Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Ponemos a prueba la tecnología de pantalla NXTPAPER de TCL

Ponemos a prueba la tecnología de pantalla NXTPAPER de TCL

Escrito por Guillem Alsina el 23/04/2024 a las 18:14:54
810

Una de las cosas que más me impresionaron del último Mobile World Congress, fue poder ver de primera mano la tecnología de pantalla NXTPAPER de TCL, que también da nombre a los dispositivos que la incorporan.


En general, una de las tendencias que pude apreciar en el congreso fue, precisamente, que todas las marcas se afanan en incluir en sus terminales, tecnologías que disminuyen la emisión de luz azul de las pantallas, cuidando así la salud ocular de los usuarios.


Pero es que TCL va más allá, y además de tomar en cuenta este mismo aspecto, busca ofrecer un producto que sea cómodo al uso prolongado. Porque por más filtros de luz azul que interpongamos entre el usuario y la pantalla, esta siempre seguirá brillando, y ello nos molestará en determinadas ocasiones, como por la noche y cuando ya llevamos muchas horas trabajando, así como cuando el sol se refleja en ella.


Lo que ha hecho TCL añadiendo una serie de capas (diez en total, según me contaron) a una pantalla IPS convencional es que, a simple vista, esta luzca como un papel, como si en realidad no emitiera luz, lo que es mucho más cómodo para la vista, a la par que no provoca un reflejo como las pantallas utilizadas habitualmente en los dispositivos móviles.


Tablet TCL NXTPAPER 11


Una pantalla que se lee como un libro


Por lo tanto, y si normalmente empiezo todas mis reviews hablando de las entrañas del dispositivo, como la CPU, la memoria RAM y el almacenamiento que posee el aparato sobre el que estoy escribiendo, en este caso empezaré por lo más destacable: la pantalla, y mi experiencia de uso.


Valga decir que poseo un lector de ebooks con pantalla de tinta electrónica que utilizo, sobre todo, por la noche y cuando tengo la vista más cansada de pasarme todo el día ante pantallas LCD y TFT. Por lo tanto, la primera prueba que he hecho ha sido sustituir este lector por el TCL NXTPAPER 11 que, amablemente, me han cedido desde la firma china.


El tablet de TCL (a la izquierda) comparado con un lector de ebooks de tinta electrónica (a la derecha)

El tablet de TCL (a la izquierda) comparado con un lector de ebooks de tinta electrónica (a la derecha)


Las horas habituales de uso de esta tablet han sido por la mañana a primera hora tras despertarme para ver vídeo en YouTube y leer en Twitter y en Google Chrome, al mediodía (Twitter y Chrome), y por la noche a partir de las 22 horas aproximadamente, sobretodo en Twitter, pero también en Amazon Kindle y otras redes sociales como Instagram.


Y debo decir que la experiencia ha sido un antes y un después respecto al tablet que utilizo habitualmente, de otra marca, y con una pantalla convencional, al cual ya le dejo el filtro de luz azul por software puesto permanentemente, pero que, igualmente, me resulta molesto a la vista para leer por la noche debido al cansancio ocular acumulado.


Lo que voy a explicar a continuación es algo personal, tal vez la experiencia sea intransferible de forma exacta, pero creo que ilustra bien en palabras lo que cualquier consumidor que adquiera un dispositivo NXTPAPER encontrará.


La molestia a la vista al utilizar el TCL NXTPAPER 11 con tecnología NXTPAPER 2.0 ha sido, tras un duro día de trabajo delante de pantallas (no menos de diez horas) tan pequeña que, de hecho, es menospreciable.


Tal vez sí que no llega al extremo de ser igual que leer una hoja de papel impresa o un lector de ebooks, pero lo he utilizado desde las diez de la noche hasta medianoche sin sufrir ninguna molestia, al contrario que con un tablet convencional que, al cabo de un rato, tenía que dejar de lado.


Leyendo Twitter


No obstante, conscientemente, sí que he notado que había alguna ligera diferencia, pero tan mínima que no me ha supuesto abandonar la comodidad de la lectura en ningún momento.


