Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Vodafone y Signify apuestan por el LiFi para las aplicaciones corporativas

Vodafone y Signify apuestan por el LiFi para las aplicaciones corporativas

Escrito por Guillem Alsina el 16/10/2019 a las 19:11:26
1227

La seguridad de las comunicaciones Wi-Fi es algo que, por la misma naturaleza de las ondas radioeléctricas, es más débil que otras soluciones de red. Dichas ondas se expanden fuera de las áreas controladas y pueden ser interceptadas por personal externo, que puede intentar violar la seguridad e integridad de las comunicaciones.


No obstante, su practicidad lleva a que sean empleadas incluso en tareas y organizaciones en las cuales debería haber una mayor escrupulosidad por la seguridad. Es por ello que una alternativa como LiFi está generando interés en la industria tecnológica.


El LiFi no es nada más que el envío y recepción de información digital de forma inalámbrica empleando la luz. Concretamente, utiliza la luz blanca (la que nos ilumina y podemos ver) para realizar la bajada de datos, mientras que de la subida se encarga una luz infrarroja.


La ventaja en lo tocante a la seguridad es obvia: más allá de la pared no llega la luz y, por lo tanto, imposibilita la conexión a la red local desde fuera. Literalmente, hay que estar bajo el foco para poder conectarse a la red.


Para poder disfrutar de una red LiFi, necesitamos disponer de unas luminarias (lámparas) especiales. Entre los fabricantes de estas luminarias se encuentra Signify, la antigua Philips Lighting, quien esta semana pasada ha dado a conocer un acuerdo con Vodafone Alemania durante 5G Summit de Dresden (Alemania).


Dicho acuerdo conjunta las soluciones 5G de la operadora con las soluciones LiFi de la fabricante de luminarias, de forma que proporciona a las empresas y organizaciones una salida a Internet de alta velocidad y con una latencia casi nula.


De la red local se encarga el LiFi, con una serie de soluciones bajo la marca Trulify que proporcionan velocidades de hasta 250 Mbps. Estas son inferiores a la que proporciona el Wi-Fi 6 (802.11ax), y que van desde los 600 hasta los 9600 Mbps, e incluso a los 433 Mbps de partida para el Wi-Fi 5 (802.11ac), aunque la diferencia de velocidad se ve compensada con creces por la mejor seguridad antes comentada.


Además, el general desconocimiento que se tiene sobre el LiFi, y su escasa implantación, lleva a que haya poquísimos dispositivos con un receptor y emisor LiFi incorporado, o que tengan disponible una tarjeta de red LiFi externa, por lo que el hackeo de este tipo de redes se vé todavía más difícil.