Actualizado el 27/11/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Próximo objetivo de la inteligencia artificial: entender las emociones

Próximo objetivo de la inteligencia artificial: entender las emociones

Escrito por Guillem Alsina el 21/09/2021 a las 17:25:23
661

La naturaleza tardó millones de años en llegar a conseguir seres inteligentes como lo somos los humanos (aunque de nuestro grado de inteligencia, para ciertos especímenes, habría mucho por discutir). Para hacer sólo unas décadas que nosotros jugamos a ser dioses con los ordenadores para generar artificialmente dicha inteligencia, no lo estamos haciendo tan mal, vistos los logros que hemos conseguido.


No obstante, una área se escapa todavía a la comprensión de estos algoritmos: las emociones humanas. Ya se ha hecho trabajo en esta área, pero todavía queda por hacer.


Precisamente, recientemente la CNN explicaba la historia de Rana el Kaliouby, una ingeniera y emprendedora egipcio-norteamericana, hija de un matrimonio en el que ambos eran programadores informáticos, que se formó en la Universidad de Cambridge, y que trabajó en el MIT en proyectos pioneros de la inteligencia artificial ligada al reconocimiento y tratamiento de las emociones.


Entre estos proyectos tenemos, por ejemplo, una tecnología de reconocimiento de expresiones faciales que ayuda a las personas con autismo a interpretar el lenguaje no verbal de sus interlocutores, explicándoles qué significan y recomendando como responder, y que salió al mercado en 2017 para gafas de realidad aumentada como las Google Glass.


Esta tecnología fue lanzada por Affectiva, la empresa que fundó en 2009 como una spin-off del MIT Media Lab y que el pasado mayo fue adquirida por Smart Eye, con la cual ahora está integrando su tecnología.


Uno de los futuros usos del reconocimiento de emociones y expresiones por parte de inteligencias artificiales interesa a la industria automotriz, puesto que podrá detectar cuando un conductor está cansado y actuar en consecuencia.


Según la Unión Europea, un 90% de los accidentes de tráfico que se producen son debidos a errores humanos, muchos de los cuáles provocados por el cansancio al volante. Por lo tanto, este uso de la IA permitirá salvar vidas.


También puede cambiar la experiencia de uso, adaptándola a los pasajeros del vehículo. Por ejemplo, si detecta una persona con somnolencia, puede bajar el volumen de la música y la intensidad de la luz interior para facilitarle el sueño.


No obstante, el artículo de la CNN también señala el peligro inherente a cualquier cámara que nos apunte, a que se convierta en un indeseado dispositivo de vigilancia.