Actualizado el 06/04/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Geopolítica en Internet, cambio de Propietarios

Geopolítica en Internet, cambio de Propietarios

Escrito por Jordi Iparraguirre el 02/11/2016 a las 18:07:49
1675

(Consultor en Minería de Datos, Business Intelligence y Privacidad)

El pasado 1 de octubre el Departamento de Comercio de los EE.UU dejó extinguir el contrato que la NTIA  tenía con ICANN según el cual delegaba en ICANN la gestión de la función IANA y se reservaba su supervisión.

 

IANA (Internet Assigned Numbers Authority) es la responsable del funcionamiento del DNS (que traduce los dominios a direcciones IP) y todo lo que está relacionado con esto: nuevos dominios genéricos, políticas de las bases de datos Whois que listan los titulares de los dominios, etc. También reparte las direcciones IP, asigna y guarda la lista de nombres de los puertos y de los AS que permiten encaminar las conexiones en la Red, y mantiene la base de datos de las zonas horarias. Es decir, gestiona y hace funcionar la sala de máquinas de Internet. 

 

El 14 de marzo de 2014 la NTIA comunicó que podría dejar la supervisión de la función IANA en manos de la comunidad de Internet <http://www.ntia.doc.gov/press-release/2014/ntia-announces-intent-transition-key-internet-domain-name-functions> si se cumplían ciertas condiciones. 

 

Esta "generosa" acción era la respuesta política al frente que algunos países, como por ejemplo Rusia, China, Arabia Saudita y otros, iban desplegando para conseguir un mayor control gubernamental y tener así más influencia en la gestión de la infraestructura lógica de Internet. Y contra las ambiciones de control nada mejor que más transparencia y apertura. 

 

Desde el mismo momento del anuncio la comunidad ICANN se organizó en grupos de trabajo para  ver cómo y de qué manera podría presentar una propuesta a la NTIA. Después de dos años de trabajo de todas las partes implicadas i interesadas en la gestión del DNS, IETF, ISOC, los grupos  constituyentes de ICANN -GAC incluido-, etc consiguieron acordar una propuesta final que fue presentada a la NTIA el 10 de marzo de 2016 <https://www.icann.org/stewardship>. En total se estiman unas 26.000 horas de trabajo dedicadas al desarrollo de la propuesta y se cuentan más de 33.000 correos intercambiados en las listas y más de 600 reuniones y teleconferencias.
<http://www.ntia.doc.gov/blog/2016/reviewing-iana-transition-proposal>

 

La NTIA aceptó la propuesta presentada por la comunidad ICANN <http://www.ntia.doc.gov/blog/2016/update-iana-transition> y el nuevo acuerdo debía entrar vigor el pasado 1 de octubre. Pero algunos senadores de los EE.UU, Ted Cruz como su principal exponente, se opusieron esgrimiendo que con este paso los EE.UU regalaban el control de Internet a Irán China y Rusia. Incluso se celebró un “hearing” en el Senado  <http://www.judiciary.senate.gov/meetings/protecting-internet-freedom-implications-of-ending-us-oversight-of-the-internet> de los EE.UU. Lamentablemente el tema se usó políticamente pues o Cruz &y Cía, o no se habían leído ni entendido la propuesta (lo dudo mucho) o aprovecharon la ocasión para tergiversar el tema y usarlo como arma política. La Comunidad respondió con rapidez y contundencia a nivel político y con argumentos, como por ejemplo los de Kleinwächter <http://www.circleid.com/posts/20160921_breaking_nonsense_ted_cruz_iana_transition_and_irony_of_life/>  o Neylon <http://www.circleid.com/posts/20160908_cruz_crusade_against_iana_transition_continues_with_senate_hearing/> desmontando los argumentos de Cruz. Finalmente el punto de bloqueo de la transición se retiró del orden del día en el Senado y se daba luz verde a la transición. Pero incluso así, el día antes, 4 estados presentaron recurso que fue rápidamente desestimado por un juez federal.

 

Que la función IANA recaiga sobre ICANN en lugar de hacerlo sobre la ITU o una agencia de las Naciones Unidas, ambas entornos exclusivamente gubernamentales, es garantía de más diversidad y menos control estatal (ya muy presente y a veces asfixiante). Y aunque el GAC d'ICANN (Governmental Advisory Committee) cada vez quiere ser menos "advisory" y más "compulsory", el modelo de gobernanza MSH de ICANN es infinitamente más abierto y plural de los que sería con cualquier otra opción. El model de gobenanza MSH (Multi-stakeholder o de múltiples partes interesadas) se basa en la participación de igual a igual entre todas las partes. El debate es más largo pero los acuerdos son mucho más sólidos y aceptados por todos. De hecho, en un modelo MSH cualquiera de nosotros puede participar en los grupos de trabajo y presentarnos para servir y participar en la coordinación y dirección de los mismos o de los grupos constituyentes de ICANN, individualmente o por ejemplo a través de entidades como ISOC-CAT .

 

La gobernanza según el modelo MSH aplicado en ICANN ha demostrado durante bastantes años su buen hacer para la gestión de éste gran Común Digital que es la infraestructura lógica de Internet . Y sin caer en la tragedia de Hardin. Con éste paso la NTIA ha dado el visto-bueno definitivo a la autogestión y autoregulación de Internet según el modelo de gobernanza MSH. 

 

La NTIA ha jugado hábilmente las cartas políticas cediendo la supervisión y desligándola del gobierno de los EE.UU. Desmonta así el frente de presiones de algunos países que quieren aplicar sobre la red tanto o más control como el que ya aplican en sus países. ICANN y la función IANA se desvincula de la NTIA y pasa a ser autogestionada por la comunidad que incluye a todas las partes interesadas. Se opta por un modelo de trabajo y pacto, el MSH, que aleja las pretensiones de control estatal de ésta infraestructura crítica de Internet.  

 

Hoy, la comunidad ICANN tiene ya suficiente historia como para haber creado una cultura y hábitos alrededor del model MSH que serán difíciles de alterar ante las pretensiones de algunos estados. Aún y así hará falta seguir con atención la evolución del rol del GAC -los representantes de los estados- en ICANN. En cualquier caso nos encontramos ante un momento muy importante tanto por lo referente a la gestión de la infraestructura lógica de Internet como por la cultura política y el modelo de gestión de éste Común global. 

 

Pero la partida todavía no ha terminado. Todos vemos los esfuerzos que los estados están haciendo para controlar lo que se dice y cómo usamos Internet y controlar, más, la Red. Temas como la neutralidad de la red, la libertad de expresión, la privacidad, el derecho al honor, el ciberbullyng, la delincuencia digital o la seguridad, también a través del cifrado, son y seguirán siendo temas muy importantes en los próximos años. Continuará...