Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Los estándares que vienen de Europa para la cualificación de los profesionales TIC

Los estándares que vienen de Europa para la cualificación de los profesionales TIC

Escrito por Luis Fernandez el 29/11/2016 a las 11:27:28
2443

(Vicepresidente de CEPIS. Profesor titular Depto. de Ciencias de la Computación (Universidad de Alcalá))

El mundo de los recursos humanos en las TIC está a las puertas de un cambio radical que en nuestro país, como es habitual, se encuentra desorientado y con pocos actores realmente implicados. Europa tiene preparado varios marcos comunes que favorecen la movilidad y la claridad en las cualificaciones de los profesionales TIC y que generan un lenguaje común para candidatos, reclutadores y formadores. La aprobación en 2016 del estándar europeo EN 16234-1 (eCF o eCompetence Framework: http://www.ecompetences.eu/) junto con la publicación en 2017 de la nueva clasificación laboral europea ESCO (https://ec.europa.eu/esco/portal/home), de obligatoria referencia para todos los servicios públicos europeos, va a marcar un punto de inflexión en todos los procesos a lo largo de los próximos años. En ambos casos, existen inventarios (a veces no totalmente compatibles) de ocupaciones y perfiles profesionales, competencias, habilidades y conocimientos que permiten modelar cualquier puesto de trabajo en TIC más allá de modas o siglas.

 

Algunos grandes actores ya están posicionándose y creando marcos competenciales basados en el eCF para sus productos (http://www.e-competence-quality.com/certification-profiles/). Esperan así aportar claridad a un panorama con más de ¡2300 certificaciones TIC de más de 160 proveedores! (sí, han leído bien, 2300 y no están todas). Lamentablemente en España se han retrasado mucho las cosas comparándonos con Italia o los Países Bajos, que hace tiempo lo tienen adoptado como estándar nacional Los actores aquí son lentos, proclives a poner barreras a otros o pensar más en sus parcelas más que a impulsar novedades que benefician y, a ellos, como impulsores los primeros. Las autoridades, como es habitual, muy pérdidas. Sin embargo, están ya listas desde hace tiempo herramientas de autoevaluación en inglés, hay proyectos (http://www.eskillsmatch.eu/) que van a conectar las evaluaciones individuales respecto de las 40 competencias de eCF (y sus 209 habilidades y conocimientos de referencia) con recomendaciones de formación.

 

El resultado es que una reciente encuesta entre profesionales sobre estos modelos y otras iniciativas europeas revelaba que el desconocimiento es masivo (http://bit.ly/encuestaeCFCouncil2016).  Pero el mundo se mueve y no espera a nadie, Ni a empleadores o reclutadores que no quieran enterarse, ni a candidatos que no entiendan los nuevos marcos ni a formadores (incluidas universidades) que no se sumen al nuevo lenguaje para demostrar las competencias y los resultados de aprendizaje que promueven con sus programas, expresados en un lenguaje común. No obstante, ya tenemos los primeros ejemplos que podemos usar como referencia de lo que viene y que se pueden ver en http://bit.ly/MapaECFMasterWeb y en http://bit.ly/MapaECFMasterProyectos.