Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. La rompedora tecnología del edge computing: Fuera lo viejo, dentro lo nuevo

La rompedora tecnología del edge computing: Fuera lo viejo, dentro lo nuevo

Escrito por Dave Russell y Rick Vanover el 11/05/2021 a las 23:01:54
1410

(Veeam)

Dave Russell,Rick Vanover

Dave Russell, (Izquierda) vicepresidente de estrategia empresarial, Veeam

Rick Vanover, (Derecha) director senior de estrategia de producto, Veeam

 

Cuando empezó la pandemia de la COVID-19 al inicio de 2020, la principal prioridad de las empresas era montar rápidamente una infraestructura de comunicaciones para compartir información que garantizase la continuidad de las operaciones hasta que el trabajo pudiera volver a la normalidad. Ha pasado un año y aún seguimos igual, por lo que las empresas se están replanteando qué es la «normalidad». Están reinventando sus prácticas comerciales y los espacios en los que trabajan, adoptando modelos más flexibles que aprovechan los beneficios de las tecnologías edge.

 

Podemos definir en líneas generales al edge computing como un modelo que acerca los recursos informáticos, de conectividad y almacenamiento de datos a las ubicaciones en las que son necesarios, ahorrando ancho de banda y acelerando el tiempo de respuesta. Las tecnologías edge potencian millones de aplicaciones de Internet de las cosas (IoT) en entornos industriales, en el sector retail, en la asistencia sanitaria y en las smart cities. Además, ya antes de 2020, los analistas esperaban un incremento adicional de la realidad virtual y el 5G en los próximos años.

 

Entonces llegó la pandemia y la necesidad de contar con tecnologías edge se aceleró de golpe. A medida que millones de trabajadores dejaron las oficinas para empezar a teletrabajar desde sitios distintos, se incrementó la presión que soportaban las redes, lo que ha creado una mayor latencia y necesidad de potencia, capacidad y almacenamiento informático que se acerca más a la «nueva» red edge.

 

No son solo los trabajadores que se conectan a Zoom lo que ocupa este nuevo edge. Los editores de vídeo que teletrabajan desde casa transmiten archivos pesados, los colegios educan a miles de estudiantes en las clases online y los médicos llevan a cabo consultas por videoconferencia en las que se suben y comparten imágenes en alta resolución. Invertir en soluciones edge que procesen los datos de forma local y permitan conexiones más fluidas evita tener que avanzar al ritmo lento de las cada vez más sobrecargadas redes públicas.

 

El resultado de todo esto: el auge del hardware, software y de las aplicaciones recomendadas para edge. Los analistas pronostican un importante crecimiento repentino de edge, que se disparará hasta alcanzar el 30 % anual, lo que supondrá 44.000 millones de dólares para el 2030.

 

A medida que las empresas aceleren las inversiones en proyectos de transformación digital, las tecnologías edge ofrecerán nuevas oportunidades para tener éxito en el mercado. Estas son algunas de las áreas en las que desempeñarán un papel importante:

 

Atención al cliente

 

Sin lugar a duda, los clientes pueden ser exigentes. Quieren poder elegir, recibir información, tener opciones intuitivas de compra, que se respete su privacidad y, en ocasiones, que les mimen. Las empresas pueden dar una mejor respuesta en las transacciones si cuentan con información y datos en el momento. Este es precisamente uno de los puntos fuertes de las aplicaciones edge.

 

Por ejemplo, los retailers pueden utilizar los dispositivos edge con funciones de almacenamiento en caché de datos de sitios web para replicar las experiencias online del cliente en el entorno físico. Pueden recopilar datos del cliente, aplicar la información obtenida de los patrones de compra, procesar conexiones en tiempo real y estar preparados para ofrecer un mejor servicio al cliente durante los momentos clave del proceso de compra.

 

Fuera de la tienda, expositores digitales que van cambiando pueden anunciar las ofertas disponibles en ese momento para animar a los clientes a que entren. Cuando los clientes entran, la red se conecta a sus dispositivos personales y accede a su historial de compra. Los clientes pueden solicitar cupones personalizados o conectar con un servicio de asesoría de compra individualizado. Dentro de la tienda habrá expositores y pantallas en puntos estratégicos mostrando ofertas promocionales basadas en los patrones de compra de cada cliente.

