Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¿Quién ve la tele?

¿Quién ve la tele?

Escrito por Pablo Hontoria el 27/10/2010 a las 00:17:23
0

(Subdirector de ADTEL)

El otro día sintonicé el receptor de TDT y acabó detectando 72 canales de TV. Es cierto que algunos repetidos y algunos sin emisión, pero hace poco tiempo en mi mando a distancia nunca se pulsaba un número superior a 8. En paralelo, no sé por qué tengo la impresión de que la tele está más apagada que nunca. Y, como en mi casa hay niños pequeños, si se midiera la audiencia el canal más visto (de largo) sería el Clan y sus dibujos animados. Hace muy poco esto no era así. La tele estaba encendida todo el rato y veíamos Tele5, o TV3, o incluso La2. Ahora la tele probablemente está apagada, pero en casa hay más pantallas que nunca: ordenadores (sí, en plural), teléfonos, videoconsolas?y estas sí que me da la impresión de que están siempre encendidas. Soy yo solo o a alguien más le pasa esto? Esta pregunta es para mí especialmente importante ya que en gran medida me dedico al negocio de la tecnología para el sector audiovisual.

 

De la cotidianidad del párrafo anterior se extraen algunas pautas que ya están completamente asumidas como realidades, y que modifican radicalmente el sector y la forma de hacer negocios en él. En primer lugar la tecnología ha fragmentado tremendamente la forma en que los usuarios acceden a los contenidos audiovisuales. Antes se veía la tele (4 o cinco canales, como mucho 10) y si no se podía ver la tele se escuchaba la radio (en el coche, o mientras se estaba haciendo otra cosa). Ahora la oferta audiovisual es muchísimo más amplia, incluyendo TDT y plataformas de pago por ADSL o satélite. Pero sobre todo la gente ya no utiliza únicamente la tele para obtener entretenimiento o información, sino que se conecta a la red o enciende la consola, y esto es especialmente cierto en la población más joven. Por tanto, la suerte está echada.

 

El modelo de negocio de las televisiones convencionales está en crisis. Si antes a una televisión con un canal con el 20% de share (y del pastel publicitario) le iba bien, ahora que tiene 3 canales (con sus costes asociados) y el 12% de un pastel publicitario menor le va a ir mal, si no es capaz de adaptase. Como primera reacción defensiva las televisiones se fusionan, se retira a la televisión pública del mercado publicitario, los contenidos emitidos son más baratos, etc. Sin embargo, tienen que reinventar su negocio, y les cuesta mucho seguir el ritmo de los nuevos actores que ofrecen contenidos en la red o sobre pantallas que no son la tele. A veces las grandes cadenas dan la impresión de que les cuesta adaptarse y que se angustian cuando Google anuncia su plataforma de televisión. Y con ello, los grandes productores de contenidos que vivían casi exclusivamente de las televisiones también están preocupados.

 

Los operadores de telecomunicaciones están contentos, ya que se convierten en distribuidores de contenidos que hacen que los clientes les contraten más ancho de banda. Las empresas que han nacido en la red están más contentas todavía, especialmente los proveedores de contenidos digitales. Los fabricantes de dispositivos, sean televisores, ordenadores, tablets, teléfonos, consolas o la mezcla de todos ellos también ven el futuro con optimismo. Los fabricantes de infraestructura, sean emisoras de TDT, redes de acceso de nueva generación o de telefonía móvil venden las nuevas redes que permiten distribuir estos contenidos. Y las empresas de servicios, instaladores y antenistas agradecen los cambios, ya que aumentan su negocio.

 

Sin embargo, una pregunta flota en el aire: si las televisiones no encuentran manera de seguir pagando los contenidos y las plataformas por las que los distribuyen, qué va a pasar? En la respuesta a esta pregunta estarán los grandes beneficiados de esta situación. Quien se capaz de aportar lo necesario para permitir ganar dinero en este nuevo entorno saldrá beneficiado.

 

Pablo Hontoria Subdirector de ADTEL