Actualizado el 31/03/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Emprender: una reflexión y una propuesta 1/2

Emprender: una reflexión y una propuesta 1/2

Escrito por Alexandre Blasi el 21/11/2017 a las 12:37:04
1465

(President de Mutua Intercomarcal)

Hoy por hoy emprender parece ser el verbo de moda. No hay discurso de político que en algún momento no hable de innovación y de emprender. No hay universidad ni organización empresarial que se precie que no hable de lo mismo. Cada semana hay varios artículos sobre el tema en los periódicos generalistas. Se habla de disponer de los recursos suficientes… no sé lo que quiere decir suficientes porque para algunas personas su interpretación es que es un valor infinito por un tiempo indeterminado… en alguna presentación he oído a un investigador de ámbito universitario pedir que se le resuelvan los temas económicos mientras que otro emprendedor de ámbito privado indicaba que consumía el 70% de su tiempo buscando los recursos económicos para asegurar la continuidad de su empresa.  Hay miles de artículos y de posiciones distintas ¿Dónde está la buena respuesta? No lo sé, pero hago unos apuntes y una propuesta a continuación.

 

Tengo una recopilación de frases preferidas que utilizo como referencia personal para estructurar el razonamiento

  • El hambre agudiza el ingenio
  • En una organización (puede ser empresa o país) el que no suma resta
  • Diversificar el riesgo entre el corto, medio y largo plazo es una garantía más segura de recuperación de la inversión
  • Tecnología es el cómo (la forma) en que hacemos las cosas (productos o servicios) - P. Drucker
  • All life is problem solving de Karl Popper. En el texto asocia problema a valores al decir que el que tiene valores tiene problemas.

 

¿Cómo podemos entender el crecimiento y desarrollo  de China, o la aparición de empresas como Apple o Samsung y la desaparición de otras con mayor historia? Seguramente la acomodación de las personas y de las sociedades explica en gran parte este declive de las organizaciones más avanzadas del mismo modo como lo explica la desaparición de grandes imperios políticos o económicos y como la necesidad (por ejemplo el hambre) impulsa a otros a superarse.

 

En mi vida profesional he participado en distintos centros de I+D tanto públicos como privados en distintas posiciones de investigador a director del centro. Las experiencias son varias aunque siempre en el campo de la aplicación industrial y ninguna el de la investigación básica. En algún momento he tenido que sobrevivir con un directivo que decía en tono devaluador que los de I+D éramos los de “investigación y venga rollo”. La última experiencia en el campo de la investigación terminó por los pocos recursos disponibles (especialmente económicos) y por la  oposición frontal de las áreas operativas y financiera.  Entiendo las dificultades a las que se enfrentan los hombres y mujeres de I+D pero por haber ocupado posiciones de dirección general también veo la necesidad de que los centros de I+D aporten valor y que se aprovechen los recursos que se les asignan en forma de creación de puestos de trabajo y de organizaciones que aseguren el retorno de la inversión a la sociedad a corto, medio y largo plazo y principalmente a largo por difuso.

 

Me es difícil entender que las inversiones que hacemos en nuestro país no den mayor resultado en la creación de empresas. No discuto la necesidad de la investigación básica. Me preocupa que muy poca de la investigación no llegue al mercado y que presente en muy pocos casos el retorno de la inversión. Da la impresión de que estamos trabajando por impulsos sin coordinación ni planificación, del trabajo, de inversiones, y en particular en áreas prioritarias y concretas con visión de corto, medio y largo plazo. Es particularmente grave en el ámbito industrial, que es el que llega a la mayoría de los ámbitos sociales, crea sinergias de investigación, apoya la creación de pequeñas empresas y el desarrollo de medianas, contrata servicios, tiene el mayor alcance local en su ámbito de instalación,…, e impulsa el emprendimiento.

 

Uno de los deportes favoritos es decir a los demás lo que tienen que hacer. No voy a hacerlo. Creo que los veteranos junto con los que todavía no lo son tenemos mucho que aportar codo a codo con los más jóvenes.

 

Mi propuesta en distintos foros es que nos reunamos algunos empresarios y profesionales de un determinado sector industrial, que analicemos las empresas que están en dificultades dentro del ámbito económico de los bancos y de la Administración, en un entorno industrial y propongamos y ejecutemos un plan de trabajo. Este plan debe partir de la iniciativa privada y contar con la presencia, pero no la intervención directa, de la Administración, los sindicatos, con la alineación y contribución de la Universidad en este esfuerzo. Voy a continuar insistiendo en este sentido con el deseo de participar activamente y no como espectador.