Actualizado el 17/02/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Blockchain, la revolución de los sistemas descentralizados

Blockchain, la revolución de los sistemas descentralizados

Escrito por JOSEP JOVER I PADRO el 19/11/2019 a las 21:09:02
1726

(Advocat i gestor de conflictes)

El termino blockchain (cadena de bloques) aparece en nuestro imaginario siempre de la mano del término bitcoin, por ser la tecnología que soporta esta criptomoneda. Sin embargo, ahora es, al mismo tiempo, su Pigmalión y su Némesis. El avance de esta tecnología sigue siendo una incógnita al igual que bitcoin, su moneda virtual más fuerte que, después de unos meses de ataques, envuelta en presuntas estafas e irregularidades, recupera la confianza de los consumidores.

 

Realmente es la tecnología y no la moneda, el gran revulsivo y oportunidad para buscar nuevas oportunidades de negocio y para mejorar la eficiencia del   modelo actual. Para ello, desde un punto quizás un poco diferente analizamos qué es, y en qué se basa blockchain, así como el impacto que supone y supondrá esta tecnología para un sector, conocido y puntero como el sector financiero, primer beneficiario, pero también primer afectado en la continuidad de su negocio.

 

 

1.- ¿Qué es blockchain?

 

Blockchain, cadena de bloques, es una tecnología que permite la creación de una base de datos abierta y descentralizada. Registra cada transacción que involucra valores y funciona por consenso gracias a una red peer-to-peer. Es decir, una red que se encuentra distribuida y verificada por todos sus participantes, un habilitador de P2P puro, donde la seguridad es un activo compartido. Es una administración y contabilidad pública entre pares que se mantiene mediante una red distribuida de ordenadores y que no requiere ninguna autoridad central ni terceras partes  que actúen  como  intermediarios.

 

La primera consecuencia es clara. los términos de propiedad y confianza han evolucionado, y ya no serán nunca los anteriores, ya que blockchain permite hacer transacciones que no tienen porqué ser sólo económicas, de forma segura y perdurable entre dos participantes sin necesidad de intermediarios. Emigramos de un modelo centralizado (Banco, pero también Registrador, Funcionario público, auditor, cartero o Notario) a uno descentralizado, donde todos somos a la vez banco, registrador, cartero, auditor y notario.

 

 

2.- Pero, ¿cómo funciona?

 

Es una tecnología que consta de tres componentes fundamentales: a) una transacción, b) un registro de transacciones y c) un sistema que verifica y almacena la transacción. Los bloques se generan a través de software de código abierto y registran la información sobre cuándo y en qué secuencia  ha tenido lugar la transacción.

 

Este "bloque" almacena cronológicamente información de todas las transacciones que tienen lugar en la cadena, de ahí el nombre de cadena de bloques o blockchain. Dicho de otro modo, blockchain es una base de datos con información horaria estampada e inmutable de cada transacción que se replica en servidores de todo el mundo. Esta tecnología es la base de bitcoin, una moneda criptográfica, la moneda virtual más famosa y la más fuerte de las cerca de 700 que circulan por Internet

 

El sistema Blokchain se basa pues, en una red de nodos, es decir, una red descentralizada de nodos iguales conectados entre los que se distribuye la información, y, al no existir una entidad central, es la misma red la que verifica las transacciones que se ejecutan. Este sistema convierte a las transacciones, repetimos que no tienen que ser económicas, y la forma en la que se ejecutan, en un factor clave del mismo.

 

Por ejemplo, un modelo centralizado sería el caso de SWIFT, proveedor global de servicios de mensajería financiera. Si el BBVA hace un envío de dinero a HSBC, solo estarían al tanto BBVA, HSBC y SWIFT, que sería el fedatario. En el caso de que SWIFT se cayese o cometiera un error, toda la red fallaría. Con blockchain no existe una entidad central, los datos están distribuidos por toda la red. Es decir, tenemos una red de nodos, en la cual en cada uno de los nodos hay una copia de las transacciones realizadas. Al ser una red descentralizada, ante la posibilidad de que cayesen uno o varios nodos, la red seguiría funcionando.

 

Casos como el Euribor o el IRPH han aprovechado esa estructura para construir una estafa multimillonaria a los ciudadanos bendecida por la credibilidad del sistema. El fedatario no comprobaba los datos recibidos y los bancos, receptores y a la vez emisores, pactaban por detrás que decirle cada mes al Banco Central.

