Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Patines eléctricos con control de alcoholemia incorporado

Patines eléctricos con control de alcoholemia incorporado

Escrito por Guillem Alsina el 14/12/2021 a las 16:52:20
562

Bolt es una compañía de movilidad al estilo Uber que opera en diversas ciudades de países europeos y de la zona de las antiguas repúblicas soviéticas de Caucas, y que dispone de flotas de vehículos tanto con chófer, como para su alquiler (y, por lo tanto, siendo el mismo usuarios quien conduce el vehículo), además de contemplar también los scooters para micromovilidad urbana.


Precisamente para el uso seguro de estos últimos medios de transporte, Bolt anunciaba hace algunas semanas la introducción de una prueba de cognitiva en la app de desbloqueo de sus scooters urbanos, con el objetivo de evitar que las personas en estado de hebriedad puedan coger uno para conducirlo en la ciudad.


Esta funcionalidad, probada inicialmente en las ciudades de Berlín y Tallin que se irá extendiendo paulatinamente a otros mercados (entre ellos, el español o el portugués) y consiste concretamente en una prueba de reflejos: en la pantalla del smartphone se mostrará, alternativamente en lugares distintos, la imagen de un casco, que el usuario deberá pulsar con la mayor brevedad posible.


Si no se supera la prueba, es decir, si no se pulsa en la imagen que cambia de lugar con la celeridad debida, no será posible desbloquear el scooter para su uso.


Precisamente, uno de los efectos de la ingesta excesiva de alcohol consiste en la pérdida de reflejos y velocidad de reacción, que es precisamente lo que busca esta prueba.


Esta iniciativa forma parte del refuerzo a la seguridad en el uso de sus scooters que Bolt está introduciendo en su servicio, y que en el futuro próximo incidirá en otros aspectos como la comprobación de que el usuario lleve puesto el caso, o bien que no suba al pequeño vehículo de micromovilidad con un pasajero, algo que está prohibido por ley.


En España, Bolt ofrece servicio en ciudades como Madrid, Málaga o Sevilla.