Actualizado el 14/05/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¿Se reciclan lo que se debiera los equipos informáticos?

¿Se reciclan lo que se debiera los equipos informáticos?

Escrito por Ramon Altadill el 27/11/2012 a las 17:56:20
4125

(Master en enginyeria dels recursos naturals per la UPC de Manresa)

 Hace algo más de un año, escribí sobre el tema, y la verdad es que lo que se dijo entonces es vigente a día de hoy, con leves matizaciones, el factor tesoro, sigue existiendo, aunque el paso de los años introduce el coste de almacenamiento, que nos hará olvidar lo que costó ese equipo, para valorar lo que nos cuesta mantenerlo sin usarlo. El desconocimiento, la ley que hace responsables a los fabricantes de su correcto reciclaje es mas conocida que hace un año, pero sigue ofreciendo dudas al propietario del residuo sobre el lugar de deposito, ya sea en los comercios, que se verán implicados en la nueva transposición de entrada en vigor a finales de 2013, cómo en los puntos limpios, a veces ubicados en lugares alejados de la población y sometidos a robos continuos, y el deposito en contenedores de materia orgánica o de residuos en general (contenedores verdes o grises), complican su retirada selectiva.

 

La reutilización mal entendida. Mandamos a un país desfavorecido todo un contenedor con 2000, que no hemos podido chequear y por tanto que no sabemos seguro si funcionan o no,  cuando solo nos han pedido 20 equipos que funcionen generan en el destino un residuo que no van a poder gestionar correctamente, y que además la tasa de su reciclaje se recaudó en país de origen.

 

Nos hemos preparado convenientemente, creo que podemos afirmar que estamos suficientemente preparados para dar cobertura de las necesidades de reciclaje, hay también suficientes empresas dedicadas a la reutilización, y quizás nos aparece ahora la necesidad de empresas que preparen los equipos para la reutilización, las cuales podrían ser cubiertas por aquellos servicios técnicos que tan mal lo han pasado en los últimos años, ya que nadie piensa ya en reparar equipos que son obsoletos al día siguiente de su venta.

 

Por todo ello aunque el presente es incluso peor al de hace ahora un año, hay motivos para la esperanza en un futuro próximo, donde todos debemos poner algo de nuestra parte.