 

 

3.- ¿Cómo está cambiando el mundo actual?

 

La particularidad asociada a esta tecnología abre nuevos nichos y áreas de mercado. Bonos, acciones, registros… sus aplicaciones al mundo real son numerosas y los bancos deben saber aprovechar su situación privilegiada para no perder la oportunidad. En palabras del banco de inversión Goldman Sachs, “blockchain cuenta con el potencial disruptivo suficiente para alterar el funcionamiento de prácticamente cualquier industria”.

 

En enero 2016, el Banco Santander ya afirmaba haber identificado más de 20 posibles usos de blockchain dentro de su negocio. Entre las aplicaciones comúnmente identificadas para la industria destaca su uso en procesos de pagos, transacciones entre particulares, compensación de deudas, operaciones post-trading, contratos inteligentes, detención del fraude, o consolidación contable. Curiosamente, sólo se ha desarrollado plenamente aquellas que han llevado a la reducción de personal del Banco, ninguna para mejorar la vida de sus empleados o reducir las comisiones a sus clientes.

 

 

4.- Lo que realmente significa blockchain en cifras

 

Blockchain simplifica y da confianza a las transacciones financieras, al ejecutarlas y liquidarlas en tiempo real, de forma ágil. En este sentido, el banco suizo UBS estimó que los tiempos de transacción se verían minorados en un 99,995%. En términos monetarios, el Banco Santander calcula un ahorro a nivel sectorial de unos 20.000 millones de dólares gracias a esta tecnología.

 

Los grandes bancos han presentado los primeros resultados de la aplicación de blockchain. Prueba de ello es el caso de los mencionados UBS y Santander que, junto a BNY Mellow y Deutsche Bank, presentaron en agosto de 2016 el proyecto Utility Settlement Coin, criptomoneda conectada a las cuentas del banco central y vinculada a distintas divisas que se espera que vea la luz a lo largo de 2018 o el proyecto R3 que dirige un consorcio en colaboración con 42 bancos de todo el mundo, para diseñar y proporcionar tecnologías basadas en la tecnología blockchain para los mercados financieros.

 

 

5.- El futuro de hoy

 

La cuestión ya no es si las entidades deberían o no aplicar blockchain, ni cuándo estarán listas para hacerlo, sino porqué no se han pasado integramente ya al nuevo sistema, si tantas ventajas trae y porqué no han trasladado las ventajas a los clientes.

 

Permítaseme una experiencia personal: Tuve el placer y la responsabilidad de haber sido encargado, con otros grandes compañeros juristas de la introducción de la mediación en Catalunya, y posteriormente en el Resto de España. Invitamos a un alto magistrado que ocupaba un cargo de relevancia internacional. Acabó su conferencia con una irónica sentencia. “Los magistrados estaremos siempre a favor de la mediación, pero no cometan el error de pretender hacernos prescindibles. Aquel día la mediación dejará de avanzar”.

 

Curiosamente, ahora se defiende, por los mismos que lo promocionaron y ya lo están usando, que la generalización en el mercado de blockchain aún tiene mucho camino por recorrer. Así opinan algunos expertos quienes señalan que tendremos que esperar por lo menos 10 años hasta la universalización de esta tecnología.

 

En cualquier escenario, esto se hará posible cuando los organismos legislativos establezcan el marco regulatorio necesario para establecer las reglas de juego, Pero es que en ese nuevo marco, son arte y parte, pues son uno de “los prescindibles” y por tanto perderán poder, mucho poder.

 

Por tanto, será una importante herramienta desde el punto jurídico y en la lucha contra la corrupción, porque asegura la cadena de custodia, e impide que una “autoridad” actúe discrecionalmente·o modifique la información según su conveniencia, ya que “todos” la garantizamos en su integridad.

 

 

6.- ¿Supondrá blockchain la pieza angular que haga despegar a la ya denominada como cuarta revolución industrial?

 

Resulta imposible afirmar con certeza si marcará o no la entrada en una nueva era pero, sin lugar a duda, las leyes de la naturaleza permanecerán inmutables: el mundo seguirá avanzando y aquellos incapaces de adaptarse al nuevo ecosistema solo quedarán en el recuerdo.

