Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL

Nuevo tipo de radar permitirá a los coches 'ver' en condiciones adversas

Escrito por Guillem Alsina el 15/12/2020 a las 17:02:49
611

No conozco a nadie que le guste conducir con mal tiempo. Incluso las personas que conozco a las que les gusta conducir, no les gusta hacerlo con lluvia o niebla, y es lógico: hay que estar mucho más atentos, concentrados, uno no puede disfrutar de la carretera y el paisaje, cuesta ver el tráfico que nos rodea... todo son inconvenientes.


Los vehículos autónomos tienen recursos que, potencialmente, les permitirán conducir en condiciones medioambientales adversas con la misma facilidad que cuando hace un día de sol radiante, y el último de ellos es un radar mejorado creado en la Universidad de California San Diego.


Para poder ‘ver’, los vehículos autónomos utilizan básicamente dos tecnologías: la de radar y la LiDAR. La primera es exactamente idéntica a un radar convencional por radiofrecuencia (ondas electromagnéticas), mientras que la LiDAR ‘ilumina’ el objeto mediante láser.


Ambas presentan sus ventajas e inconvenientes: mientras que la LiDAR da como resultado una imagen muy exacta de los objetos escaneados, sólo funciona bien en condiciones meteorológicas buenas, mientras que el radar funciona con idéntica fiabilidad independientemente de las condiciones meteorológicas, pero da como resultado una imagen mucho menos exacta de los objetos que encuentra.


Lo que han hecho los científicos de la Universidad de California San Diego es llevar el nivel de definición de la tecnología LiDAR al radar, montando dos sensores de radar a una distancia de un metro y medio cada uno del otro. Esta disposición permite al sistema conjunto ver más espacio y mayor detalle de lo que ve un solo sensor de radar.


Tras las primeras pruebas, el sistema se ha comportado tan bien como un LiDAR en condiciones adversas, proporcionando información exacta de la forma, dirección y velocidad de los demás vehículos en movimiento.


El software del nuevo sistema permite eliminar otro problema: el ruido en la señal. En los sistemas de radar clásicos con un solo sensor, aparecen puntos que no se corresponden con ningún objeto físico. Con los dos sensores, el problema debería multiplicarse por dos, pero los algoritmos desarrollados permiten generar una imagen limpia de ruido a partir del análisis de las dos señales independientes.