Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¿Se va a comprometer Europa con la TDT?

¿Se va a comprometer Europa con la TDT?

Escrito por Elena Puigrefagut el 10/02/2015 a las 20:56:57
3531

(Senior Engineer. Department of Technology & Development European Broadcasting Union (EBU-UER))

La Televisión Digital Terrestre (TDT) llegó a nuestros hogares en el año 2000 pero no fue hasta el 2005 que la TDT despegó realmente en España. El éxito del despliegue de la nueva tecnología permitió que la televisión analógica se apagara en el 2010, antes del 2012 límite fijado por la Unión Europea. Pero pronto aparecieron las primeras sombras y la decisión Europea de liberar la banda de 800 MHz (790-862 MHz) para el servicio móvil fue la primera, el conocido ‘Dividendo Digital’. Este ha sido el primer revés para la TDT. Los españoles lo están sufriendo ahora pero en la mayoría de países Europeos la TDT ya ha liberado esas frecuencias.

 

Y cuando nosotros aún estamos sumidos en la confusión de esta primera reordenación del espectro, el resto de Europa ya ha empezado a prepararse para la siguiente. El apetito espectral del servicio móvil es grande y en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-15) que se celebrará en noviembre la banda de 700 MHz (694-790 MHz) se asignará también al servicio móvil. El compromiso de Europa con la telefonía móvil es evidente y en cierto modo justificado pues es uno de los motores económicos que esta Europa en crisis necesita. Como tal, la Comisión Europea ha publicado dos informes en los que propone la liberación de la banda en el 2020 (±2 años). El primero fue el informe de Pascal Lamy sobre el futuro de la banda UHF (470-790 MHz) en el que actualmente hay una consulta pública abierta[1]. El siguiente fue la Opinión del RSPG (Radio Spectrum Policy Group) sobre la estrategia a largo plazo del uso de la banda UHF; la consulta pública se cerró recientemente y en los próximos meses se publicará el documento final[2].

 

La preocupación del sector audiovisual es grande. Cada reordenación del espectro supone unos costes enormes para el sector pues la red tiene que adaptarse a las nuevas frecuencias pero también para el consumidor que también tiene que adaptar sus antenas. Sin contar con la disminución de oferta en la TDT pues la reducción del espectro supone en muchos casos la pérdida de canales de televisión a los que no se les encuentra otra frecuencia en la parte inferior del espectro.

 

Europa es consciente de la importancia de la TDT para el ciudadano ya que es la única plataforma digital de televisión gratuita que alcanza a más del 95% de la población. Es consciente también de las inversiones que se han hecho para eso sea posible y de las que se tienen que hacer para liberar las bandas de 800 y de 700 MHz. En este momento tan crucial para el futuro de la TDT es cuando Europa tiene que demostrar su apoyo. Y lo está demostrando. En estas semanas diferentes administraciones están definiendo la posición europea con respecto al resto de la banda UHF, 470-694 MHz, que también se discutirá en la CMR-15.España se ha unido a Alemania, Francia, Italia, Letonia, Noruega, Reino Unido y Rusia oponiéndose a la asignación de la banda al servicio móvil.

 

Esta postura corrobora los informes de la Comisión Europea (el de Pascal Lamy, la Opinión del RSPG sobre la estrategia del futuro de la banda y la Opinión sobre los objetivos comunes para la CMR-152) que también se oponen a la asignación para darla estabilidad que el sector TDT necesita para hacer las inversiones necesarias ya no solo para liberar las bandas de 800 y 700 MHz sino también para implementar nuevos estándares (DVB-T2, MPEG-4/HEVC) más eficientes que permitan a la TDT mantenerse innovadora y competitiva con más servicios de HD y con UHD en el futuro.

 

Los radiodifusores hemos aplaudido está postura que nos parece imprescindible para que la TDT tenga un futuro. Sin embargo, nos mantenemos prudentes y nos preguntamos si Europa mantendrá su compromiso hasta el final. En ocasiones anteriores y para ser más explícita citaría la CMR-07 y la CMR-12, Europa ha olvidado por completo su posición inicial y se ha dejado llevar por la presión de otras regiones y hasta otros continentes. El resultado fue un cambio de posición de extremo a extremo. La CMR-15 será la última oportunidad para que Europa demuestre su compromiso con la TDT. Esta vez, Europa no nos puede fallar!