La sensación es prácticamente como leer una hoja impresa, y situado a una distancia conveniente, me permite ver vídeo sin dejarme la salud de mis ya perjudicados ojos, tras un arduo día de trabajo tras otras pantallas.


Las especificaciones del hardware apuntan a un brillo de 500 nits en su pantalla de 11 pulgadas (10,95”) con resolución 2K (2100x1200), capaz de mostrar 16,7 millones de colores con una viveza extraordinaria.


Porque a uno le explican que posee una tecnología para reducir las emisiones de luz azul, y lo primero que piensa es que se han cargado toda la viveza de los colores. Este aparato demuestra que una cosa no implica necesariamente la otra.


Los ángulos de visualización (es decir, cómo de bien podemos leer la tablet cuando la inclinamos) son muy correctos, mientras que bajo la influencia directa de la luz solar podemos verla bastante bien, sobre todo si jugamos con las preferencias del software que explicamos a continuación.


Un software que ayuda


Valga decir que la solución de pantalla por hardware (con las diez capas antes indicadas) no es la única que integra esta tablet; a través de la configuración, tenemos acceso en primer lugar a las herramientas NXTVISION, que son tres: la mejora de imágenes estáticas, la mejora de vídeo, y la mejora en videojuegos.


App NXTVISION


Las tres vienen activadas por defecto, y lo que nos ofrecen son colores más vivos y una mayor claridad en la imagen presentada, con más riqueza de tonos.


Naturalmente, también tenemos el típico filtro de luz azul que, sumado a la reducción en la emisión de luz azul que ya proporciona de por ella misma la tecnología NXTPAPER, todavía añade un plus de protección ocular.


Y, finalmente, el modo de lectura, que convierte la imagen a escala de grises, dotándola de un aspecto de ebook con pantalla de tinta electrónica, que puede competir directamente con uno de estos dispositivos por la comodidad a la vista.


Cabe destacar que, evidentemente, en caso de activar esta función, tanto las fotografías como los vídeos, los veremos en escala de grises, pero sin afectar a la fluidez de la reproducción.


El tablet, con el modo B/N activado


Todas estas opciones se pueden activar y desactivar tanto desde los accesos directos a las funcionalidades de configuración que se despliegan desde la parte superior de la interfaz, como desde la app.


Opciones de configuración en el acceso rápido


Exclusivamente a través de la app NTXVISION, también podremos activar el modo de presentación bajo influencia directa de la luz solar, que mejorará el rendimiento de la pantalla en entornos de exterior, así como elegir entre uno de los tres modos de temperatura de color (vívido, natural y avanzado, ofreciéndonos este último una serie de opciones más para lograr una temperatura y modo de color personalizado).


Temperatura y modo de color


Finalmente, podemos ajustar la sensibilidad del color mediante la opción Gamma, eligiendo entre cinco valores predeterminados, que nos permiten ajustar el brillo intrínseco de los colores que vemos en pantalla, y que será muy útil a personas con algún problema visual.


Opción Gamma


En resumen, si el hardware dedicado a proporcionar comodidad de visualización con la mejor calidad posible, ya es de por sí bueno, el software que lo acompaña da un plus de capacidad de personalización y de llevar más al extremo esta protección, que satisfará a cualquier consumidor.


Potencia del hardware


El TCL NXTPAPER 11 no es un tablet pensado para batirse por las mejores especificaciones del mercado, aunque tampoco se queda atrás: SoC MediaTek Helio P60T de ocho núcleos con GPU Imagination PowerVR GE8320, 4GB de memoria RAM, y 128 GB de almacenamiento interno, funcionando gobernado por Android 13 con la capa de personalización de la misma TCL versión 5.0.


Si bien sus números en cualquiera de los tests de hardware (como Geekbench o AnTuTu) son más que discretos, en su uso en el día a día parece que dé más de sí, ya que funciona con una total fluidez alternando tareas como visualización de vídeos de YouTube, navegación web, y redes sociales.


