Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Resolver retos desde la creatividad

Resolver retos desde la creatividad

Escrito por Fina Sala el 04/12/2012 a las 18:05:56
2565

(Directora Philinks)

La capacidad creativa no se improvisa, se practica. Y además de técnicas, ahora tenemos metodologías.

 

El mundo ha cambiado más de lo que estamos dispuestos a admitir y, cada vez más, el pensamiento creativo se posiciona como la clave para generar alternativas y resolver retos. La actitud creativa es la primera respuesta ante las dificultades, y en el mundo de la tecnología tenemos muchos ejemplos que nos muestran que jamás hubiésemos llegado hasta donde estamos sin una necesidad imperiosa de encontrar nuevas soluciones. “En tiempos de crisis, la imaginación es más importante que la inteligencia”, decía Albert Einstein.

 

Los avances de la neurociencia, además, nos han confirmado que las habilidades creadoras se pueden adquirir, y no están reservadas a unos pocos privilegiados. El talento lo descubrimos haciendo, por eso hablamos de un proceso y no de un don. No es tarde, y todos podemos potenciar nuestra imaginación.

 

¿Hasta dónde podemos llegar?  Además de disponer de un gran abanico de herramientas, la mejor forma de impulsar la creatividad orientada a objetivos es a través de metodologías estructuradas. El Proceso de Solución Creativa de Problemas o también llamado CPS (Creative Problem Solving, creado por OsbornParnes), es una de las más contrastadas. Se trata de un método para aproximarse a un reto de forma imaginativa e innovadora. Pero lo que es realmente relevante y diferenciador, es convertir este problema en una solución. Hablamos de una nueva forma de pensar y de actuar.

 

El CPS es aplicable a diferentes situaciones y entornos, y se concreta en los modelos de pensamiento esenciales para impulsar la creatividad, el pensamiento divergente (que genera gran cantidad de opciones y de combinaciones) y el concurrente o convergente (que selecciona, evalúa y toma decisiones). Todos practicamos ambas formas de pensar cada día. La cuestión es separar los dos mecanismos, originando la mayor cantidad de opciones posibles antes de empezar a valorar las mismas.

 

Los pasos de este método pasan por: identificar el objetivo o reto, recopilar la información, clarificar el problema, producir ideas, seleccionar y reforzar las soluciones, y finalmente, planificar la acción. Una idea creativa no es realmente útil hasta que no es implementada. Más allá de una generación espontánea de posibilidades, estos procesos sistematizan la tan cuestionada creatividad por su falta de aplicabilidad, y lo que aporta este modelo es cerrar el círculo des de la idea hasta la acción o la solución.

 

El resultado, nuevas formas de resolver problemas y generar estrategias aplicables desde el paradigma de la innovación, la competitividad y la creación de valor. La creatividad aplicada a través de la Solución Creativa de Problemas a productos y servicios es posible. Una forma de acercar la cultura creativa a las organizaciones es posible.

 

Para todos los espíritus inquietos, larga vida a la creatividad.

Fina Sala

@Philinks