Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Quienes dependen de los cibercafés, los más vulnerables de Japón

Quienes dependen de los cibercafés, los más vulnerables de Japón

Escrito por Guillem Alsina el 28/04/2020 a las 16:53:06
846

¿Se acuerdan ustedes de los cafés de Internet? Aquellos lugares que, en los 90, visitábamos para conectarnos, socializar con las amistades hechas online, y tomarnos algo. pasaron de moda... aunque no en todas partes.


En Japón, los cafés de Internet todavía son populares, aunque allí se han ‘fusionado’ con los manga cafés, y en ellos se puede leer manga y conectarse a la red por precios módicos, además de tomar una bebida, que puede ser el estimulante café u otra, y tomar algo para comer.


No se quedan aquí los servicios que ofrecen estos establecimientos y, así, muchos disponen de cubículos para pasar la noche y de duchas para asearse, todo ello por precios asequibles. Además, están abiertos todo el día y la noche, así que se puede entrar y salir en cualquier momento.


Esto es aprovechado por los llamados ‘refugiados de los cafés de Internet’ (en inglés: net cafe refugee) para procurarse un lugar al que ir a dormir e, incluso, ganarse la vida con algunos trabajos esporádicos que pueden hacer, incluso, en los ordenadores del local.


Estos ‘refugiados’ son lo que aquí conocemos como ‘sin techo’: personas sin un lugar de residencia fijo, por lo tanto sin una dirección postal, que están apartados de la mayoría del resto de la sociedad, y que van ‘trampeando’ como pueden el día a día.


Pero, hete aquí que la llegada de la COVID-19 ha provocado que, entre las medidas de confinamiento adoptadas por el gobierno nipón, se encuentre la clausura temporal de los establecimientos abiertos al público, entre ellos estos resilientes net cafés. Y claro, su clausura provoca que sus usuarios, especialmente aquellos que los emplean como domicilio y/o puesto de trabajo ocasional, se queden sin un techo bajo el cual pernoctar.


Y pese a que las autoridades locales de varias ciudades niponas han sustituido estos cafés de Internet por refugios en pabellones polideportivos y otras infraestructuras, no es lo mismo cuanto a posibilidades.


Cortarles a estos sintecho la posibilidad de conectarse a la red para estar en contacto con sus familiares, o para llevar a cabo pequeños trabajos online, es más de lo que muchos de ellos pueden soportar. Y, es por ello, y según informa Yahoo! News, que se teme un incremento en los suicidios entre este colectivo tan vulnerable.