Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Un mini de los antiguos, autónomo

Un mini de los antiguos, autónomo

Escrito por Guillem Alsina el 16/11/2021 a las 19:27:53
451

Si nos piden que imaginemos como es un coche autónomo, a buen seguro que a nuestra mente acudirán imágenes de los vehículos más modernos con diseños futuristas. Pocas personas imaginarán un coche de los años sesenta o setenta con una serie de añadidos para convertirlo en un vehículo autónomo, pero la pasión por el mundo del motor es capaz de romper estereotipos, y más si se trata de coches míticos, como el Fiat 500, El Citroën 2CV o, como este caso, el Mini británico.


Y es que, tal y como explican en este artículo de The Robot Report, Tangram Vision, compañía especializada en soluciones de inteligencia artificial para varios campos como los drones o la robótica para logística, ha equipado precisamente uno de estos clásicos para que sea completamente autónomo.


La aventura, explicada al detalle en el citado artículo, merece ser tenida en cuenta por la dificultad de trabajar, por un lado, con un vehículo antiguo que no había sido pensado para albergar equipamiento electrónico que en su época ni se soñaba, y por el otro con un diseño de coche que fue pensado para optimizar el uso del espacio, con un volumen contenido y todo muy ajustado.


A partir de aquí, se desgrana la parte del montaje mecánico de los distintos sensores, para lo cual se necesitó un rack pensado para colocar en el techo del Jeep Wrangler, y que es compatible con el Mini original de finales de los 50. No obstante, también fue necesaria una buena dosis de trabajo ‘artesano’ para completar la dotación inteligente del Mini.


Otro quebradero de cabeza consistió en la instalación del cableado para la transferencia de datos y alimentación de los distintos dispositivos y sensores, además del ordenador de control. Pasar este cableado por la estrecha y no preparada estructura del Mini fue un prodigio.


Más fácil fue el apartado software una vez el hardware ya estuvo instalado, ya que la misma Tangram produce un SDK que se empleó de base para desarrollar el sistema de navegación.


¿Qué cara pondría Míster Bean, famoso conductor del icónico auto británico, al ver pasar a su lado otro mini... sin conductor?