Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Tecnología y futuro

Tecnología y futuro

Escrito por Antoni Garrell i Guiu el 12/03/2013 a las 19:47:42
2686

La penúltima semana de enero se recordará porqué la compañía petrolera americana ExxonMobil Corporation, con 114 años de historia, superó Apple como la empresa de mayor valor a nivel mundial. Una empresa que se ha convertido líder mundial en los sólo 29 años transcurridos desde que surgió el primer Macintosh.

Ciertamente en los últimos meses las acciones de Apple han bajado significativamente, se han alejado del máximo valor histórico, alcanzado en septiembre pasado, cuando el valor de Apple se sitúa en 623.000 millones de dólares, superando el récord que Microsoft alcanzó en 1999, entonces el valor de la empresa de Bill Gates legó a los  620.580 millones.

La pérdida de valor de Appel no comporta, en ningún caso, una disminución de la capacidad de liderazgo de la empresa en un mundo, donde la necesidad de información en tiempo real, genera un crecimiento de conexiones móviles con unas tasas superiores al de la especie humana. Un hecho que permite estimar que, en el 2020, habrá en el mundo unos 25 mil millones de dispositivos interconectados, puesto que ya nadie cuestiona que desde 2007, cuando Steve Jobs puso en circulación el iPhone, la forma de relacionarse, de hacer negocio y de interactuar cambió completamente. Las antiguas formas de trabajar iniciaron una acelerada agonía mientras eran desplazadas por el nuevo estilo "on life" creada por Apple.

 

la mayoría de analistas consideran que la bajada de valor de las acciones de Apple, se ha originado por las altas expectativas de crecimiento y beneficios que imponen los inversores, los cuales ven problemas en que Apple haya ganado "sólo" 13.078 millones de dólares en el último trimestre de 2102 (casi la misma cifra que en el 3er. Trimestre de 2011). Si bien otros especialistas consideran que la pérdida de valor se debe, como me contaba un ex compañero de Arthur Andersen ahora residente en California, "a una operación a la baja, orquestada por especialistas en acondicionar comportamientos de pequeños inversores en bolsa, para obtener a medio plazo nuevas y espectaculares plusvalías". Sea una u otra la razón ninguna de ellas anuncian una pérdida de importancia y valor de las empresas tecnológicas en general ni de Apple en particular.

El valor de Appel, a pesar de perder casi un 40% de su valor en 6 meses, es casi un tercio del PIB español, un importe que nos ayuda a reflexionar sobre la importancia de la tecnología como elemento vehicular de la sociedad y la economía del conocimiento, y la importancia del acceso a la información, (Google ganó 10.737 millones de dólares en 2012, un 10,2% más que en 2011), en un mundo altamente competitivo, plural y asimétrico.

Una reflexión que nos debería llevar a denunciar la escasa inversión que se efectúa en el Estado español en I + D. Una menor inversión que nos aleja del camino para vertebrar un modelo productivo capaz de generar empleo y llevar a la sociedad a mejores niveles de progreso y bienestar. Es mucho el tiempo perdido, pero no es tarde para rectificar. Para hacerlo sólo hay que aceptar que en el tercer milenio una parte muy importante del progreso radicará en las inversiones en tecnología, consecuentemente en el desarrollo e inversión en las TICS,


Antoni Garrell i Guiu
26 de enero de 2016.