Actualizado el 15/12/2017

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Alta dirección y trasformación digital

Alta dirección y trasformación digital

Escrito por Carles Mendieta el 07/03/2017 a las 18:22:51
1316

(Socio de Singular Net Consulting, sl)

La Asociación Española de Directivos (AED) ha publicado recientemente un informe titulado “Rol de los C-Level en la transformación digital”[1], en el que se analizan las capacidades digitales que deben tener las empresas para lograr la excelencia digital y cómo los altos ejecutivos, o C-Level, adaptan su modelo de liderazgo para convertir el negocio en organizaciones capaces de transformarse digitalmente.

 

El documento enuncia cuáles son los elementos clave del mundo digital y que, cuanto más desarrollados están en la organización, mayor potencial digital ofrecen:

 

1. Participación: El desarrollo de iniciativas que fomenten la actividad, acceso e interés para el grupo objetivo.

2. Horizontalidad: La capacidad de permitir que todos los miembros actúen y participen al mismo nivel independientemente de su estatus.

3. Apertura: La facilidad de acceso de diversos miembros a la comunidad, independientemente de su pertenencia o no a un grupo objetivo.

4. Transparencia: La posibilidad de poder informar sobre aspectos relevantes dentro de un colectivo de forma abierta.

5. Generosidad: Relacionada con la transparencia, indica el grado de reconocimiento público de cualquier participación de valor.

6. Reciprocidad: Característica de relevancia que garantiza el desarrollo de participación por el fomento del intercambio de opiniones e información.

 

El estudio también indica que las organizaciones digitales exitosas son aquellas que basan su estrategia en dos dimensiones fundamentales de manera simultánea: el desarrollo de capacidades digitales y el desarrollo del liderazgo digital.

 

El desarrollo de las capacidades digitales persigue cubrir la demanda de un rediseño profundo de las interacciones de la empresa con el entorno y, en particular, con los clientes. Sus puntos principales son:

 

  • Experiencia digital de cliente. Debemos ser capaces de eliminar las fronteras entre nuestra oferta de valor digital y el mundo físico. La experiencia percibida por el cliente en cualquiera de los dos ámbitos tiene que ser coherente y consistente.
  • Modelos de atracción digital. Debemos sorprender al cliente con una experiencia diferencial, ofreciéndole productos y servicios digitales que generen fidelización y maximicen el número de interacciones para fomentar su conocimiento y las ventas cruzadas. Es fundamental integrar los canales digitales sin olvidar los canales tradicionales, que jugarán un papel todavía muy relevante en los próximos años
  • Confeccionar productos y servicios diferenciales. Es imprescindible contar con capacidades de análisis de la información que nos permita anticipar cambios en el mercado. En este sentido, Big Data es una de las palancas fundamentales de la transformación digital.

 

 

En cuanto al desarrollo del liderazgo digital, el documento insiste en que los máximos niveles ejecutivos de las empresas deben compartir los objetivos de:

 

  • Liderar y gobernar la transformación digital.
  • Trabajar de manera colaborativa, eliminando silos de responsabilidad.
  • Crear la visión digital, que sirva de inspiración en cada uno de los ejes de capacidades digitales que hemos visto anteriormente.
  • Desplegar la transformación digital a lo largo de toda la organización.

 

Personalmente valoro mucho el esfuerzo de la AED para editar estudios rigurosos y accesibles que ayudan impulsar un cambio de cultura en muchas empresas y concretar un discurso que no siempre es preciso entre los directivos.

 

Carles Mendieta

Socio-director de Singular Net Consulting