Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL

Nueva polémica con herramienta de IA que 'desnuda' a mujeres

Escrito por Guillem Alsina el 24/08/2021 a las 08:23:45
1499

DeepSukebe sigue la estela de DeepNude o Nudify y alguna otra aplicación, utilizando la inteligencia artificial para manipular fotos de mujeres vestidas, mostrándolas desnudas. No se trata, obviamente, de una suerte de ‘rayos X’ capaces de mostrar una información supuestamente oculta en la instantánea a base de eliminar capas de ropa, si no en una reconstrucción que parte de las formas del cuerpo que se dejan ver en la imagen para, mediante el uso de inteligencia artificial, ‘imaginar’ como debe ser el resto del cuerpo.


Aunque los productores de este tipo de apps y servicios online (es posible utilizar DeepSukebe desde el navegador web de un sistema de escritorio sin tener que darse de alta) los ‘venden’ como divertidos para echarse unas risas, no hace falta decir qué usos es posible darles; desde famosas hasta perfectas desconocidas (la vecina o la amiga de alguien) han pasado, fotográficamente hablando, por este y otros servicios similares para alimentar las fantasías eróticas. Porque DeepSukebe solamente desnuda artificialmente a mujeres, y lo deja bien claro en Twitter: “make all men's dreams come true” (hacer realidad los sueños de todos los hombres).


Y, lo peor, es cuando el resultado producido por esta herramienta pasa del ámbito privado al público, compartido en foros online. Hasta una atleta olímpica ha tenido que soportar la ignominia de verse desnudada artificialmente.


Es por ello que Maria Miller, miembro del Parlamento Británico, solicita un debate parlamentario sobre este tipo de herramientas y todas las que permitan la generación de imágenes digitales de desnudo o sexualmente explícitas sin el conocimiento y permiso de la afectada, para proponer su prohibición, según informa la BBC.


La misma diputada hace seis años que lucha contra el llamado ‘porno de venganza’, consistente en la distribución de imágenes o vídeos íntimos sin el permiso de la persona afectada, una práctica de la cual las mujeres son sus principales víctimas, siendo ejercida sobre todo por ex parejas (y, de ahí, la referencia a la venganza en la denominación de la práctica).


La oportunidad para prohibir dicha práctica puede venir de la mano de la próxima ley de seguridad en línea, que debe ser debatida por el Parlamento Británico.