Actualizado el 22/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Los MOOC: oportunidad y reto de la Educación Superior

Los MOOC: oportunidad y reto de la Educación Superior

Escrito por Jaume Teodoro el 15/10/2013 a las 18:30:44
3376

(Director General Tecnocampus)

Etimológicamente hablando la palabra educación del latín “educare” significa conducir de la oscuridad a la luz. Un proceso en el cual hace falta la figura de un guía (un maestro, un mentor, …) y un canal de comunicación. En el proceso de transmisión de conocimiento, la enseñanza, la forma como se presenta el conocimiento (orientaciones, interpretaciones, ejemplos, experiencias, entusiasmo, interacción …) marca la diferencia en el proceso de aprendizaje, siempre íntimo y personal. La Red, con un lenguaje propio, es capaz de configurar un sistema de aprendizaje donde el estudiante adquiere la responsabilidad de decidir, planificar, realizar y evaluar las propias decisiones de aprendizaje y el propio proceso y resultados. El estudiante se hace autoformativo, es decir gestor de la propia formación, lo que hace imprescindible en una sociedad en cambio constante y acelerado, que ser aprendices durante toda la vida. Por esto la educación, en la etapa escolar (incluyo la Universitaria), tiene que ser un periodo de preparación para la autoformación, una destreza y una actitud ante el reto del cambio que hay que asegurar que todos tengamos perfectamente lograda. 
 
 
La Universidad como institución central de la Sociedad del Conocimiento forma hoy grandes masas sociales y las prepara para vivir en una sociedad en cambio constante. Como institución educativa la formación -especialmente de los jóvenes- es la principal finalidad de la Universidad. El uso intensivo de la Red (en formatos síncronos o asíncronos) y las tecnologías de la información y la comunicación (lenguaje audiovisual, buscadores, simuladores, …) permite superar el espacio físico del aula y construir un continuo formativo que ha sido adoptado por el sistema universitario y queda marcado como prioritario dentro del Espacio Europeo de Educación Superior (conocido como Plan Bolonia). 
 
 
El uso de Internet en el sistema educativo lo encontramos como simple apoyo, como complemento o como parte lectiva del proceso de enseñanza y aprendizaje. Es especialmente interesante esto último caso, en que la Red se integra en el proceso educativo, ya sea en modalidad de formación híbrida (blended en inglés) o en modalidad de formación en línea (on-line en inglés). La modalidad blended empieza a ser común en el sistema universitario en formatos de grados y puesto-grados semi-presenciales. En muchos centros con programas de grado en esta modalidad el éxito ha sido notable y este sistema ha se ha convertido en un factor transformador del proceso de aprendizaje en todas sus modalidades, contaminando la nueva metodología a todo el sistema. La formación blended genera un continuo formativo que integra presencialidad y virtualidad, gracias a la red y gracias a un modelo pedagógico y metodológico que implica re-formatear los programas y cursos a partir de esta modalidad, con importante implicación de la institución educativa y del profesorado. Los buenos resultados logrados en los programas actuales permiten augurar un importante crecimiento de esta modalidad de formación por la simple lógica de evolución de Internet y el hecho que los jóvenes estudiantes son nativos de Internet y sienten como natural el proceso. Por su parte la modalidad de formación on-line que resulta del uso exclusivo de Internet en la educación a distancia dibuja un modelo radicalmente diferente no sólo porque la acción formativa supera la limitación del espacio adaptándose al estudiante sino porque permite acceder a un abanico amplio de conocimientos especializados distribuidos en todo el mundo y agrupados en base a potentes sistemas de interactividad en Red y los mejores especialistas, sean donde sean. En este contexto surgen los MOOC (Massive Open On-line Course) que invitan a pensar en un nuevo paradigma, que se me ocurre bautizar como el del Espacio Mundial de Educación Superior, donde el conocimiento se distribuye abiertamente en comunidades multiculturales y masivas de aprendizaje en Red en un ir y venir continuado de cursos y programaciones a escala planetaria. Efectivamente el mundo de la Educación Superior se ha visto sacudido desde la aparición de los MOOC, a partir del eco mediático del primero de ellos sobre Inteligencia artificial de la Universidad de Stanford seguido por miles de personas en todo el mundo de forma abierta, gratuita y continúa. A partir de aquí se ha sucedido multitud de iniciativas y proyectos que han hecho que el 2013 la Universidad de Harvard haya incluido los MOOC como tendencia disruptiva del año.
 
 
Plataformas MOOC como Coursera y Udacity cuentan con millones de estudiantes y programan cursos impartidos a comunidades de centenares de miles de personas en decenas de países. Los MOOC como enseñanza a distancia tienen en común su organización en cursos orientados al aprendizaje a través de Internet, de carácter masivo (número ilimitado de inscritos que a la vez aportan contenido e interaccionan) y abierto (materiales gratuitos accesibles desde la Red, a pesar de existen sistemas de monetitzación -por ejemplo pagar en caso de que se quiera un título o sistemas de marqueting de captación por otros cursos). En nuestra universidad la plataformas MOOC como MiriadaX para el espacio iberoamericano de educación son una oportunidad para participar de esta tendencia y están siguiendo cifras de crecimiento igualmente exponenciales. Dentro del ámbito de la Universitat Pompeu Fabra el Tecnocampus programó el curso Innotools sobre generación de ideas de negocio y Emprenedoria con cerca de 7.000 inscritos en continuo, mayor cifra lograda. 
 
 
Las TIC, la educación en la Red y especialmente los MOOC son claramente una oportunidad por la Universidad al aportar un cambio de paradigma ante el cual adaptarse desde su esencia como institución generadora y transmisora de conocimiento. Un paradigma que tiene que venir caracterizado por un mejor y más amplio acceso a la Educación a lo largo de la vida, auténtica garantía de los valores de la democracia y de la libertad. 
 
 
Jaume Teodoro y Sadurní 
Director General de la Fundación Tecnocampus 
 
 
Mataró, 26 de agosto de 2013.