Actualizado el 26/02/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. El 2020

El 2020

Escrito por Ramon Altadill el 30/03/2020 a las 17:49:08
1811

(Director Comercial de Electrorecycling S.A)

No le quiero dar el nombre al articulo del bicho, no señor, el ha venido y las consecuencias serán tremendas, pero las reacciones, el nuevo mundo que quedará, pero él, ya no tendrá ningún protagonismo, el podrá volver, se podrá manifestar, pero estaremos preparados, bien estaremos preparados todos menos unos cuantos cientos de miles que no habrán resistido su primer gran envite, y nos habrán dejado, pero ese duro precio, nos llevará a reflexionar.

 

En mi caso otras noticias, y la propia edad en que empecé esta década, harán que mis reflexiones sean especialmente profundas. Tal parece que el impresentable “bicho”, hubiera calculado el momento de su puesta en escena.

 

Ya en los inicios de cómo enfrentarse a él, ha provocado diferentes planteamientos para atacarlo, grandes potencias han optado por desafiarlo con indiferencia y ninguneando el alcance devastador de sus efectos, otros con disciplina, parece ser que han salido airosos, o eso nos hacen creer. Pero ya habrá científicos que hablarán de él, de cómo se debía haber actuado, y el tiempo pondrá a todos y cada uno de nuestros gobernantes en el lugar que habrán merecido.

 

Es de esperar, que las consecuencias nos llevarán grandes cambios, hemos recuperado familia, amigos, colaboradores, personas que nos importaban y no sabemos porque dejamos de relacionarnos, hemos aprendido a manejar mejor todas las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías, hemos aprendido a manejar Skype, Hangoust meet, Zoom, Face Time, etc., empezamos valorando, nuestro modelo de vida, nuestro empleo, nuestro salario, ahora en mitad del confinamiento, y a la vista de los decepcionantes resultados, empezamos a priorizar la vida, la salud propia y la de todos, si alguien se enferma nos puede enfermar a nosotros, somos todos que hemos de seguir sanos. En nuestro trabajo o teletrabajo, hemos tenido que tomar decisiones que nos colocan en este disparadero, cerrar todo, o asumir riesgos, exponer a terceros por cuidar un cliente que no ha sido contundente, y ha dejado en la duda si es imprescindible o no lo que tú haces.

 

Las respuestas de los que te llaman por trabajo, utilizan un lenguaje, principalmente afectuoso, deben pedirte un esfuerzo, en un momento que te planteas un ERTE, debes mantener un grupo de héroes que deberán mantener lo poco que nos entren por la puerta, posiblemente el Domingo (servicios no esenciales), nos dirán que no sigamos realizando trabajo alguno, luego se generaran necesidades, y finalmente esperemos nos incorporemos en el mejor momento, en el que el bicho éste vencido, y en el que nuestro modelo económico se pueda recuperar, quizás el año está perdido, pero no demasiado, pero nos habremos salvado de un sujeto voraz que nos ha diezmado, y especialmente con nuestros mayores.

 

Quizás llegara el momento de pasar el testigo a los jóvenes, que habrán visto lo que no se debe hacer, quizás habrá que redefinir como debemos formalizar nuestra permanencia a un colectivo como Europa, que no ha existido como un grupo unido, como nuestra generación, estando en activo, debemos aceptar ceder el paso, porque es evidente que la generación que gobierna, no ha estado a la altura, como los que se han ido, de nuestra Europa, que  proyectaron una propuesta que salvará el aspecto financiero, aceptando el duro precio de las vidas de nuestros padres.

 

Tengo mis dudas de si al menos hemos sabido preparar a nuestros hijos para que lo hagan mejor, pero ahora les hemos enseñado lo que no se debe hacer, como hemos jugado con la sanidad, como hemos despreciado el medio ambiente, como hemos vivido de espaldas a las energías renovables, cobrándole tributos al sol, como no hemos entendido que en el mundo estamos todos, y como el bicho se ha repartido a una velocidad prodigiosa, segando vidas sin atender a rangos, ni economías, tal parece que la tierra nos ha querido dar una lección, como haremos este cambio, como nos apartaremos para dejar paso, será lo bueno que nos queda por hacer a nuestra generación.