Actualizado el 25/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. La esencia de la nación moderna

La esencia de la nación moderna

Escrito por Albert A. Martin Mestre el 30/10/2012 a las 23:41:45
2657

Según un muy interesante artículo escrito recientemente por el periodista Salvador Cardús i Ros y publicado en La Vanguardia, cuando el ministro Wert afirmó que la escuela catalana tenía que ser españolizada, se equivocaba.


Lo más atractivo en las palabras del articulista no era la consideración de la frase desde un punto de vista ideológico, para el escritor lo condenable era lo desacertado del Ministro en el instante de comprender la realidad.

 

Wert espetó la ya archiconocida sentencia y todos los medios catalanes y algunos españoles se le lanzaron al cuello afirmando que este tipo de actitudes estaban más cerca de teorías políticas que cuentan poco con la libertad que de la democracia.

 

De todos modos ¿tiene mucho sentido creer a día de hoy que es la escuela quién debe españolizar a los niñitos catalanes? Sin duda el Ministro poco entiende lo que acontece en el 2012 si cree que el cole es el pilar de la nación.

 

En otros tiempos la iglesia, los sindicatos en algunos países, los equipos de futbol u otras instituciones, fueron la piedra angular de la tendencia nacional que un país tomaba. Incluso, esa escuela a la que el ministro quiere españolizar, fue en época franquista el centro de toda una educación en favor de España.

 

De todos modos a día de hoy una nueva ficha ha entrado en juego: la red. ¿Es posible españolizar el internet que miran esos niños que viven en Catalunya? Ese es el verdadero kit de la cuestión que Salvador Cardús se plantea y del cual queremos hacernos eco.

 

Vivimos en un mundo en el que los menores pasan aproximadamente una media de tres horas al día en frente de los dispositivos audiovisuales (televisión, tabletas, consolas, smartphone...) En la escuela éstos pasan una media de ocho horas. Deberíamos creer, basándonos en la relación de tiempo, que la escuela tiene mucha más importancia. Sin embargo las NNTT, para bien y para mal, son como el agua entrando dentro de una esponja.   ¿Cuántos preadolescentes se pasan el patio con su teléfono?

 

¿Cuántos maestros emplean la tecnología para sus clases?

 

Las NNTT son probablemente un eje igual o más nacionalizador que la escuela. ¿Tendremos que oír al Ministro afirmar que va a españolizar las redes, el ciberespacio o los smartphones catalanes? Conociendo al personaje, no parece nada descabellado.