Actualizado el 25/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Un estándar para la televisión conectada

Un estándar para la televisión conectada

Escrito por Redacción TNI el 18/06/2013 a las 22:10:54
2998

Los expertos reunidos hoy, 18 de junio, en la tercera sesión del Foro de la Comunicación de Catalunya, han coincidido en reclamar que la televisión conectada tenga un estándar abierto que permita aprovechar los beneficios de la conexión a internet a todos los prestadores de televisión.

 

La sesión ha contado, como ponente principal, con el director general de Abertis Telecom, Tobías Martínez, que ha aportado los datos más actualizadas sobre la penetración de la televisión conectada. Según Martínez, el año 2016 habrá en el mundo 244 millones de dispositivos híbridos, si bien hace falta matizar el dato con el hecho que, actualmente, sólo el 40 por ciento de las personas que se han comprado una Smart TV la tienen conectada a internet.

 

Tobías Martínez ha explicado que estos datos proceden de una encuesta hecha el año 2012 en varios países de Europa y en los Estados Unidos. "Esto querría decir que en el 2016 habría un 20% del parque mundial con televisión conectada, pero, en cambio, si tenemos en cuenta que menos de la mitad de los compradores no lo acaban conectando a la red, quiere decir que en realidad la penetración seria del 8%", ha dicho, y ha añadido: "Nos encontramos que hay mucha gente que no sabe que ha comprado una Smart TV".

 

Según Martínez, los datos indican que la televisión conectada es un consumo que se añade al que ya están llevando las personas usuarias. "Vemos que la televisión conectada no está canibalizando la televisión de pago, sino que hay un crecimiento del consumo total", ha explicado. Martínez ha explicado que se está produciendo un cambio substancial en los hábitos de ocio de las personas usuarias, puesto que hasta ahora cada uso tenía asignado un aparato único, mientras que ahora se utiliza indistintamente cualquier dispositivo.

 

"Antes, el teléfono servía sólo por comunicarse, la televisión, para ver programas y el ordenador, para ver contenidos de internet, pero ahora asistimos a acciones tan sorprendentes como lo es el hecho de navegar por internet mediante el aparato de televisión", ha explicado.

 

Según Martínez, esta convivencia entre dispositivos se generalizará, pero, en cambio, habrá restricciones a esta norma por cuestiones como por ejemplo la calidad. "El que el usuario no acepta es intentar ver un contenido, como por ejemplo un partido de fútbol, en un ordenador y que la pantalla se pixele o intentar escuchar un contenido musical en el ordenador y que se interrumpa", ha asegurado.

 

Martínez ha explicado que los proveedores de televisión de pago pueden prestar servicios Over The Top (OTT) mediante tres elementos: las consolas, los ordenadores personales y las tabletas. "Hace falta hacer hincapié en el hecho que las consolas suponen ya el 40% del número de usuarios que conectan el aparato de televisión a internet", ha dicho.

 

La sesión la ha abierto el presidente del CAC, Roger Loppacher, que ha indicado que hará falta adaptar la regulación que actualmente se aplica en la televisión convencional al nuevo sistema de la televisión conectada. "Hará falta adaptar la regulación al nuevo escenario, apostando por nuevos procedimientos de actuación concertada y flexible entre el sector, la ciudadanía y la autoridad de regulación mediante mecanismos como la autoregulación y la coregulación", ha dicho.

 

El presidente del CAC ha señalado que el reto de la regulación de la televisión conectada se ha convertido en global y que esto comporta una actuación transnacional de autoridades reguladoras. Loppacher ha añadido que la Comisión Europea está especialmente interesada en aprovechar el cambio tecnológico que supone la televisión conectada para que Europa se convierta en un actor potente que pueda competir con otras potencias productoras de contenidos, como por ejemplo los Estados Unidos. El presidente del regulador catalán ha explicado que la Comisión Europea está elaborando un Libro verde sobre la cuestión y que actualmente está en fase de consulta pública, y ha anunciado que el CAC participa en este proyecto y que pronto entregará a la Comisión Europea su posicionamiento en relación con las diversas cuestiones que se plantean. "Se trata de una postura que pretende ser unitaria y que contará con las aportaciones de los diversos actores del sector audiovisual catalán, que estamos recogiendo actualmente", ha señalado Loppacher.