Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Sensor de la presión sanguínea no exige compresión del brazo

Sensor de la presión sanguínea no exige compresión del brazo

Escrito por Guillem Alsina el 22/12/2019 a las 16:56:29
1077

Los actuales métodos de toma de la presión sanguínea exigen que el brazo sea presionado mediante una suerte de correa en cada lectura (son los aparatos que encontramos en la mayoría de hospitales, farmacias, y domicilios particulares), o bien mediante sensores que no utilizan la técnica de la compresión del brazo habitualmente, pero que requieren que de cuando en cuando se los calibre precisamente empleando la técnica de la compresión del brazo.


O así era hasta ahora, que la firma suiza Leman Micro Devices ha anunciado su nuevo V-Sensor, un sensor de presión sanguínea que puede integrarse en smartphones y dispositivos wearables como pulseras de actividad, y que no requiere de presionar el brazo para poder realizar la lectura.


La técnica que utiliza para realizar la lectura se basa en el mismo principio, pero llevado a la práctica de una forma diferente: debe presionarse el dedo índice con fuerza contra el sensor para ocluir las arterias y, entonces, la lectura se lleva a cabo de forma óptica empleando un oxímetro de pulso.


Además de no necesitar de brazalete, el V-Sensor tampoco requiere calibración, ni antes de la primera lectura, ni tras haber realizado varias lecturas, con lo que se gana en comodidad, se puede realizar la lectura en cualquier momento y lugar y, sobretodo, se puede utilizar para realizar un seguimiento cuando, por ejemplo, estamos de viaje (y por ello no llevamos un dispositivo específico encima).


Calidad médica


Pero el nuevo V-Sensor no solamente es práctico, si no que su precisión es tal que puede ser utilizado para la realización de lecturas para uso médico.


La lectura de las presiones sistólica y diastólica presentan un error medio inferior a los 55 mmHg con una desviación estándar que no supera los 8 mmHg, valores que cumplen con el estándar internacional ISO 81060-2.


Así, sin ser calibrado, este sensor ha arrojado un error medio de -0,4 mmHg con una desviación estándar de 7,2 mmHg para la presión sistólica, y de -0,2 mmHg y 6 mmHg respectivamente para la presión sistólica.


El V-Sensor de Leman Micro Devices será fabricado en cantidades y a un precio que lo hacen atractivo para su implementación en diseños de todo tipos de dispositivos personales, desde smartphones hasta pulseras de actividad. A partir de aquí, deben ser los fabricantes de estos dispositivos quienes incorporen el sensor a sus creaciones.