Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Claves para seleccionar una aplicación de gestión del negocio en modo SaaS

Claves para seleccionar una aplicación de gestión del negocio en modo SaaS

Escrito por Luis Carrasco el 13/06/2012 a las 20:47:27
2668

(Manager and Founder )

Mover las aplicaciones de negocio (ERP, CRM, etc.) a la nube (en modo SaaS) es una tendencia en ascenso entre los responsables de las tecnologías de la información en las empresas
Y eso pese a las serias dudas que los responsables de llevar a cabo e impulsar este tipo de innovaciones puedan tener al respecto, dado el presunto riesgo que puede suponer un cambio estratégico de ese calibre en la gestión de la información y procesos de negocio (pero no necesariamente mayor que continuar igual, todo sea dicho).
 
Poniéndonos en la piel de ese responsable que está considerando pasar su ERP, CRM, …a la nube en modo SaaS(*), ¿qué claves han de considerarse?
 
1.     Que sea Multitenancy. Es decir quepueda ser compartida por diferentes clientes, ser capaz de adaptarse y evolucionar con los diferentes requerimientos de cada uno de los clientes y al mismo tiempo ser viable, técnica y económicamente, para el proveedor. Este es la clave fundamental y que de alguna forma se sostiene sobre las siguientes.
 
2.     Tecnologíaelástica y segura.Acceso ubicuo a la aplicación vía navegador estándar, infraestructuras escalables y extensibles linealmente con el crecimiento de las necesidades de la empresa, seguridad y confidencialidad de la información, con atención al cumplimiento de la legislación respecto a la protección de datos sensibles.
 
3.     Flexibilidad de entrada. La puesta en marcha del servicio deben ser ágil, con aceleradores para la puesta en marcha rápida (plantillas, modelos precargados,…) utilizables por usuarios del negocio.
 
4.     Flexibilidad de salida. Deben evitarse barreras de salida o vendor lock-ins, negociando antes de contratar el servicio elementos como por ejemplo cómo se van a portar los datos en el caso de terminación del servicio.
 
5.     Flexibilidad de operación. Cada empresa tiene sus requerimientos especiales. Lo complicado en un modelo SaaS es hacer compatible esos requerimientos específicos con los del resto de empresas que comparten la aplicación. Las aplicaciones True SaaS ya han sido concebidas con una arquitectura tecnológica que tiene en cuenta esa necesidad de coexistencia de configuraciones particulares. Por este motivo es tan difícil que una aplicación tradicional se convierta en SaaS sólo por ponerla en infraestructuras compartidas.
 
6.     Facilidad de Integración y extensión. Considerar por un lado cómo se va a integrar la aplicación SaaS con otras aplicaciones de negocio que la empresa pueda tener y que no están en la misma nube, y por otro que se puedan desarrollar aplicaciones con un entorno tecnológico coherente. Para ello es deseable que la aplicación disponga de un entorno de desarrollo adecuado (normalmente propio) y en modo PaaS (Platform as a Service).
 
7.     Servicio Gestionado. El servicio con el proveedor debería estar gobernado mediante acuerdos de nivel de servicio (SLAs) preferentemente ligados a conceptos del negocio (por ejemplo que un pedido se pueda completar en menos de 1 minuto).
 
8.     Costes indexados. No se trata sólo de reducir costes sino también que sean proporcionales al uso de la aplicación. Lo habitual es ligarlo al nº de usuarios e incluso al consumo de recursos (horas de CPU por ejemplo) pero sería preferible ligarlo a transacciones del negocio, preferentemente que impliquen ingreso, por ejemplo nº de pedidos de cliente recibidos, aunque este concepto (conocido como outsourcing transaccional en entornos de externalización de infraestructuras) sea difícil de implantar
 
Estos puntos deben considerarse como una guía de partida, una especie de check-list, nunca deberían ser sin más el único elemento para tomar una decisión.
 
 
 
(*) Una aplicación SaaS tiene que ser Cloud necesariamente. Al contrario no
 
 
 
Luis Carrasco es gerente en Delphin Project Hunting, consultora especialista en selección de aplicaciones de gestión y editor del blog nodoTIC.com