Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. De la generación NI-NI a una pléyade de doctorandos e investigadores

De la generación NI-NI a una pléyade de doctorandos e investigadores

Escrito por Josep Mompin el 09/02/2011 a las 00:43:10
2714

(Presidente de Honor de la Asociación Iberoamericana de Periodistas Especializados y Técnicos (AIPET))

España sigue siendo país de contrastes. De una generación Ni-NI (ni estudia ni trabaja), de los que sólo en Cataluña (con 7,5 millones de personas) hay 154.000, de edades comprendidas entre los 18 y 24 años; es decir, el 23% de la juventud de esa franja de edad, pasamos a una nurtrida generación de universitarios bien formados. Actualmente en España hay 77 universidades, de las cuales 50 son públicas. También hay 80 parques científicos y tecnológicos, con gran cantidad de institutos de investigación: en biotecnología, genómica, biomedicina, nanotecnología, energías alternativas, aeroespacial, alimentación, fotónica, telecomunicaciones, química, supercomputación, etc.etc.

 


Sin embargo, el esfuerzo realizado en los últimos años no es suficiente. Sigue la fuga de “cerebros” hacia países donde los doctores ingenieros son mejor considerados socialmente, y retribuidos convenientemente. Ayer  (25 de enero) vi el programa de TV1 titulado “españoles en el mundo”, y en esta ocasión entrevistaron a numerosos españoles que viven y trabajan en Munich: la mayor parte eran jóvenes ingenieros de telecomunicación o industriales. Estaban encantados de trabajar/investigar en Alemania. Esto, unido a la oferta que acaba de hacer Angela Merkel, canciller alemana, ofreciendo 800.000 puestos de trabajo cualificados  a españoles y portugueses, me hace temer que una buena parte de nuestros  ingenieros y doctores ingenieros - de los que hay escasez de vocaciones -, que con tanto esfuerzo económico está formando España, sirva para que se beneficie la industria alemana, la americana o la de cualquier otro país que ofrezca buenas perspectivas profesionales a nuestros titulados. Y este fenómeno está ocurriendo también en países latinoamericanos como México, Argentina, Chile….
 

 

Irlanda, país que durante años estuvo a la cabeza de las inversiones extranjeras en materia de nuevas tecnologías, ahora inmerso en una crisis económica importante, y que ha sido  “intervenida” por la Unión Europea, vio la “fuga” de 45.000 ingenieros durante 2010, y se pronostica una diáspora de otros 250.000 ingenieros e investigadores a lo largo de 2011.
 

 

El Doctor Ingeniero de Telecomunicación, Mateo Valero, uno de los 25 científicos más destacados que hay en España, y con reconocimiento mundial en arquitectura de computadores, es director y fundador del Centro Nacional de Supercomputación y su supercomputador MareNostrum. Pues bien, Valero que ha conseguido reunir en este centro a más de 300 investigadores procedentes de 27 países,  ha escrito recientemente: “Hemos de favorecer la formación de doctores, con un aumento de  las becas, y dotarlas con una mayor dignidad en los sueldos y en su entorno social. Tengamos en cuenta que con el dinero pagado el verano pasado para fichar a algún futbolista estrella por parte de algún club español se podrían haber contratado 9.000 estudiantes de doctorado durante un año. O que el coste de las plantillas de los equipos del Barcelona C.F. y del Real Madrid que jugaron el 29 de Noviembre de 2010 en el Camp Nou, es equivalente al coste anual de 100.000 estudiantes de doctorado, que también habrían llenado las gradas del estadio”
A la vista de la diáspora de ingenieros y de investigadores de nuestros países, con lo que ello significa: retroceso en el desarrollo tecnológico e industrial de un país, y la pérdida de capital humano que  cuesta al Estado mucho dinero  en formarle, tenemos que reflexionar y obrar en consecuencia.
 

 

Cuidado, porque aquello de la película de Ozores, ¡vente a Alemania Pepe!, puede volver a repetirse!...

Josep Mompín Poblet
Periodista especializado en TICs