Sí que he podido notar en alguna ocasión, cuando lo forzamos un poco, por ejemplo, con un vídeo en YouTube en resolución 2K, a la par que vamos cambiando opciones de sonido y visualización del vídeo, que se “arrastra” un poco, algo que pasa cuando dejamos que el metraje fluya sin interrumpirlo con otras interacciones.


Muestra de contenido 2K en reproducción


No obstante, y si nos fijamos bien en el vídeo que se está reproduciendo, incluso cuando lo dejamos hacer, hay momentos en los que el vídeo no va tan fluido. Es apenas perceptible, por lo que tampoco va a molestar en el día a día de su uso.


Diseño


Cuando tenemos la pantalla apagada, no vemos el brillo convencional que las pantallas del resto de los dispositivos desprenden, sino una superficie negra mate que cubre toda su parte frontal, con unos márgenes muy estrechos (la pantalla ocupa el 85% de la parte frontal), que se rompen con el objetivo de la cámara y los sensores.


Detalle de la superficie de la pantalla


En su trasera, mate, destacan serigrafiados el logotipo de la compañía fabricante y la certificación CE, y la isla de la cámara, que contiene el objetivo, el flash, y la serigrafía “AI CAMERA”.


Primer plano de la isla de la cámara principal (trasera)


En su parte inferior encontramos el puerto de carga y transferencia de datos USB-C en el centro, flanqueado por los altavoces que también podemos encontrar en su borde superior, con el botón de arranque y apagado a la derecha.


Parte inferior; detalle del conector USB-C y dos de los cuatro altavoces


Justo en el lateral derecho, en la parte superior tenemos el doble botón de subida y bajada del volumen, una disposición que deja a estos cerca, pero a la vez en una ubicación distinta, de la del botón de encendido, algo que se demuestra muy práctico en cuanto lo hemos usado unas cuantas veces, ya que encontrar el botón adecuado para lo que queremos hacer, es un instante, al diferenciar ràpidamente las dos botoneras.


Detalle de los botones


En el lateral derecho también podemos ver el doble micrófono, y la bandeja para tarjetas microSD que nos permite ampliar su espacio de almacenamiento.


Sonido


TCL es perfectamente consciente del público al que va dirigido su tablet, y a qué tareas va a destinarlo principalmente: lectura y contenidos multimedia. Y esto último incluye audio.


Detalle de uno de los altavocesDetalle de uno de los altavoces


Además de poder conectarle unos auriculares Bluetooth o mediante USB-C, el NXTPAPER 11 dispone de cuatro altavoces (dos a cada lado), capaces de ofrecer un volumen de sonido bastante alto que, por si fuera poco, todavía podemos potenciar más en caso de necesidad mediante la funcionalidad Sound Booster, que podemos habilitar en los ajustes y que nos permite que, al llegar al 100%, si vamos un poco más allá, saltamos al 150% y al 200% del volumen.


Funcionalidad Sound Booster en funcionamientoFuncionalidad Sound Booster en funcionamiento


No obstante, cabe señalar un par de cosas: la primera, que no cuenta con capacidad Dolby o similar para mejorar la calidad del sonido, ni ninguna herramienta de ecualización con la cual poder afinar si potenciamos agudos, graves, o cambiar estas preferencias según el contenido que estemos reproduciendo, fiándolo todo en este sentido al software de terceros.

 

Configuración de la funcionalidad Sound BoosterConfiguración de la funcionalidad Sound Booster


La segunda es que la calidad de la reproducción, si bien no es mala, tampoco es la mejor que he escuchado. Digamos que se queda en “correcta con un punto más”, pero poco más, con un sonido un tanto metálico para el que tal vez hubiera convenido trabajar un poco los graves.


Por lo que respecta a los micrófonos, su calidad es más que correcta para su uso en videoconferencias.



Cámaras


No destaca en este apartado, pero es que tampoco es su intención. De hecho, si nos fijamos en el software que incorpora, veremos una app llamada CamScanner, que también podemos descargar de Google Play, y que sirve para lo que el nombre indica: escanear documentos. Dicha app incluye funciones inteligentes para limpiar la imagen escaneada para obtener un documento que sea más legible e, incluso, reconocer la letra escrita a mano (aunque los resultados que me ha dado han sido bastante decepcionantes).


