Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¿Qué tienen en común el marketing, un salmón, un chamán y un GinTonic?

¿Qué tienen en común el marketing, un salmón, un chamán y un GinTonic?

Escrito por Salva Lopez el 10/02/2015 a las 19:00:07
1292

(Bienvenidos a la ROCKvolución Empresarial!!)

Si eres de los que aún no ha probado un GinTonic, con el debido respeto, eres un rara avis. Hace 10 años hubieras sido tan normal como cualquier otro, pero ahora estamos en 2015 y en los últimos años los GinTonics han pasado de ser un combinado del montón que pocos tomaban, a ser una auténtica moda que hace furor.

En una categoría que decrece, la ginebra está nadando a contracorriente, con la energía de un auténtico salmón que sube por el río a contracorriente. En efecto, las ventas de ginebra llevan años creciendo y subiendo de valor. En el mercado español encontramos ya más de 300 marcas de ginebra y se lanzan nuevas marcas constantemente. Y por supuesto las tónicas han sabido aprovechar el tirón y también se multiplican en los lineales y tras las barras de los bares.

¿Qué está pasando? ¿Cómo se ha producido este fenómeno? El caso de los GinTonics es una auténtica revolución del marketing. ¿Podemos aprender algo de esta revolución para impulsar nuestros propios productos? ¿Dónde está la clave?

 

No es sólo una clave, sino una confluencia de varios factores los que explican el fenómeno. Uno de los más vistosos e inspiradores es que el GinTonic ha salido de los bares y ha entrado en las casas de sus consumidores. Y allí los consumidores se han vuelto creativos usando el producto. Cada uno se crea su propia receta y se pone a “cocinar” su GinTonic a su manera. Algunos experimentan con infusiones, otros con frutas y gominolas, otros preparan cubitos de hielo con trocitos de fresa, limón o bayas en su interior… y hasta he llegado a saber que hay quien ya prepara croquetas de GinTonic. Por lo visto la creatividad del ser humano no conoce límites, y si un producto logra estimularla eso puede ser un billete en primera clase hacia el éxito de sus fabricantes.

 

Pero la creatividad no es el único factor, hay muchos más. Y aunque en el título de este artículo he nombrado a un chamán… me voy a guardar ese dato hasta el próximo jueves 12 de febrero a las 19h. Ese día y a esa hora impartiré una conferencia bajo el título “La Revolución del Marketing de los GinTonics: un caso del que aprender”, donde junto a Júlia Carrera, alumna de ESADE que ha realizado su tesina sobre esta materia, comentaremos los principales hallazgos de nuestras investigaciones al respecto.

Ah, y dicho sea de paso, los asistentes a la conferencia podrán degustar un buen GinTonic por cortesía de Schweppes y de Ingredissimo. Ahí es nada. ¿Quién se apunta…?