 

Pero hará falta también, que tomemos en consideración otro ejemplo que nos puede resultar aleccionador. Los primero vehículos no fueron de combustión, sino eléctricos. La industria, bancos y gran capital se conjuraron a favor de una tecnología impidiendo avanzar a la otra. Cien años más tarde, parece que la situación parece cambiar, eso sí, cuando nuestros jóvenes ya no ven prioritario empeñarse para adquirir un vehículo contaminante.

 

Posiblemente la gran diferencia es la de que quienes forzaron durante 100 años que la tecnología estuviera basada en la gasolina, no pueden controlar ahora a decenas de miles de desarrolladores que ponen su activo en manos de otros desarrolladores, para así recibir de ellos también sus avances. El progreso tecnológico ha dejado de construirse en las catedrales para instalarse en los bazares.

 

7.- ¿Por qué apuestan los bancos?

 

Actualmente la Banca apuesta clara y públicamente por la tecnología blockchain. Por ejemplo, el BBVA participa en el grupo de bancos internacionales para explorar las posibilidades de dicha tecnología en su negocio y han confiado a una startup americana “R3” el desarrollo de aplicaciones utilizando esta tecnología en el sector financiero.

Es un proyecto que incluye actualmente unos 30 bancos globales, entre los que están BBVA (que estuvo entre los fundadores en septiembre de este año), Bank of America, Barclays, Goldman Sachs, HSBC, JP Morgan, Morgan Stanley, Société Générale, BNP Paribas, Canadian Imperial Bank of Commerce, ING, Commerzbank, UBS….

 

También, a principios de 2015, BBVA invertía en la cartera virtual de criptomonedas más grande del mundo, Coinbase, que cuenta con un servicio de intercambio que permite a los usuarios comprar y vender bitcoin al instante.

 

Los bancos han llegado tarde aunque se han dado cuenta de la revolución que está llegando. Y no solo en los pagos. Como destaca BBVA Research: “el mayor impacto potencial de una contabilidad pública podría ir más allá del sistema de pagos. Dado que la mayoría de los activos financieros, como bonos, valores, derivados y préstamos ya son electrónicos, sería posible que algún día todo el sistema se reemplazaran por una estructura descentralizada. De hecho, las últimas innovaciones utilizan tokens para almacenar y comercializar activos como valores, bonos, automóviles, casas y productos básicos".

 

Pero al mismo tiempo que lanzan ese mensaje, han sido autores, encubridores y cómplices, junto con los bancos centrales, en los ataques que ha sufrido Bitcoin y las otras monedas virtuales. Solo faltaria, piensan ellos, que que perdieran el privilegio de la transacción económica. Bitcoin los convierte en prescindibles.

 

 

8.- Las monedas de colores

 

"Las llamadas "monedas de colores" (Bitcoin, Etereum,...) llevan información adicional sobre el activo, lo que genera una "propiedad inteligente" o la capacidad de registrar y hacer transacciones con estos activos utilizando "contratos inteligentes", que se imponen por medio de algoritmos complejos a través de plataformas distribuidas sin un registro centralizado, aumentando así su eficiencia y jubilando al gremio de los fedatarios públicos. En este entorno, el sistema actual en que las entidades financieras registran las cuentas de los individuos de forma centralizada, y por tanto controlada, y las reservas de los bancos se almacenan en el banco central (por ejemplo el Banco Central Europeo o la Reserva Federal) queda sustituido por un sistema financiero completamente descentralizado.

 

A pesar de los ataques recibidos, Bitcoin ha captado la atención de los consumidores y empresas de todo el mundo como uno de los mayores avances en el intercambio de valores. La tecnología blockchain (cadena de bloques) ha supuesto un avance informático fundamental que parece resolver lo que parecía irresoluble: asegurar que una transacción digital sólo ocurra una vez. Sin embargo, hay una cuestión fundamental que se cierne sobre bitcoin, y que podría ralentizar el ritmo de la innovación y de su adopción, y es cuál va a ser su regulación, por parte de un regulador que se ve directamente amenazado.

 

Apoyando estas tesis (las de aplazar el problema), y diríamos sin engañarnos demasiado, Deloitte, fiel como siempre a quien le paga, da tres razones para retrasar la legislación adecuada de esta nueva tecnologia.