Dicha app viene acompañada de CS PDF, una app “hermana” de la misma compañía, que no es TCL, y con la cual la multinacional china debe tener algún acuerdo de colaboración. El objetivo de esta otra app es facilitar la creación de documentación en formato PDF.


Volviendo a la dotación de cámaras de esta tablet, la principal (trasera) dispone de un sensor de 8 Mpx, y es capaz de tomar imágenes con relación de aspecto 4:3 (8 Mpx, 3264x2448), 16:9 (6 Mpx, 3264x1836), y 1:1 (6 Mpx, 2448x2448), además de un modo de “pantalla completa” que nos permite capturar imágenes con una resolución de 3200x1920, la cual cuadra con la relación de aspecto de la pantalla (2000x1200).


Imagen tomada con la cámara principal (trasera) del TCL NXTPAPER 11. Clic en la misma imagen para ampliar

Imagen tomada con la cámara principal (trasera) del TCL NXTPAPER 11. Clic en la misma imagen para ampliar

 

La misma imagen tomada con un Huawei Mate 20 Pro de 2018, en la que se aprecia la diferencia de calidad. Clic en la imagen para ampliarlaLa misma imagen tomada con un Huawei Mate 20 Pro de 2018, en la que se aprecia la diferencia de calidad. Clic en la imagen para ampliarla

 

La calidad de las imágenes es normal, sin ser mala pero sin tampoco estar pensada para fotografiar paisajes, y una virtud que le he encontrado con unos pocos usos, es un autofoco bastante rápido.


Por lo que respecta al vídeo, es capaz de grabar a 1080p y 30 fps con relación de aspecto 16:9, la misma que en el modo de 720p a 30 fps. Si queremos hacer un vídeo de baja resolución, podemos optar por el modo de 480p a 30 fps, que presenta una relación de aspecto 4:3.


Como en cualquier tablet, la cámara frontal está pensada eminentemente para su uso en videoconferencias. Dispone de las mismas resoluciones en foto que la trasera, ya que también posee un sensor de 8 Mpx, así como de vídeo, y ambas poseen HDR.


Foto 'selfie' con la cámara delantera de la tablet. Clic en la imagen para ampliarla

Foto 'selfie' con la cámara delantera de la tablet. Clic en la imagen para ampliarla

 

Foto de contraste realizada con el Huawei Mate 20 Pro de 2018. Clic en la imagen para ampliarlaFoto de contraste realizada con el Huawei Mate 20 Pro de 2018. Clic en la imagen para ampliarla


El resultado, probado con Google Meet, Jitsi Meet y Zoom, es bastante normal, y la cámara es lo suficientemente solvente como para mejorar la mayoría de cámaras incluidas en ordenadores portátiles, aunque no llega al nivel de una buena webcam dedicada para ordenador.


En este apartado, TCL ha optado por ser muy práctica y pensar bien para qué va a utilizar el usuario las cámaras de un dispositivo que no va a llevar en el bolsillo, y el resultado es, básicamente, un escáner para digitalizar documentación, con una cámara solvente para videoconferencia.


Autonomía


Con una batería de 8.000 mAh, el TCL NXTPAPER 11 ofrece una autonomía bastante normal, lo suficiente como para mantener el tablet funcionando durante bastantes días en casa si lo utilizamos esporádicamente (yo lo he estirado unas dos semanas entre cargas tranquilamente, utilizándolo para Twitter, YouTube y navegación web fuera de las horas de trabajo, y sin agotarlo).


Como curiosidad, también podremos cargar otros dispositivos como nuestro smartphone, a través de la funcionalidad de carga inversa, algo a tener en cuenta si lo utilizamos fuera de casa.


