Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¡El siguiente!

¡El siguiente!

Escrito por Rosa Martinez el 06/10/2015 a las 20:10:12
3095

(CEO Velvethut)

Los negocios promovidos por las nuevas tecnologías e internet han venido para quedarse. Su impacto ha trascendido mucho más allá del mundo puramente online transformando completamente negocios típicamente offline. Todo comenzó con los contenidos y la música, pero otros como el transporte, alojamiento vacacional y la comida han ido detrás. La limpieza doméstica es el siguiente en la cola.

 

Internet se ha convertido en el mejor mecanismo para emparejar oferta y demanda. Los nuevos canales de venta online permiten un contacto mucho más directo con los clientes en todo el ciclo de venta, desde los pasos exploratorios iniciales hasta la post venta, incluyendo el producto/servicio percibido. Nuevos modelos de negocio transforman los servicios  tradicionales, ofreciendo lo mismo pero de forma mucho más flexible, personalizable, y sobre todo, sencilla.

 

Una nueva oleada de empresas están aparecido, apalancándose sobre el mundo online, tratando de cambiar y simplificar las relaciones entre empresa y cliente. Transformar un negocio es el principal estímulo de estas compañías innovadoras.

 

El primero, y probablemente más afectado por la transformación digital, es la industria de la música. Prácticamente toda la música existente está a varios clics de distancia, pulverizando los costes de distribución y los ingresos de la industria. Apple y su servicio de venta de canciones a través de iTunes supuso un hito en la industria, permitiendo adquirir directamente desde casa canciones de forma individual. Actualmente Spotify, valorada en 8.000 millones de dólares y hasta ahora rey del modelo de negocio basado en la música en streaming, ha tenido que realizar una nueva ronda de financiación preparándose para una guerra con el servicio homologo que pretende sacar la compañía de la manzana: la batalla promete ser emocionante.

 

En el sector del transporte de personas dos empresas han supuesto un golpe de efecto: Uber y BlablaCar. El primero pone en contacto  conductores y viajeros para realizar trayectos urbanos, prometiendo ser “Mejor, más rápido y más barato que un Taxi”, el segundo pone en contacto personas para que puedan compartir los gastos de un trayecto.

 

Sin embargo, estos ejemplos de economías colaborativas no siempre son del agrado de todos, tal como hemos podido comprobar con Uber y los miles de taxistas manifestándose en contra del servicio por competencia desleal en Europa, y que finalmente ha llevado a que el servicio se haya prohibido en España, Francia y Alemania. Las barreras legales parecen no preocupar a los inversores de la compañía que ya alcanza una valoración cercana a los 50.000 millones de dólares. , sin embargo, otras aplicaciones como Hailo o MyTaxi han sido ampliamente aceptadas tanto por los Taxis como los clientes como nuevas alternativas que mejoran la experiencia de usuario

 

Este escepticismo hacia nuevos jugadores que intentan conquistar un trozo del pastel explotando las oportunidades ofrecidas por las nuevas tecnologías, se ha extendido también al sector hotelero. Empresas hoteleras de todo el mundo han mostrado su preocupación hacia Airbnb, pionero de la economía colaborativa para el alquiler de pisos vacacionales. Recientemente en España, el sector ha denunciado que modelos de negocio como el de Airbnb le cuesta 800 millones de euros a hacienda.

 

No obstante, las plataformas software no siempre son rechazas por las empresas establecidas. Un buen ejemplo es el sector de la restauración, donde La Nevera Roja y Just Eat  han aparecido para potenciar la comida a domicilio, anteriormente restringida a la entrega de pizzas y de comida china para ver los partidos de futbol. El servicio permite pedir comida a domicilio de forma absolutamente flexible y con una variedad enorme de restaurantes. Una de claves de su éxito es que ganan todos los participantes incluidos los restaurantes que han aumentado su facturación hasta un 25%.

 

Tras la música, transporte, alojamiento y comida, el mundo de la tecnología ha puesto sufoco en el sector de la limpieza doméstica. El sector de los servicios de limpieza se encuentra en un momento clave en la adaptación de su actividad a la evolución del mercado y de la sociedad. El mercado de los servicios del hogar es un mercado muy fragmentado con gran predominancia del mercado negro, con una creciente presión por parte de los consumidores por proveer servicios de calidad, seguridad legal y sobretodo, con mayor flexibilidad.

 

Y ahora la pregunta es: ¿Quién es el siguiente? ¿Qué mercado será el próximo influenciado por la ola de la tecnología? El sector de los servicios al hogar parece bien posicionado para ponerse a la cola. Es un mercado tremendamente fragmentado, dominado por el mercado negro y donde las empresas tradicionales de limpieza no disponen de la infraestructura tecnológica necesaria para disponer visibilidad online o proporcionar servicios con la flexibilidad y la sencillez demanda por los clientes.

 

En los últimos meses, algunas empresas conscientes de la situación, se han posicionado en el sector de la limpieza a través de plataformas tecnológicas desarrolladas para prestar servicios a través de internet. Algunos ejemplos son Helpling, Wayook, esLife o Velvethut, que con el objetivo de potenciar la experiencia de usuario permiten la contratación de los servicios de forma sencilla y bajo demanda, con absoluta libertad.

 

En el sector de los servicios al hogar, al igual que ocurre en el de transporte, también podemos entrever distintas posiciones respecto a la industria existente. Empresas como Helpling han surgido como una nueva alternativa independiente al sector tradicional de limpieza, planteando una propuesta de valor de Velvethut.

 

Velvethut, a diferencia de otras nuevas empresas en el sector de la limpieza doméstica, apuesta por ir de la mano con la industria tradicional consiguiente un beneficio doble: asegurar que dispone de los mejores profesionales para poder ofrecer un servicio de la máxima calidad y lograr un crecimiento sostenible y escalable geográficamente mediante acuerdos con las principales empresas en cada localidad. Velvethut ya está operativo en Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Tarragona, Pontevedra, Fuerteventura y Zaragoza, fruto de sendos acuerdos de colaboración con las empresas Pulimpser, Limpresa, Sumynet, Cavimar, Renove, Servimap, Fermar, MC, TLC y Meset.

 

Queda demostrado que los jugadores que tradicionalmente parecían inamovibles ahora han sido cambiados y actualizados para el beneficio de todos. Se han adaptado a la era tecnológica y lo han hecho de manera óptima. Ofrecen una excelente experiencia al cliente, mejorando la flexibilidad, la sencillez y creando una relación más directa entre el proveedor y el cliente.

 

“Uber, la compañía de taxis más grande del mundo no tiene ningún vehículo, Facebook la empresa de medios más popular no crea ningún contenido, Alibaba, el minorista con mayor valoración no dispone de inventario y Airbnb, la empresa de acomodación más grande no dispone propiedades.”

Tom Goodwin