Actualizado el 03/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Singapur aprovecha la tecnología para repartir máscaras fluidamente

Singapur aprovecha la tecnología para repartir máscaras fluidamente

Escrito por Guillem Alsina el 14/04/2020 a las 12:55:09
715

La ciudad-estado de Singapur es conocida, entre otras cosas, por un avanzado nivel en el uso de las tecnologías y, estos días, por haber hecho también una buena política preventiva ante la previsible llegada del COVID-19/Coronavirus, que ha dado sus frutos: sobre una población de poco más de 5,6 millones de personas, solamente se han contabilizado 926 casos que han desembocado en 3 fallecimientos, habiendo sido detectada la primera persona infectada el 23 de enero.


Era lógico pensar que un número tan bajo de infectados en una población tan numerosa y apiñada, también debía algo al uso de la tecnología, y así es: el país empezó con las medidas preventivas muy pronto y, por ejemplo, distribuyó mascarillas entre la población utilizando un servicio online que indicaba dónde ir a recogerlas.


El reparto se llevó a cabo entre el 1 y el 9 de febrero, y consistió en cuatro mascarillas quirúrgicas asignadas por hogar, que tenían que recogerse en uno de los centros de distribución habilitados para la ocasión.


Mask Go Where fue el desarrollo del departamento tecnológico del gobierno singapurense (GovTech), en el cual solamente era necesario introducir el código postal para obtener la dirección del centro de recogida para las mascarillas.


Lo interesante del proyecto es cómo se materializó: en tan solo media jornada (12 horas), a partir del 30 de enero, se había creado un equipo de desarrolladores y construido la tecnología necesaria, contando con un sitio web utilizable que, después de este desarrollo inicial, se pudo ir puliendo.


Incluso pudieron superar un grave inconveniente que hizo peligrar todo el proyecto: la información que disponían para mapear los distintos códigos postales a los puntos de recolección era incompleta o contenía errores.


Finalmente, y para superar el problema, se optó por una solución en la cual se mapearon los límites de las áreas de los códigos postales acorde con las 29 circunscripciones electorales de la ciudad para asignar los puntos de recolección de máscaras, en vez de a los puntos de recolección directamente, ya que cada circunscripción contaba con su propio sistema de puntos de recogida.


De esta forma, cuando un singapurés entraba su código postal en el sistema y pulsaba en el botón para obtener la información de dónde ir a buscar las máscaras asignadas a su familia, lo que obtenía era una imagen, un póster, que contenía la información relevante proporcionada por el distrito electoral.


En paralelo a esta bizantina tarea, los expertos en ciberseguridad del GovTech se pusieron manos a la obra para asegurar que el servicio no podría ser un objetivo fácil para los ciberterroristas.


Prácticamente 24 horas después de dar el pistoletazo de salida al proyecto (el 1 de febrero), MasksGoWhere empezaba a prestar servicio a la comunidad singapureana. Incluso entonces, los expertos en seguridad del gobierno continuaban realizando tests de penetración, para asegurarse de que todo era correcto.


Al finalizar la primera jornada, el servicio había sido capaz de aguantar sin problemas ni errores un volumen de 600.000 consultas, prácticamente siete consultas por segundo.


Durante estos días desde que finalizara el desarrollo, el equipo de MasksGoWhere se lo ha podido tomar con mayor calma (es de suponer), pero tampoco descansar del todo: este mismo sábado 3 de abril empezó una nueva ronda de repartos y, esta vez, el sistema ha sido actualizado con información relativa a la dirección postal.