Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Paul Krugman avisa sobre la burbuja de las criptodivisas

Paul Krugman avisa sobre la burbuja de las criptodivisas

Escrito por Guillem Alsina el 15/02/2022 a las 16:16:29
1012

En un artículo de opinión publicado en The New York Times, el premio Nobel de economía del 2008 se muestra preocupado con la evolución de la situación de las criptodivisas, ya que ve muchos paralelismos con la crisis de las hipotecas subprime de 2007, aunque con algunos matices.


El laureado economista apunta a que, a diferencia de la anterior crisis, la presente no tiene el poder de desestabilizar el sistema financiero, pero la información que dispone apunta en la dirección de que amenaza a toda una serie de pequeños inversores que desconoce el terreno en el que se mueven y que no tienen recursos para afrontar una crisis.


Para realizar tal afirmación, el economista se basa en los datos de los inversores estadounidenses en criptomonedas, un 44% de los cuales no son blancos, y un 55% no tienen estudios superiores.


Además, estos perfiles se alejan en gran medida del perfil del inversor habitual en activos de riesgo, como las acciones.


Todo esto le induce la conclusión de que la inversión en criptomonedas se ha popularizado entre minorías y la clase baja, una situación que ya se dio con las hipotecas subprime, las cuales se concedían precisamente a los mismos grupos poblacionales, y que se mezclaban con otras formas de inversión de riesgo que acabaron desvelándose como tóxicas para el sistema financiero en una suerte de ruleta rusa.


Krugman pone de manifiesto el descenso de la cotización que las criptodivisas en su conjunto (con el Bitcoin como caso paradigmático) han sufrido a lo largo de los últimos meses, con un volumen de negocio que ha pasado de los tres mil millones de dólares a algo menos de dos mil millones.


El conocido economista admite que hay posibilidades que las criptomonedas remonten su valor, como ya ha ocurrido en el pasado reciente, pero no confía en ello, y ve el crash inminente.


A su parecer, los organismos reguladores tienen buena parte de responsabilidad en esta situación, puesto que han cometido el mismo error que ya habían cometido en 2007: fallar a la hora de proteger al público ante la oferta de productos financieros de difícil comprensión con los cuales, muchas familias acabarían viéndose en graves apuros económicos.