Actualizado el 18/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Poder digital

Poder digital

Escrito por Mingo Olmos el 20/01/2015 a las 09:05:27
3266

(Regional Sales Director | InnoTec Security)

A menudo gente que no es del sector me pregunta que es o que hace un ingeniero o ingeniera en informática (o similares, porque la gente no percibe mucha diferencia), y la cuestión no es tan fácil de responder como que es o que hace un/a médico, un/a abogado/a o un/a profesor/a.

 

Cierto que éstas tienen la ventaja de ser profesiones de siglos y más asumidas por la sociedad, e incluso con una percepción positiva gracias al cine y a la televisión con George Clooney, Michelle Pfeiffer, Richard Gere o Susan Sarandon interpretando auténticos héroes y heroínas, en contraposición a una imagen nada realista de personajes muy frikis o terroristas que quieren acabar con el mundo, por ejemplo, La Jungla de Cristal 4 donde un hacker bloquea los sistemas informáticos que controlan las comunicaciones, el transporte o el suministro de energía. No deja de ser una excepción el reciente estreno de The Imitation Game con Benedict Cumberbatch interpretando la historia de Alan Turing, informático que fue fundamental para la victoria aliada descifrando mensajes nazis durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de ser un héroe maltratado por el gobierno británico y condenado por ser homosexual.

 

Desarrollo de aplicaciones y sistemas, prestación de servicios para la gestión empresarial más tradicional, los más recientes cloud, big data, móviles, ciberseguridad, smart cities, bioinformática, internet of things, industria 4.0, … ya sea en posiciones técnicas, management, consultoría, ventas, investigación, educación, ya sea en proveedores o en empresas/organizaciones finales, ya sea en gran empresa o en startup, ... Encuentras ingenieros/as en informática en una diversidad de ámbitos, especializaciones y responsabilidades tan grande, y además en crecimiento, que hace bastante complicado simplificar la respuesta a la cuestión planteada.

 

Más que tratar de explicarlo desde el "qué" hay que plantear cuál es el objetivo y resultado teniendo también en cuenta el contexto actual. Estamos en plena, o quizás al inicio, de la revolución digital, siendo además, una revolución que por primera vez afecta de forma tan intensa y rápida al ámbito productivo, servicios, económico, social, cultural, ocio, salud, ..., transformando las organizaciones, las empresas, las personas y la sociedad. Todo un cambio de paradigma.

 

Una revolución digital que la Unión Europea hace ya casi 15 años anticipó a la estrategia de Lisboa, con el objetivo de una transición hacia una sociedad y una economía fundadas sobre el conocimiento por medio de políticas que cubran mejor las necesidades de la sociedad de la información. Para poner en perspectiva, recordar que en el año 2.000 los móviles sólo eran simples teléfonos, no se compraba por internet, ni se operaba con el banco por internet, ni redes sociales,... Pero, aún estamos lejos, muy lejos, mucho que hacer, más si miramos casos como el de Israel con cerca de 5.000 startups, y donde el 25% de su PIB proviene de empresas con menos de 10 años principalmente de base tecnológica.

 

En definitiva, aunque no todo es ni debe ser tecnología, hablamos de progreso social y económico, competitividad basada en la innovación, donde los ingenieros y las ingenieras en informática tenemos el poder, así como la responsabilidad, de esta transformación, porque cualquier innovación disruptiva sólo puede venir de las tecnologías de la información y la comunicación.

 

Todo este poder que debe ser utilizado para alcanzar los objetivos de mejora económica y social, también da miedo a algunos que nos consideran un colectivo de alto riesgo que podría paralizar todo, amplificándolo todavía más. Me reservo decir qué Ministerio tiene esta opinión, aunque sí es cierto debería dar más relevancia a la ciberseguridad tal como hacen los países más avanzados. Pero no deja de ser curioso a su vez la falta de regulación y la inacción de la administración ignorando los riesgos y la responsabilidad asociadas a soluciones informáticas que controlan infraestructuras y servicios críticos.

 

Así, al igual de simple y comprensible para cualquier persona que un/a arquitecto/a construye edificios, un/a médico cura personas, una propuesta de respuesta a la pregunta que hace un/a ingeniero/a en Informática: "transforma digitalmente las organizaciones y empresas para que sean más competitivas y la sociedad para que sea más próspera".

 

Qué poder, qué responsabilidad, sin temor.