 

Los dependientes pueden utilizar los dispositivos digitales de ayuda para comprobar los niveles actualizados de inventario o para obtener información adicional del producto. Unas pantallas permiten encontrar los productos fácilmente y así pueden guiar a los clientes hacia los productos más adecuados para cada uno en función de sus preferencias individuales y lo que suelen elegir.

 

Seguridad

 

La proliferación de las aplicaciones de edge computing tiene ramificaciones significativas y, aparentemente, contradictorias, para la seguridad.

 

Por una parte, añadir más nodos genera más puntos vulnerables y susceptibles de sufrir un ataque. Esto forzará a los líderes de seguridad TI a reforzar sus defensas para garantizar que la información y las aplicaciones almacenadas en edge se corresponden con la fuerza que se aplica dentro del propio data center.

 

Al mismo tiempo, la naturaleza descentralizada del edge computing aporta algunos beneficios de seguridad. Si acceden a un dispositivo edge, los equipos de seguridad pueden «encapsular» fácilmente el terminal para que el ataque no se extienda a toda la red. También pueden configurar los modelos edge para conservar más datos en los terminales y limitar la cantidad de información que se envía de vuelta a la oficina. Esto aporta una capa adicional de seguridad, protegiendo al data center de las amenazas, pues es allí donde se almacenan los recursos fundamentales para el negocio.

 

Para optimizar la seguridad de un sistema potenciado por edge, las empresas necesitan implantar potentes programas de gobernanza que permitan controlar los datos que se generan, procesan y transfieren desde distintos puntos.

 

Además, dado que es complicado proteger a los dispositivos IoT, es importante que la implantación del edge computing haga hincapié en la gestión adecuada de esos dispositivos. Necesitarán establecer la aplicación de una configuración impulsada por las políticas y la seguridad informática y del almacenamiento, prestando especial atención al cifrado de los datos tanto cuando están almacenados como cuando se transfieren.

 

Si bien la seguridad edge no es un concepto nuevo, la magnitud del reto al que nos enfrentamos ha aumentado debido al auge del teletrabajo y a las aplicaciones relacionadas con IoT que tenemos on site. Solucionar estos problemas de seguridad edge será una de las principales prioridades en el 2021 y los próximos años.

 

Democratizar la tecnología

 

Gartner había señalado la democratización como una de las diez tendencias estratégicas en tecnología para las empresas en 2020. Mientras que la previsión se centraba sobre todo en compartir aún más la experiencia de ámbito técnico y comercial, también se puede incluir un incremento de la democratización del comercio, algo que es posible gracias a la expansión de las tecnologías edge.

 

La capacidad de edge de agregar, procesar y analizar datos de manera local plantea nuevas oportunidades para las iniciativas empresariales fuera de los principales centros de negocios. Resultará más barato gestionar los datos y estará disponible para un grupo más amplio de trabajadores cualificados. Los costes iniciales y de operación serán menores, creando así un incipiente mercado para novedosas iniciativas en sectores nuevos o ya existentes.

 

Esta democratización vendrá impulsada en parte por el hecho de que la sociedad está ahora optando por el teletrabajo. Las oficinas en casa crearán sus propios puntos comerciales edge individuales y las empresas establecerán hubs edge regionales para prestar servicio a un número creciente de personal y contratistas que teletrabajan. Además, los proveedores de telecomunicaciones reforzarán los hubs edge y aprovecharán la rapidez adicional que aporta el 5G para aligerar las cargas de tráfico que se están atascando en la actualidad debido a que las redes se han visto sobrecargadas.

 

La predicción de tendencias de Gartner ha previsto la aceleración de cuatro elementos clave de la democratización hasta 2023. Se trata de la democratización de datos y analíticas (las herramientas dirigidas a expertos en datos empezarán a centrarse también en la comunidad de desarrolladores profesionales), el desarrollo (herramientas IA para aprovechar las aplicaciones personalizadas), el diseño (partiendo del low-code, el fenómeno del no-code con automatización de las funciones de desarrollo de aplicaciones adicionales habilita al ciudadano desarrollador o «citizen-developer») y el conocimiento (los profesionales que no son parte del departamento TI obtendrán acceso a herramientas y sistemas expertos que les permitirán beneficiarse y aplicar destrezas especializadas que van más allá de su propia experiencia y formación).

 

Las tecnologías edge le darán el impulso necesario al comercio a partir de 2021.