 

La primera es que bitcoin es todavía muy pequeño en comparación con los sistemas tradicionales de transacción y las plataformas de transacción. bitcoin recibe una notable atención y escrutinio de los responsables políticos y reguladores, mucho más allá de lo que su tamaño actual y su impacto en el mercado parecen justificar. Actualmente, el valor total de los bitcoins a nivel mundial es de menos de 6.000 millones de dólares, que palidecen ante los casi 1.360 billones de dólares estadounidenses en circulación. Del mismo modo, la penetración de bitcoin en el mercado como medio de pago es ínfima.

 

Además, Muchos de esos pocos usuarios están simplemente experimentando con esa nueva tecnología, y no necesariamente como método de pago de bienes y servicios, sino de especulación.

 

La segunda es que otras innovaciones clave tuvieron más tiempo para desarrollarse antes de ser reguladas. Mirando hacia atrás en la historia de la innovación, otras tecnologías que han transformado nuestra sociedad tuvieron mucho más tiempo para desarrollarse antes de ser reguladas seriamente. Unos ejemplos notables son los siguientes:

• Teléfono: inventado en 1876, regulado en 1913 (37 años más tarde).

• Aviones: inventados en 1903, regulados en 1938 (35 años).

• Radio: inventada 1907, regulada en 1927 (20 años).

• Teléfonos móviles: inventados en 1965, la primera subasta de espectro inalámbrico de la FCC centrada en los móviles fue en 1989 (24 años).

Internet: inventada en 1969, sólo en los últimos años está siendo un área con un intenso enfoque regulatorio, cerca de 46 años después de su desarrollo.

 

La plataforma de software de código abierto que es bitcoin fue lanzada por primera vez en 2009. Nos encontramos sólo a seis años del desarrollo de bitcoin y muy lejos del tiempo en que otras tecnologías fueron adoptadas por el público en general en el pasado.

 

Y tercera, que todavía no se han inventado otros posibles usos de bitcoin, más valiosos e importantes. bitcoin es un avance que podría transformar y mejorar potencialmente la manera en que el público de todo el mundo lleva a cabo operaciones financieras y no financieras. Sin embargo, es mucho más que dinero digital. En términos más amplios, la capacidad protocolaria de blockchain para dar confianza a partes que no se conocen entre sí podría cambiar la forma en que las personas viven e interactúan.

 

Como otros ante que él, es probable que bitcoin sobre blockchain siga los pasos desde una innovación a otra, y finalmente desarrolle productos, servicios y capacidades antes inimaginables que se convertirán en necesidades de nuestra vida diaria.

 

Deloitte sostiene, como defecto, que bitcoin fue diseñada conscientemente para ser una fuente de moneda digital y contabilidad pública abierta, fuera del control de cualquier gobierno o compañía.

 

9.- El juego de los players.

 

Los “players” del viejo sistema jugarán pues, primero a retrasarlo en lo posible, y después a que éste sea sustituido por otro que puedan controlar como controlan el sistema bancario.

 

Su estrategia estará en el principio comprobado de que las innovaciones sólo son adoptadas masivamente, si son útiles, fáciles y crean valor, y la mayoría de las veces su mayor valor suele aparece en formas antes nunca imaginadas y que no sabíamos querer o necesitar. Por otro lado, si una nueva tecnología no logra alcanzar la masa crítica, a menudo desaparece tan abruptamente como apareció. Ese será su juego.

 

La tecnología blockchain ha pasado de ser un arma contra los bancos a considerarse una herramienta para renovar el back-office, pero el sistema avanza. En un día normal se realizan más de 200.000 transacciones a través de la blockchain de 'bitcoin', por un valor total que supera los 95 millones de dólares, según blockchain.info. El registro tiene ahora 450.000 bloques y casi 75 gigabytes de información.

 

Los bancos construyen cada vez más servicios digitales más y más complejos, la llamada “banca móvil”, para quienes les piden servicios sobre blockchain que resultan ser sus clientes VIP. Para ellos resulta prioritario ofrecer servicios exclusivos que les diferencien de la competencia, y también que ayuden a fidelizar al cliente. El auge de la tecnología móvil impulsa en la sombra la tecnología blockchain y las monedas virtuales. Las criptomonedas se mueven de forma mucho más cómoda en un mundo virtual, sin monedas en manos humanas y donde los algoritmos luchan por marcar el ritmo económico del día a día.