Actualizado el 30/07/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Un dron militar mata por primera vez de forma autónoma

Un dron militar mata por primera vez de forma autónoma

Escrito por Guillem Alsina el 14/06/2021 a las 18:11:55
890

Libia vive, desde finales del año pasado, una etapa de impás, después de una guerra civil (la llamada Segunda Guerra Civil Libia) que ha asolado un país ya previamente muy debilitado por el conflicto previo que siguió a la dictadura de Muammar Gaddafi, y que se arrastraba desde 2014.


Poco sale ya en los medios de comunicación occidentales, pero no deja de ser un foco de información y noticias, como la que tiene revolucionados a medios tecnológicos y de análisis de tecnología militar: que un dron, sin recibir órdenes explícitas previas, matara a un combatiente durante el año pasado.


Lo explican en New Scientist: en marzo de 2020, y en un enfrentamiento entre las fuerzas del Gobierno de Acuerdo Nacional reconocido por las Naciones Unidas y la mayor parte de la comunidad internacional, y tropas del mariscal de campo Khalifa Haftar, un dron autónomo Kargu-2 de fabricación turca realizó lo que la publicación denomina como una “cacería a un objetivo humano” de forma totalmente autónoma y sin haber recibido órdenes para ello.


Dicho dron es de tipo quadcoptero (dispone de cuatro hélices), y está diseñado a modo de dron ‘suicida’ de los que tan famosos se hicieron durante la Segunda Guerra del Alto Karabaj a finales del año pasado. Estos drones se ‘suicidan’ lanzándose contra objetivos en los cuales detonan su carga explosiva.


El Kargu-2 es ligero, y puede ser operado por una sola persona sobre el terreno, brindando una autonomía de 5 km o 15 minutos de vuelo, con una velocidad máxima de 72 km/h.


Dispone de dos modos de funcionamiento, siendo uno de ellos manual, y el otro automático. El soldado encargado de manejarlo puede fijar un objetivo, bien sea este móvil o estático, montarlo, y olvidarse de él, puesto que el sistema de pilotaje automático llevará adelante por él sólo el resto de la misión.


El problema de la situación vivida en Libia es que el dron se encontraba en una suerte de modo de patrulla, ningún objetivo había sido designado, y la inteligencia artificial decidió por su cuenta atacar.


No se han dado a conocer todos los detalles de la situación, por lo que es difícil saber qué es lo que sucedió, pero según informan en Business Insider, el caso está sirviendo a analistas del sector militar para aboghar por una regulación en el uso de armas autónomas.


Si bien esta regulación actualmente no existe, las posibilidades del sector parecen ser demasiado tentadoras para la industria y el sector militar: lograr objetivos (empezando por el de la disuasión) con la esperanza de reducir a la mínima expresión la pérdida de vidas propias.