Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Sant Cugat del Vallès un modelo de ciudad Smart City

Sant Cugat del Vallès un modelo de ciudad Smart City

Escrito por Redacción TNI el 20/11/2018 a las 17:16:14
2900

CITELUM gestiona el alumbrado público, la regulación del tráfico, el acceso a la zona peatonal y, desde la pasada primavera, el nivel de ruido en determinadas zonas muy concurridas.

 

La información se procesa y gestiona desde un centro de operaciones y un centro de control, enclavado este último en el propio edificio del Ayuntamiento.

 

ALUMBRADO. Control telegestionado del horario e intensidad de la luz en los 20.000 puntos de luz a través de 210 cuadros de mando y 130 reguladores de luz.

 

Todo el eje comercial, provisto de 340 puntos de luz, dispone de sensores de movimiento, de modo que en ausencia de peatones la intensidad de la luz es de un 20 por ciento hasta aumentar al 100% ante la presencia de viandantes.

 

Muchas de las incidencias se pueden resolver desde el centro de control o, en su caso, se derivan hacia los técnicos, equipados con sistemas tecnológicos avanzados, que acuden al lugar en el menor tiempo posible.

 

TRÁFICO. El centro y eje comercial de Sant Cugat es peatonal. En términos de tráfico, se establece la prioridad invertida (acceso limitado para carga y descarga en horas determinadas exclusivamente para vehículos previamente identificados y autorizados). Los 25 puntos de acceso, antes provistos de bolardos, ahora se controlan con cámaras y radares.

 

Además, en toda la ciudad hay 33 cruces regulados con semáforos. Cualquier incidencia es detectada y corregida desde el centro de control.

 

RUIDO. Mediante el sistema Smart Lighting Noise, desarrollado con Mediaurban, se contribuye a detectar y, en su caso reducir, el nivel acústico en zonas muy concurridas por la noche. De momento se aplica en las plazas Barcelona, Pep Ventura, Doctor Galtés y Alcalde Magí Bartralot.

 

Consiste en unos sensores inteligentes incorporados a algunas farolas que cuando detectan que durante más de un minuto se ha superado el nivel de decibelios permitido por la ordenanza municipal emiten destellos. De este modo se alerta a los clientes para que bajen el tono de voz. El establecimiento también es advertido.

 

Esta iniciativa va acompañada de una campaña informativa con carteles y folletos en las propias plazas.