Actualizado el 03/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Desde la nube, el futuro se ve mucho mejor

Desde la nube, el futuro se ve mucho mejor

Escrito por Ferran Serrano el 01/06/2011 a las 20:49:50
2986

(Director de Marketing y Comunicación de T-Systems Iberia)

Si echamos la vista atrás es evidente que, en los últimos años, hemos experimentando una serie de cambios en los hábitos y formas de vida a los que estábamos acostumbrados. En una época complicada como la que estamos atravesando en la actualidad, es cuando las grandes ideas tienen la posibilidad de demostrar su valía y este será, sin duda, el caso del Cloud Computing.

 


Este término está cobrando cada vez más protagonismo en los medios y en debates entre expertos. Y no sólo dentro del sector TIC, sino también fuera de él, como puede ser en el ámbito empresarial. La nube es vista con muy buenos ojos por los empresarios, tanto por las posibilidades que ofrece para su negocio como por las ventajas de las que pueden beneficiarse. Una de las grandes motivaciones que les hacen apostar por este tipo de servicios en la Nube es el ahorro de costes que conlleva su implantación. Este recorte viene dado porque los usuarios no necesitan invertir ni en hardware, ni en licencias, ni en sistemas operativos. El cliente solo paga por el uso de un servicio adaptado a sus necesidades. Subirse a la Nube es un paso importante que permite disminuir los gastos fijos de las empresas para convertirlos en gastos variables, además de no tener que asumir los riesgos de invertir grandes sumas de dinero en aplicaciones, al mismo tiempo que permite a la compañía centrarse en su core business.
 

 

Parte del éxito del Cloud Computing reside también en su capacidad de democratizar las infraestructuras tecnológicas, poniéndolas al servicio de todo tipo de empresas, ya sean grandes, medianas o pequeñas, con unos precios muy competitivos. Tal es la relevancia que está cobrando la Nube en nuestro país que, por ejemplo, según el último estudio elaborado por Dynamic Markets, el 77% de las PYMES españolas ya cuentan con su infraestructura en la Nube. Esta cifra demuestra que cada vez más se apuesta por este tipo de servicios, situándonos por encima de la media europea -60%- y bastante por delante de otros países como Holanda o Reino Unido -41% y 48% respectivamente-.
 

 

Hay que decir también que el secreto de este modelo de servicio no es sólo el ahorro de costes. Este contexto de constante cambio que estamos viviendo nos lleva a necesitar –y a demandar- servicios que vayan orientados hacia la virtualización de los puestos de trabajo de las empresas. Cada vez viajamos más y trabajamos en entornos más globalizados, un hecho que gracias a la Nube podemos solventar ya que nos permite ocuparnos de nuestras actividades desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.

 


De este modo, podemos afirmar que el Cloud Computing se ha convertido en una revolución dentro y fuera del mundo de las nuevas tecnologías, ya que va un paso por delante de los tiempos que corren. La Nube ha conseguido llevar la innovación a todas las compañías sin que ello suponga tener que hacer una inversión sacrificada. Al mismo tiempo que las empresas se centran en la productividad de su negocio, el Cloud Computing les abre las puertas para generar nuevas oportunidades de negocio y de desarrollo empresarial.
 

 

Además, las perspectivas a medio y largo plazo del Cloud Computing en nuestro país son muy positivas. Según datos del último estudio elaborado por el CEBR, la Nube aportará más de 110.000 millones de euros a la economía española hasta 2015, y cifra en unos 392.000 los puestos de trabajo, directos e indirectos, que generará este modelo hasta entonces en nuestro país.

 


A corto plazo, los datos del último informe de IDC sobre este mercado también afirman que este año el Cloud Computing se consolidará en España al alcanzar los 217 millones de euros, que representa un 42% más respecto a 2010.
 

 

Por tanto, podemos decir que la implantación de la Nube está cogiendo fuerza en España y que su crecimiento es, sin duda, imparable.