Actualizado el 31/03/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Síndrome de Peter Pan

Síndrome de Peter Pan

Escrito por Carles Martin Badell el 25/10/2016 a las 23:17:43
2189

(Director Tecnonews)

Hace pocos días leía una nota de prensa cuyo título era: 15 años emprendiendo. Hacía referencia a un emprendedor que se definía de esa manera. El acto de emprender, es un acto puntual en el tiempo. Si estás emprendiendo quiere decir que vas creando empresas constantemente y sinceramente a no ser que las continúe otra persona, es difícil hacer de esta forma grandes empresas.

 

El acto de emprender es hasta cierto punto divertido, demuestra un dinamismo, está bien visto socialmente, demuestra conocimientos, innovación y da prestigio. Ahora bien, no hemos de olvidar que, según un estudio de Oriol Amat y Pilar Lloret de la UPF, de cada 100 empresas, después de los cuatro primeros meses, solo 35 consiguen sobrevivir, después de cuatro años solo 17 sobrevive y a los 10 años ya solo quedan 9. Por tanto, es muy divertido eso de emprender, pero lo realmente difícil es pasar de una start-up a una empresa. Muy pocos lo logran.

 

Es precisamente ahí donde reside la gran diferencia. Ser emprendedor es relativamente fácil y divertido. Sí, es cierto que has de dedicar muchas horas, noches en vela desarrollando una nueva idea, un nuevo producto o un nuevo servicio. Lo realmente difícil (10 veces más según las estadísticas) es que esta idea, producto o servicio sobreviva en el tiempo, en definitiva lo difícil es que la EMPRESA sobreviva.

 

En muchas ocasiones la empresa sobrevive el tiempo que dura o el capital inicial o el crédito que nos da la administración. Decía una buena amiga, Mercè Tell, que ha creado una empresa de capital riesgo (Venture Capital), que alguien debería explicar a los emprendedores que “la mejor forma de financiar una empresa son las propias ventas de la empresa”. Parecería que lo importante es levantar fondos y rondas de inversión para levantar una start-up, y esos es falso. Lo importante es levantar la empresa y encontrar los fondos suficientes.

 

Y, ¿A qué nos lleva todo esto? Desde la crisis del petróleo las palabras empresa y empresario se han eliminado de los diccionarios por representar al capitalismo de los 70s. Los emprendedores son necesarios porque son la semilla de las empresas, no han de ser el fin en si mismo. Microsoft, Apple, Oracle, … todas fueron creadas por emprendedores pero su objetivo era ser una gran empresa.

 

Permítanme una confidencia personal. En el año 1984 monté una empresa de mantenimiento informático. Duró 18 años. Según el estudio que mencionaba de Oriol Amat y Pilar Lloret la media de las empresas está entre 12 y 15 años. Me alegra saber que duró más que la media. Mi objetivo era llegar a 1.000 trabajadores. Llegamos a 40 empleados. Hubo dos o tres momentos críticos pero se superaron a base de esfuerzo y dedicación.

 

Por tanto hay que proponerse grandes metas y hay que desterrar el lenguaje “si no funciona bien a otra cosa”. ¡No puede funcionar mal! Hay que poner todos los esfuerzos para que así sea y con un único objetivo crear una gran EMPRESA.