Actualizado el 22/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. No es necesario preocuparse mucho por la vida de las baterías de los coches

No es necesario preocuparse mucho por la vida de las baterías de los coches

Escrito por Guillem Alsina el 23/05/2023 a las 18:15:20
811

A lo largo de las últimas décadas, muchas cosas han evolucionado en el sector tecnológico, y las baterías son una de estas cosas. Todavía recuerdo la gran importancia que tenía que dar a los ciclos de carga y descarga de mis primeros ordenadores portátiles -que, además, y por un tema presupuestario, eran siempre de segunda mano-, mientras que ahora, con unos mínimos cuidados, la vida de las baterías de los nuevos portátiles es de unos cuantos años.


Paralelamente, ha nacido el coche eléctrico moderno (porque la existencia de vehículos impulsados mediante energía eléctrica se remonta a los primeros balbuceos de la industria automotriz), y un miedo que asalta, todavía hoy, a muchos compradores, es el de la duración de las baterías.


Pero, en esta última década, y según explica este artículo del The Globe and Mail, basado en un estudio de la firma Recurrent, la tecnología de las baterías de iones de litio y los sistemas de control han mejorado significativamente con el surgimiento de nuevos tipos de baterías, como las baterías de fosfato de hierro y litio (LFP), presentes en algunos modelos de Tesla, que no se degradan tanto como las de iones de litio, aunque su densidad de energía no sea tan alta.


Respecto a la autonomía que estas proporcionan a los conductores, existe una variación considerable entre marcas y modelos, e incluso dentro de un mismo modelo. Por ejemplo, Recurrent descubrió que el Tesla Model S con una batería de 100 kilovatios-hora pierde, en promedio, unos 120 kilómetros de autonomía después de recorrer 160,000 kilómetros. Mientras tanto, los Model S con baterías de 70 y 85 kilovatios-hora prácticamente no perdieron autonomía tras cubrir la misma distancia.


Los primeros BMW i3, tanto los modelos de 2014 como de 2017, han alcanzado en promedio 160,000 kilómetros con aproximadamente el 80% de la capacidad original de su batería, según los hallazgos de Recurrent.


Por su parte, el Hyundai Ioniq 5 que llegó a finales de 2021, está demostrando una buena durabilidad; después de perder unos 25 kilómetros de autonomía en los primeros 32,000 kilómetros, prácticamente no hubo más degradación hasta los 130,000 kilómetros.


Según Liz Najman, investigadora de Recurrent que ha liderado este estudio, los vehículos eléctricos producidos desde 2018/19 en adelante, solamente experimentan una degradación significativa de sus baterías tras entre 15 y 20 años de servicio que los deje inutilizables, con lo que su duración es aproximadamente la de un vehículo convencional de gasolina.


El estudio de Recurrent coincide en líneas generales con investigaciones anteriores, incluido un informe de 2020 de la firma canadiense de tecnología del transporte Geotab que determinó que la degradación de la batería era moderada, con una pérdida de capacidad promedio del 2,3% anual.