Actualizado el 13/11/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Campo Contrario
  4. >
  5. Airbnb, el verdadero dueño de Barcelona

Airbnb, el verdadero dueño de Barcelona

Escrito por Oriol Resina Sancho el 06/11/2018 a las 17:28:51
382

(Alumno ingeniería UPF)

Todos hemos vivido esa situación precaria de buscar piso y encontrar que nada de lo que había era lo que queríamos o teníamos imaginado, así que bajábamos las expectativas y aceptábamos lo que había en nuestra cara porque no había otra. Todo por culpa de la gentrificación y de la enorme subida de precios en Barcelona, que hace que independizarse sea más complicado aún que en el pasado.

 

Tampoco nos engañemos, este problema es un problema social, todos hemos formado parte al intentar sacar más provecho de lo que teníamos y todos nos quejamos ahora cuando las tornas giran en nuestra contra. ¿Pero por qué Airbnb es la representación de este problema? Porque nos deja sacar tajada y aprovechar esta gentrificación a nuestro favor, siendo meros usuarios de clase media y no propietarios de un bloque de apartamentos o hoteles.

 

¿Y cómo Airbnb nos hace participes de este proceso? Simplemente deja al usuario poner una mísera habitación desde el precio de un hostal al precio de hotel de 4 estrellas. Solo con cambiar un numero pasaríamos de cobrar 20€ la noche a 70€ la noche sin ningún tipo de regulación y eso permite que el mercado se autorregule a costa del beneficio social. Una autorregulación como en el mercado del bitcoin, no hace más que subir hasta que un día explote.

 

Pero claro, también favorecen otros factores en la aplicación. No todo es tener un dinero extra, también es por ejemplo tener gastos compartidos en un piso alquilado porque no llegas a final de mes y la aplicación te ayuda bastante con reservas la misma noche, poder hacer descuento a estadas largas en la habitación, etc. Todo eso suma para que la clase media/baja que tiene este tipo de necesidades pueda solventarlas más rápidamente que con otro tipo de métodos.

 

Obviamente, la gentrificación no es buena para el residente, solo beneficia al propietario o al arrendatario del contrato. Pero es un mal tentativo, es un mal que te dice que puedes ganar 400€ por esa habitación sin ventanas que tienes ahí sin sacarle provecho. ¿Y claro, quien va a decir que no a esa idea? ¿La consciencia social que normalmente nos dice que nos saltemos un semáforo en rojo justo después de que acabase el ámbar?

 

Como ha sido dicho, es un problema social en el cual todos participamos de una manera u otra, ayudando a propulsarse o aceptando este tipo de acuerdos de precios tan altos. El sistema de valores sube con una velocidad vertiginosa y como en la anterior crisis económica, habrán problemas y consecuencias con la especulación inmobiliaria. Y cuando estemos en una situación deplorable, no haremos más que culpar a Airbnb y no nos miraremos a nosotros mismos.