Activar la función de carga inversa es tan sencillo como conectar el terminal o dispositivo a cargar mediante un cable USB-C a USB-C, con lo que el la parte superior de la interfaz nos saldrá un icono de dispositivo conectado que da acceso a una notificación. Al pulsar sobre dicha notificación, obtendremos una ventana con cuatro opciones, la primera de las cuáles es “Cargar este dispositivo”, que puede parecernos que se refiere al que está conectado a la tablet, y no; solamente tendremos que mirar al lado de esta opción para ver “Suministrar alimentación”, que es la que nos permite suministrar carga a un smartphone u otro dispositivo.


Funcionalidad de carga de dispositivo


Pen


El TCL NXTPAPER 11 viene acompañado de un pen activo, es decir, que debemos encender para utilizar, y que nos permite la toma de notas a mano alzada, aunque también podemos dibujar utilizando los dedos.


Pen


Si no somos usuarios habituales de la toma de notas a mano, o no nos convertimos en ello con este tablet, difícilmente vamos a utilizar este pen, aunque siempre va bien tenerlo guardado en algún sitio por si acaso.


Captura de escritura hecha a mano alzada con el pen


Este pen se carga mediante un puerto USB-C que podemos ver en la parte superior del dispositivo.

 

Prueba de escritura a mano alzada con el pen


Resto del software


En la colección de aplicaciones que lleva preinstaladas este tablet, se incluyen la mayoría de las de Google, incluyendo Pódcasts, Google TV, Wallet (cuando no he vist que tenga NFC…), Home, Meet, YouTube Music y Kids, Asistente, Kids Space, Play Libros, y Maps.


También incluye aplicaciones de terceros, como WPS Office (paquete ofimático), Jnotes (toma de notas manuscritas), Booking (reservas para viajes y hoteles), Webnovel (librería), y Zona de juego (juegos casual).


Modo PC


Debo decir que los smartphones y tablets que incluyen alguna suerte de modo de trabajo similar a un sistema operativo desktop me pirran, y este de TCL incluye uno.


Al activarlo desde los iconos de acceso rápido que desplegamos desde la parte superior de la pantalla, cambiamos -y de forma muy rápida, todo hay que decirlo- a un entorno de ventanas flotantes redimensionables que incluye una barra de tareas en la parte inferior de un estilo similar a Windows 11.


Modo PC

Modo PC con el menú de aplicaciones abierto

Modo PC con el menú de aplicaciones abierto

 

Es un modo que va muy bien si, por ejemplo, le conectamos un teclado externo vía Bluetooth para escribir, pero al cual le he detectado el problema de que alguna aplicación no se redimensiona bien, como es el caso de Google Files, que se maximiza constantemente, o Facebook, que no deja más que minimizar o cerrar, quedando constantemente maximizada.


Google Files se maximiza automáticamenteGoogle Files se maximiza automáticamente


La barra de tareas también nos permite cerrar las aplicaciones abiertas si mantenemos pulsado un momento sobre el icono de la aplicación.


Como vemos, podemos cerrar una aplicación desde la barra de tareasComo vemos, podemos cerrar una aplicación desde la barra de tareas


Al activar el Modo PC, este solamente funcionará en apaisado (la pantalla girará automáticamente), cosa que es totalmente lógica.


Y, para salir de él, lo haremos a través de una opción del menú, tal como si apagáramos un ordenador con Windows.


Personalmente, pienso que es un entorno bien logrado, y aunque puede parecer que sobra en un tablet destinado eminentemente al consumo de contenidos, nos puede permitir cosas como alternar entre las ventanas de X (Twitter) y Chrome.


Trabajando con dos aplicaciones distintas en ventanasTrabajando con dos aplicaciones distintas en ventanas


No obstante, también señalar que, si salimos del entorno del Modo PC con aplicaciones abiertas, estas se cerrarán automáticamente, perdiendo su contenido, ya que las apps no “transicionarán” hacia el entorno convencional de Android.


Tal vez este sea un punto que TCL deba pulir.


Uso como monitor para un ordenador


El TCL NXTPAPER 11 dispone de la capacidad de proyección inalámbrica de la pantalla de Windows, bien sea duplicada o extendida respecto a la pantalla conectada directamente al ordenador.


