un elemento central en nuestras sociedades. Para los organizadores del 1-O era imprescindible que la ciudadanía fuera a los colegios electorales a meter una papeleta dentro de una urna. Para los contrarios a ese acto político era de vital importancia conseguir que la policía entrara en esos colegios para llevarse las urnas y las papeletas.

Parece pues que la democracia online todavía no ha llegado. Por mucho que a primera hora de la mañana y con las primeras cargas policiales en los colegios electorales, el Govern de la Generalitat decretara el censo universal por el cual cada cual podía votar en el centro que quisiera, el poder del voto en papel todavía es imperante.

 

Whatsapp es el medio de comunicación

Lo que apuntan algunas estadísticas pareció ayer más cierto que nunca. La mayoría de personas que se concentraban enfrente de los colegios electorales se pasaban mucho tiempo mirando al teléfono móvil. Podríamos pensar que rastreaban en Twitter las últimas noticias sobre los acontecimientos, y de hecho en muchos casos así era. Con todo, si un medio de comunicación no paraba de dar alertas y avisos, ese era Whatsapp. Los grupos de amigos fueron fundamentales para que la gente se informara y lo que es peor, para que muchos pudieran difundir sus bulos. Whatsapp es una buenísima herramienta de comunicación, pese a esto no es tan buena cuando a comunicación se refiere. Si en Twitter podemos ver quién es la fuente, la red social de mensajería instantánea prioriza el mensaje por encima del mensajero. Es por este motivo que durante el pasado domingo era frecuente ver bulos sobre muertos a cargo de la policía o ver bulos sobre el hecho de que no se podía votar y que todo el mundo tenía que ir a casa.

 

El Gobierno ya no controla el mensaje (o quizás sí)

Se produce una situación extraña en la lucha por el relato de los hechos. El Gobierno Español afirma que: no hubo referéndum, no hubo violencia policial y hubo más policías heridos (aunque el lunes por la mañana eran 40 y luego 400) que manifestantes. Pese a que esta información resulta difícil de creer, el ejecutivo de Mariano Rajoy sigue instalado en la lógica informacional de hace dos décadas; exactamente de cuando las noticias se podían controlar si se controlaban los medios. No le falta razón pues La Razón, El País, ABC y El Mundo han reproducido básicamente la versión de los hechos del Gobierno y gran parte de la población pensará que los hechos se amoldan a la versión de los grandes diarios. De todos modos, en la era de las Nuevas Tecnologías controlar “todo” el relato es imposible. Es por eso por lo que la mañana de lunes 2 de octubre todos los diarios de Europa, sin apenas excepciones y sin tener en cuenta su tendencia ideológica, se despertaban con cabeceras parecidas que condenaban profundamente la actuación de la policía.