Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Revés para The Internet Archive: no podrá prestar libros

Revés para The Internet Archive: no podrá prestar libros

Escrito por Guillem Alsina el 18/04/2023 a las 15:57:17
1106

Cuando, en 2020, la pandemia de COVID-19 llegó a los Estados Unidos, el país sufrió los mismos confinamientos de la población que el resto del mundo, y ello llevó a que muchas personas se encontraran en sus casas, sin poder salir para trabajar o divertirse, ni tener contacto social directo más allá de las videoconferencias. En estas circunstancias, la lectura se convirtió para algunos en una válvula de escape, aunque en casa acostumbramos a tener los libros que ya hemos leído, por lo que se hacía necesario algún sistema para poner a disposición de los hogares americanos, libros gratuitamente, aunque fuera por un periodo de tiempo limitado.


Así, el Internet Archive lanzó la "Biblioteca Nacional de Emergencia", formada por un total de 1,4 millones de libros digitalizados sin lista de espera.


Normalmente, el programa Open Library del Internet Archive opera bajo un sistema de "préstamo digital controlado" (CDL), con el cual presta copias digitalizadas de un libro de manera individual, pero para la Biblioteca Nacional de Emergencia, eliminó esas listas de espera para facilitar el acceso a los libros durante el confinamiento.


Esta decisión no gustó a un grupo de cuatro grandes editoriales, conformado por Hachette, HarperCollins, John Wiley & Sons, y Penguin Random House, las cuales interpusieron una demanda contra The Internet Archive en junio de 2020, fecha en la que el programa de cesión de libros también finalizó.


La decisión del juez federal John G. Koeltl, conocida a finales de este pasado mes de marzo, es que Internet Archive no tiene derecho a escanear libros y prestarlos como una biblioteca, considerando que dicha entidad no había hecho nada más que crear "obras derivadas" y, por lo tanto, habría necesitado la autorización de los propietarios de los derechos de autor de los libros antes de poder prestarlos a través de su programa de Biblioteca Nacional de Emergencia.


El mismo juez también considera que el Internet Archive estaba operando bajo el principio de uso justo, bajo el cual se había amparado anteriormente el proyecto Google Books en 2014. Dicho principio de uso justo toma en consideración si el uso de una obra sujeta a derechos de autor es bueno para el público, cuánto impactará al detentor de los derechos, cuánto de la obra ha sido copiado, y si el uso ha transformado un obra sujeta a derechos de autor en algo nuevo, entre otras cosas.


Pero, según el juez Koetl, si el proyecto de Google Books puede considerarse transformador porque creó una base de datos del contenido de los libros, sobre la cual se pueden realizar búsquedas, en el caso de la iniciativa de The Internet Archive, no encuentra nada que sea transformador ni innovador.


Desde The Internet Archive explican a The Verge que apelarán el veredicto, argumentando además que dicha decisión afecta a todas las bibliotecas que realizan préstamos de libros en formato digital a partir del servicio Open Libraries ofrecido por la misma iniciativa.