Actualizado el 26/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Regulación y reguladores

Regulación y reguladores

Escrito por Ferran S. Amago Martinez el 07/07/2015 a las 21:34:24
3214

(Degà del Col.legi Oficial d'Enginyers Tècnics de Telecomunicació de Catalunya)

La verdad es que todos nos lo hemos preguntado alguna vez  pero aun más cuando se ha producido la fusión de los organismos que regulan los mercados regulados/liberalizados y de la competencia. ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Primero fue la competencia y después los regularon o primero fue la regulación para que hubiera competencia? Nadie podrá adivinarlo ya que muchos mercados nacen de las necesidades básicas de los ciudadanos que hace que las propias administraciones (locales, regionales, estatales, supranacionales, etc.) hagan las inversiones para que los ciudadanos tengan las necesidades básicas cubiertas. Algunos ejemplos podrían ser los de las redes de agua potable y de saneamiento o las redes privadas de televisión por cable.

 

A partir de allí, los ciudadanos que vivían en una zona, podían tener agua en su casa (o cerca de ella) mediante un servicio municipal. Pero, posteriormente, se quiso que las empresas municipales privatizarán las redes y que la comercialización fuera libre. Por ello, los procesos regulatorios empezaron a actuar para que los ciudadanos no tuvieran la sensación de tener una empresa que pueda imponer los precios. De ahí nace la regulación que, normalmente, viene de los mercados liberalizados monopolistas que quieren que los nuevos entrantes entren con unas condiciones de entorno suficientemente flexibles para competir con los llamados incumbentes que son los  que tenían anteriormente el dominio del mercado.

 

Por ello, se crearon regulaciones sectoriales con los mejores expertos en la materia de cada uno de ellos: postal, telecomunicaciones, energía, tabaco, etc. que eran los que regulaban los mercados de forma previa (llamado ex-ante). Ponían reglas de juego para asegurar inversiones y mejores praxis por parte de todos. En cambio los mercados basados en los precios o malas praxis son los que se regulan mirando lo que hacen los actores de todo el mercado (llamado, ex-post). Son los que la competencia va siguiendo para ver si han llegado a acuerdos de precios o han dejado fuera de él a algún player. Son mercados que se fijan en las consecuencias de los mercados pero no aplican medidas ni reglas a priori con lo que siempre se suelen saldar con multas a uno  o varios por haber acordado precios, procesos, etc. en contra de la competencia efectiva, aunque sólo sea el duopolio (esas dos empresas) las que lo hayan incurrido sin perjuicio de un tercero, que suele decirse que es el consumidor.

 

Pero, todo ello, ¿quién lo hace? Antiguamente con las regulaciones sectoriales eran los mejores expertos quienes lo hacían, como ya he comentado. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) se creó en junio de 2013 como único ente regulador, aglutinando los reguladores sectoriales de los mercados de las comunicaciones electrónicas y audiovisuales, el de la energía, ferroviario, postal y aeroportuario. Este hecho, respecto a la antigua Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), comportó la pérdida de independencia económica del regulador, y el retorno al Ministerio de Industria y Energía de algunas de las potestades de control y sancionadoras, en contra de las prácticas vigentes en los países pioneros de la Unión Europea.

Por ello, y debido a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tiene previsto renovar este año a dos miembros de su Consejo, el Colegio de Ingenieros Técnicos y Peritos de Telecomunicación de Cataluña (COETTC) considera que hay que incorporar ingenieros en su cúpula directiva para garantizar el correcto funcionamiento de este organismo. 

 

Asimismo, la composición del Consejo de la CNMC, así como el nombramiento de los primeros directivos, ha comportado una falta de los conocimientos técnicos específicos de cada sector en los órganos decisorios del regulador.

 

Por ello, hemos considerado que es muy preocupante que en la actual composición no se encuentre ningún ingeniero de formación ni en el Consejo ni en el primer nivel directivo de la CNMC, y la regulación de sectores tan técnicos quede en manos de profesionales que aporten solamente la formación y experiencia necesarias en aspectos económicos y jurídicos.

 

Por este motivo, y ante la finalización del mandato inicial de una parte de su Consejo en los próximos meses, el COETTC reclama la presencia de ingenieros técnicos y expertos en los ámbitos regulados, en la composición del Consejo de la CNMC para garantizar la eficiencia y el correcto funcionamiento de este organismo.