Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL

Raya ¿'Tinder' exclusivo para celebridades, o algo más?

Escrito por Guillem Alsina el 01/06/2021 a las 16:43:32
636

Reservados VIP en las discotecas; pases para el backstage en los conciertos; tribunas en los campos de fútbol; banca personal; servicios premium de todas clases limitados a determinados perfiles y, así, una serie de cosas que solamente están al alcance de unos pocos. En el mundo de las apps y los servicios online también existen las exclusividades.


Un buen ejemplo de ello es Raya, una exclusiva red social dirigida a un grupo de usuarios selecto, y aunque estos no deben ser millonarios y/o famosos necesariamente, dicho servicio ha ganado fama entre el público final como una suerte de ‘tinder’ dirigido, precisamente, a los ricos y famosos.


No ha ayudado a paliar dicha fama que dos jóvenes usuarias hayan hecho públicas las videollamadas que les dirigieron sendos actores de Hollywood (concretamente, Ben Affleck y Matthew Perry), ya maduros a los cuales han acusado de perseguir a chicas con las que les separan algunos años (o décadas) de diferencia.


Pero si leemos las condiciones de uso que Raya publica en su página web, vemos que el flirteo sólo es una de las facetas de dicha red social, quedando también implícito en una frase como “creemos que conocer a otra persona puede cambiar una vida”.


Lo que buscan los responsables de esta app es construir una comunidad de personas, exclusiva, sin duda, ya que los candidatos a entrar en esta red social deben pasar por un proceso de admisión que se lleva a cabo en varias fases, y que incluye un comité de selección. Dicho comité evalúa distintos aspectos, como pueden ser el trabajo que desempeña el candidato, o bien en qué actividades utiliza su tiempo libre. Que aporte algo a la comunidad es indispensable.


Y, sobre todo, un candidato necesita que alguien le referencie. Es decir, debe conocer a alguien que ya haya sido aceptado en Raya y pueda dar referencias de él.


La aplicación debe ser realizada directamente desde la app en cuatro pasos, tras los cuales el candidato se queda esperando a que le den el “visto bueno” para empezar a socializar en un entorno exclusivo.


Las cualidades que se buscan en un miembro son la creatividad, la amabilidad, que compartan historias y -sorprendentemente para una red social- su individualidad, aunque probablemente entendida esta en el paradigma del “self made man” norteamericano. Es decir, alguien con iniciativa, que sea interesante, y que quiera compartir sus experiencias vitales.


Una vez aceptados, los usuarios (a los que Raya se refiere como miembros de una comunidad, más que usuarios) deben adherirse a un código de conducta que busca que todas las conversaciones e interacciones entre miembros sean respetuosas. Romper este código de reglas puede suponer la expulsión de Raya.


No obstante, si nos dirigimos a la entrada de Raya en la App Store de iOS, lo que vemos son imágenes propias de una app de flirteo como Tinder, en las que se marca a la otra persona con un ‘like’ o bien se declina dicha acción.


La valoración de lo que es Raya, si una comunidad de personas que busca la exclusividad para poner en contacto a mentes brillantes y, además, darles la ocasión de conocer a alguien especial, o bien un ‘Tinder’ para elitistas, es de cada uno.