Actualizado el 04/08/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Solidaridad tecnológica en tiempos del COVID-19

Solidaridad tecnológica en tiempos del COVID-19

Escrito por Redacción TNI el 12/05/2020 a las 17:30:16
676

En el momento de la historia en el que no hemos podido estar cerca, no podíamos tener contacto los unos con los otros, la necesidad de hacer todo lo contrario ha estado más presente que nunca.

 

El confinamiento ha puesto de relieve que, pese a las Nuevas Tecnologías, los seres humanos seguimos siendo individuos sociales que necesitan de un entorno para ser felices. Es por este motivo que las iniciativas que nos acercaban estos días han sido de las más famosas. Las aplicaciones de comunicación como WhatsApp o Zoom han sido indispensables, tanto para hablar con nuestros amigos y familiares como para romper los muros de nuestra casa y conocer a nuestros vecinos.

 

Durante estos días han sido frecuentes los casos de personas que han hecho la compra para sus vecinos de edad avanzada o que han ido a la farmacia a buscar medicamentos para personas que estaban enfermas.

 

Es de ese impulso que ha nacido la aplicación iBarrio creada por voluntarios de Fujitsu. Esta herramienta que puede descargarse tanto para iOS como para Android pone en contacto a la ciudadanía con los establecimientos más cercanos a su casa y a los vecinos entre ellos.

 

Según afirma la propia empresa, ya son 350.000 los establecimientos que de algún modo u otro participan en esta aplicación. Además de buscar los comercios más cercanos a nuestro domicilio a partir del código Postal, se puede contactar con el comercio, pedir una cita previa, realizar pedidos de forma virtual y saber en qué estado se encuentran y dar preferencia a los productos que han pedido personas pertenecientes a los segmentos de la población de riesgo.

 

Una vez más las Nuevas Tecnologías se ponen al servicio de las personas en su vertiente más humanista. Con todo, la mejor forma de ayudar a los más cercanos sigue siendo el contacto directo. ¿Qué mejor para dar músculo a un barrio que llamar a la puerta de una vecina o colgar un cartel en nuestra escalera?