Conexión a un PC con Windows para funcionar como pantalla externaConexión a un PC con Windows para funcionar como pantalla externa


Es una funcionalidad que nos puede ser muy práctica cuando viajamos para disponer fácilmente de un sistema multipantalla, eso sí, vigilando el consumo energético (lo mejor será utilizarlo en un hotel y no en el tren o avión, por ejemplo, aparte de que logísticamente es bastante complicado).


Lo que no proporcionará este tablet al sistema Windows con el cual se conecta es la capacidad táctil, es decir, el sistema operativo del ordenador no va a reconocer nada cuando pulsemos sobre la pantalla. Y aunque estoy tentado de decir que esto no va a ser un problema, realmente no he podido trabajar lo suficiente con esta funcionalidad como para poder opinar al respecto.


Esta funcionalidad es exclusiva para un sistema Windows, aunque al ser el más utilizado del mercado, los únicos que saldrán perjudicados son los usuarios de Apple Mac que, mucho me temo, optarán antes por un iPad que por este tablet (o cualquier otro que no tenga la manzanita mordida).


El TCL NXTPAPER 11 desempeñando el rol de monitor externo de un sistema WIndowsEl TCL NXTPAPER 11 desempeñando el rol de monitor externo de un sistema WIndows


El rendimiento de esta funcionalidad es correcto, aunque no es tan fluido como una pantalla convencional conectada directamente al ordenador y, a veces, un poco incómodo porque el puntero del ratón se mueve a bandazos.


Conclusiones


La primera pregunta que debemos hacernos es: ¿puede un tablet NXTPAPER -como el presente u otro modelo- sustituir a un lector de libros electrónicos?, y la respuesta es un sí rotundo e inapelable.


No solamente puede sustituirlo, sinó que, además, quedaremos más satisfechos con el resultado, ya que en un lector de ebooks, no podremos reproducir los vídeos con la calidad y el detalle que nos permite este dispositivo, además de en este caso, poder hacerlo a un precio más que razonable.


Lo que sí que no podrá sustituir es a un tablet de alto rendimiento con un hardware más potente, o bien dirigido 100% a productividad, pero tampoco es el cometido del NXTPAPER 11 que, pese a ello, incluye alguna funcionalidad que nos puede ayudar en nuestro trabajo, como el modo PC.


La protección ocular que presenta masivamente lo sitúan como un dispositivo eminentemente práctico para el consumo de contenidos multimedia y la lectura que, sin lugar a dudas, nos permitirá disfrutarlos cuando nuestros ojos nos digan que ya están hasta las… retinas, de lidiar con pantallas convencionales.


Recomendable, pues, para los consumidores ávidos de contenidos que no le piden mucho más a una tablet porque, afrontémoslo, no es el mejor modelo para un uso profesional ni para jugar a títulos exigentes (aunque lidia perfectamente con el casual gaming), y que lo que quieren es navegar por Internet, ver algo de vídeo, escuchar algo de música, y leer, leer mucho.


Finalmente, os dejo con las especificaciones:

 

  • CPU: MediaTek Helio P60T (4 núcleos Cortex-A73 2 GHz + 4 Cortex-A53 2 GHz)
  • CPU: PowerVR GE8320
  • Memória RAM: 4 GB
  • Almacenamiento: 128 GB, ampliable mediante tarjeta microSD de hasta 1 TB
  • Pantalla: IPS mate de 10,95″, 2000x1200 píxeles
  • Cámaras: trasera de 8 Mpx con flash led, frontal de 8 Mpx con gran angular
  • Conexión por cable: USB-C
  • Conectividad inalámbrica: Wi-Fi 5, Bluetooth 5.0
  • Sistema operativo: Android 13 con TCL UI 5.0
  • Batería: 8.000 mAh
  • Carga de la batería: hasta 18 W, aprox. 4 h de carga completa
  • Tamaño: 25,7x16,2x0,7 cm
  • Peso: 462 gramos