Actualizado el 22/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. La gran mentira de Eurovisión

La gran mentira de Eurovisión

Escrito por Carles Martin Badell el 13/09/2022 a las 09:42:01
2281

(Director Tecnonews)

Siempre he sido un fan del festival de Eurovisión. No es que las canciones sean espectaculares ni que los cantantes sean demasiado buenos, pero la multitud de países representados y el folklore que lo envuelve encuentro que tiene su gracia.

 

Pero, antes de hablar del festival de la Canción de Eurovisión es necesario hablar de la Unión Europea de Radiodifusión, UER en francés y castellano y EBU en inglés.   

 

La UER creada en 1950 pretendía mejorar el servicio de radio y televisión mediante la colaboración, la asistencia técnica, el intercambio de contenidos y la defensa conjunta de sus intereses. Su contraparte fue la Organización Internacional de Radio y Televisión, vigente en Europa del Este y que existió desde 1946 hasta 1993 que fue absorbida por la UER.

 

Entre sus funciones, la UER organiza intercambios de programas, estimula y coordina las coproducciones, negocia los derechos de difusión de retransmisiones, participa en el desarrollo de nuevas tecnologías y presta numerosos servicios complementarios. Gestiona dos redes globales de comunicación.

 

Los más populares son el Festival de la Canción de Eurovisión (Eurovision Song Contest), un concurso musical organizado por la propia UER desde 1956 y su versión infantil, el Festival de la Canción de Eurovisión Junior, organizado desde 2003. El otro programa más difundido es el Concierto de Año Nuevo de Viena (ORF). Desde 2014 retransmite los debates electorales entre los candidatos a presidir la Comisión Europea.

 

El objetivo de la UER era retransmitir el festival a todos los países simultáneamente y como no existían satélites se hizo a través de microondas (Fuente Wikipedia).

 

El primer festival de la canción de Eurovisión tuvo lugar en Lugano el 24 de mayo de 1956. Participaron 7 países (Alemania Occidental, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Suiza la anfitriona.

 

Cierto es que a partir de la ampliación a los países del este y la inclusión de los jurados populares los resultados son impredecibles. No solo esto sino que las “masas” pueden manipular los resultados. Los colectivos “activistas” por una causa u otra se orientan voluntariamente o involuntariamente y mueven los resultados en una dirección.

 

Los colectivos LGTBI hicieron vencedoras a  Conchita Wurst en 2014 o la cantante israelí Dana Internacional en 1998.

 

Este año la guerra de Ucrania, además de dejar a Rusia y Bielorusia fuera del festival, Ucrania ha sido la vencedora. De nuevo además de la posible solidaridad, los colectivos se han movilizados para votar. Los jurados profesionales dieron como vencedora al Reino Unido y después a España. Ucrania en la votación popular desplazó a las dos primeras. Si pensamos en términos de solidaridad entiendo que tiene una parte de voto, sin embargo el colectivo de refugiados en muchos países europeos creo que actuó de forma contundente.

 

El próximo año si se celebra el festival (y si Putin, Pelosi y los Xi Jinping nos dejan) miren las votaciones en términos de colectivos y después… valoren las canciones.