Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¿Hablamos de “talento” en la escuela?

¿Hablamos de “talento” en la escuela?

Escrito por Carles Palet Durán el 21/04/2015 a las 20:41:42
2805

(Presidente de AECOP Catalunya)

En los últimos tiempos se está hablando en muchos medios del “talento”, como una necesidad imperiosa para lograr el “éxito” de nuestras empresas en medio de la crisis más profunda que ha vivido nuestra sociedad en los últimos años (2007-2016?).

 

La pregunta consiguiente; ¿Hemos aprendido la lección, sabemos cuales son las prioridades para que no se vuelva a repetir?, en mi opinión, seguramente equivocada, es que de ninguna forma estamos aplicando los remedios para que en caso de que logremos salir de ésta no caigamos en la próxima.

 

Empezaré por el principio, nuestras escuelas, donde empieza el aprendizaje para encarar el futuro de nuestros ciudadanos:

 

 ¿Cuántos planes de estudio ha habido en la últimos treinta años de democracia?, uno por gobierno y con la aplicación particular por parte de las autonomías.

 

¿Cuántos recortes han aplicado todos los gobiernos, tanto el Central como el autonómico?, han logrado recuperar un dicho muy antiguo, “ganas menos que un maestro/a de escuela”, y después les pedimos dedicación total y que estén motivados para formar a los nuevos y futuros ciudadanos.

 

¿Cuántos Padres se han implicado directamente en la formación de sus hijos?, han hecho también famoso un refrán, “el tiempo es oro” y no lo disponen, en general, para conjuntamente con los profesores poder transmitir los valores que marcaran el futuro de sus hijos, claro eso requiere tiempo, dedicación y estar muy encima de ellos.

 

¿Estamos seguros de que la formación que en estos momentos aplicamos, es la idónea para lograr el objetivo de obtener personas capaces de enfrentarse al futuro incierto que les espera?.

 

Con este preámbulo ya no entro en la segunda parte de la formación que sería tanto la media como la superior, sin tener en cuenta el porcentaje de “fracaso escolar” de nuestro país que es de los más altos de Europa.

 

Cuando llegamos a la etapa profesional, para poder ocupar un puesto de trabajo en cualquier empresa nos hablan del “talento”, palabra que según quien la interprete abarca cualquier tipo de definición, pero que por supuesto no hemos conocido ni en la enseñanza básica, ni en la media, ni en la superior.

 

Nos hablan de aptitudes (lo que sabemos y podemos hacer), de actitudes (como lo hacemos) y de inteligencia emocional (capacidades intrínsecas que tiene las personas), por supuesto relacionado con los valores ( que hemos consolidado en nuestro entorno; familia, profesores, amigos, etc.). Si esto es lo que nos exigen las empresas para poder lograr un puesto de trabajo, quizás sería conveniente trabajar todos estos temas desde la escuela hasta la universidad y dejarse de cambiar los planes de estudio por este o aquel Ministro que parece que tenga la varita mágica para mejorar la enseñanza.

 

Otro de los aprendizajes que exigen las empresas es “el trabajo en equipo”, que como es habitual se aplica más a los deportes, aunque si repasamos nuestra lista de Campeones de Mundo de este Pais, veremos que casi todos ellos son productos individuales; Rafa Nadal, Fernando Alonso, Kyliam Jornet, Carlos Sainz, Nani Roma, Ona Carbonell, Laia Tarres y un largo etcétera de mujeres y hombres que con esfuerzo y preparación lo han logrado.

 

Quizás deberíamos fomentar algunas asignaturas que fuesen realmente trabajadas y puntuadas por la acción de un equipo de cuatro o cinco personas, en este sentido los “simuladores de negocio”, constituyen una magnifica herramienta de cohesión y aprendizaje. Confucio dijo “ Escucho y olvido….Veo y recuerdo,,,,,  Hago y entiendo….”, el principio de los simuladores es trabajar en equipo desarrollando y gestionando un negocio durante varios años fiscales, ganando el equipo que mayor valor obtiene para el Accionista.

 

La aportación de las competencias necesarias tiene que ver con trabajar en equipo, escucha activa, negociación, estrategia y toma de decisiones entre otras, además de efectuar un aprendizaje sobre gestión virtual de una Compañía, !DIVIRTIENDOSE¡ Esta claro que no se puede aplicar en la enseñanza primaria, pero si sería muy conveniente para el resto de enseñanzas. Este puede ser uno de los métodos a introducir para no seguir haciendo lo mismo que hace un siglo hacíamos.

 

Creo que tenemos un gran reto delante nuestro y no es fácil de abordar, pero debemos cambiar los enfoques actuales si queremos estar preparados para afrontar la próxima “crisis”.

Carles Palet Durán