Actualizado el 02/08/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Pandemia, confinamiento y digitalización

Pandemia, confinamiento y digitalización

Escrito por Carles Palet Durán el 30/06/2020 a las 17:16:32
544

(Presidente de AECOP Catalunya)

Al margen de los grandes problemas que ha conllevado la pandemia por el cornavirus, tanto desde un punto de vista de la salud de las personas, con sus efectos de mortalidad en el País, así como en el resto del planeta, además de los económicos.

 

Las decisiones tomadas por los Gobiernos, aunque tardías, para resguardarnos del efecto contagio, es decir el “confinamiento”, ha permitido desde un punto de vista sanitario evitar un mayor contagio entre los ciudadanos, tal como sucedió hace 100 años, en el 1920 con la llamada “gripe española” que también afectó a todo el planeta y provocó cerca de 50 millones de muertes. Lógicamente el efecto en este caso ha sido muy inferior gracias a los avances en el mundo sanitario y sobre todo a la entrega y buen hacer de este colectivo, asi como los voluntarios que se han incorporado para ayudar creando equipos tecnológicos.

 

No pretendía comentar los efectos sanitarios, sino los tecnológicos, es decir, el confinamiento ha provocado un lanzamiento al mundo digital, impensable en otros contextos. Este efecto se ha producido en todas las capas de la Sociedad, desde las familias con o sin hijos, los educadores, el comercio, el mundo empresarial, etc…

 

A continuación, destacaremos algunos de los colectivos que más uso han efectuado de las nuevas tecnologías:

 

Las Familias:

 

Ante la situación de movilidad reducida, por no decir nula, había que lograr provisiones para subsistir. Las grandes cadenas de supermercados rápidamente dieron respuesta a la gran cantidad de peticiones “on-line” que recibían y a su vez enviar la mayor parte a domicilios particulares.

 

En este sentido todos los negocios que ya trabajaban “on-line” tuvieron ventaja sobre otros, que no lo hacían. Hay que destacar que pronto aparecieron “webs” de cooperativas que ofrecían productos de cercanía de todo tipo con servicio a domicilio.

 

Quizás uno de los avances mayores ha sido en el ámbito de la comunicación, tanto en la relación familiar como en la de las amistades. Gracias a las aplicaciones tanto en móviles, como en tabletas u ordenadores, lograron contactar entre ellos con la grata presencia de los familiares o amigos en las pantallas de los dispositivos, estableciendo diálogos o celebrando fiestas de cumpleaños o santos. Lo que ha permitido convivir socialmente con personas que estaban confinadas en sus domicilios.

 

Colegios:

 

Al tener que cerrar los centros educativos a primeros de marzo y no tener ninguna certeza de cuando podrían asistir los alumnos a las clases presenciales, los educadores, haciendo un gran esfuerzo tanto personal como de medios, han mantenido los cursos “on-line” con sus alumnos, marcando el temario pendiente, efectuando resolución de problemas e incluso haciendo exámenes. Estas acciones también han contribuido ha mantener contacto con los alumnos y socializar la relación con ellos.

Este avance en la forma de educar ha sido un paso gigantesco hacía el futuro de la enseñanza “on-line” combinada, por supuesto con la presencial.

 

Universidades y Escuelas de Negocio:

 

Ante las mismas circunstancias que el resto de las instituciones, han tenido que mantener los cursos “on line” para sus alumnos. Hay que destacar aquellas Universidades o Escuelas de Negocio que ya tenían todo el sistema de formación a distancia, lo han tenido más fácil manteniendo sus cursos con normalidad y dándose la circunstancia que al estar “confinados” ha habido mayor participación por parte de los alumnos.

Uno de los problemas que han surgido, ha sido con los estudiantes que tenían previsto hacer practicas en las Empresas durante un tiempo, que, al estar cerradas la mayoría de ellas, no han podido efectuarlas. No obstante, algunas Universidades y Escuelas de Negocio, han recurrido a la formación “on line” con simuladores de negocios, que les han permitido mediante un trabajo en equipo gestionar una Empresa en competencia con otros equipos similares, durante varios años fiscales (rondas) como si fueran el Comité de Dirección de una Empresa, obteniendo al final unos resultados para sus accionistas. De esta manera han sustituido las practicas en Empresas, con una visión más amplia de la gestión de una Empresa.

 

Teletrabajo:

 

El tan “cacareado” teletrabajo ha llegado como un tsunami, pasando de un 4% antes del coronavirus a un 22% durante el “confinamiento”. Por supuesto solo aquellos puestos que podían realizar su trabajo desde sus domicilios.

 

Hasta antes del Coronavirus, era una opción muy poco aprovechada, tanto por las Empresas como por los empleados, pero el “confinamiento” ha obligado a ponerlo en practica de forma masiva.

 

Hay que destacar que en una situación familiar de “confinamiento” y en pisos con superficies pequeñas, es difícil aislarse para poder hacer el teletrabajo, pero también en este caso se han superado las dificultades ampliamente.

 

Creo que, con los ejemplos citados, al margen de muchos otros que ha habido, y con unas circunstancias inéditas en nuestro mundo globalizado, hemos dado un paso muy importante hacía el mundo de la digitalización, esperemos que seamos capaces de aprovecharlo y avanzar en los medios tanto tecnológicos, como humanos para adaptarnos.

 

Reflexiones:

 

No estábamos preparados para una situación de pandemia como la que hemos tenido, pero como seres humanos hemos reaccionado en general con prudencia evitando situaciones de pánico que no nos hubieran ayudado.

 

 

Debemos aprovechar este gran salto en el mundo digital para avanzar aún más en el, tanto desde las instituciones como desde las empresas tecnológicas, como puntas de lanza para ayudar a implementar los avances necesarios.

 

 

El mundo educativo desde los colegios a las universidades, no han de perder su condición socializadora de sus alumnos, pero sí han de mejorar sus infraestructuras para poder trabajar on line con ellos y adaptar los temarios y contenidos a los mismos.

 

 

Él teletrabajo es una buena opción que ha de permitir tanto a los

empleados como a las empresas mejorar sus objetivos y por supuesto forma parte del contenido de los puestos de trabajo, siendo una opción que permitirá mejorar la dualidad familia-trabajo.

 

 

Como punto final y dada la gran voluntad de los servicios prestados por el mundo sanitario en su conjunto y por los servicios esenciales, los Gobiernos en todas sus vertientes deben aprender que los recortes sin gestión no tienen ningún sentido y ante situaciones como la actual provocan efectos totalmente adversos para la población. En este sentido otro efecto a tener en cuenta, es la inversión en investigación y desarrollo, todos los recortes en este ámbito son según un antiguo refrán “pan para hoy hambre para mañana”, la búsqueda de nuevos fármacos, nuevas tecnologías y el desarrollo de implantaciones será el diferencial en la excelencia entre los países.

 

Carlos Palet Duran

Socio fundador de Wintowinpartners.