Actualizado el 17/10/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Los medios públicos garantizan una democracia cohesionada

Los medios públicos garantizan una democracia cohesionada

Escrito por Redacción TNI el 13/02/2018 a las 13:32:00
793

El presidente del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), Roger Loppacher, ha calificado de "emergencia" la situación económica de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) y ha afirmado que se debe garantizar su viabilidad económica. "Como presidente del CAC querría alertar de la grave situación económica que atraviesa la CCMA, una situación que, de prolongarse, podría poner en riesgo su imprescindible prestación de las misiones de servicio público", ha señalado.

 

El presidente del regulador catalán ha justificado que conviene ayudar al servicio público audiovisual, ya que este "es fundamental para las sociedades democráticas".

 

Loppacher ha citado un reciente informe de la Unión de Radiotelevisiones Europeas (EBU), entidad que reúne los medios públicos, titulado PSM Correlations. Según ha explicado el presidente del CAC "los datos de este informe demuestran nítidamente una fuerte correlación entre un servicio público potente, bien financiado y con cuotas relevantes de audiencia, con una mayor calidad democrática, mayor libertad de información y prensa y una mayor cohesión social".

 

"Por lo tanto -ha añadido-, creo que hay que tener bien presente que los medios públicos son garantía de calidad democrática, de pluralismo político y social, pero también de acceso a todo tipo de contenidos digitales frente a la amenaza de las filter bubbles, así como también son garantía de veracidad frente informaciones falsas y de cohesión social".

 

Loppacher ha pedido que, frente a la irrupción en el mercado audiovisual de nuevos players, no sólo de televisiones tradicionales sino de servicios a la demanda, tanto del tipo Netflix como del tipo YouTube, lo que hace falta es una actuación decidida para garantizar la pervivencia de los medios públicos.

 

Según el presidente del CAC, que ha recordado el diagnóstico y retos descritos en el Llibre blanc de l'audiovisual de Catalunya, es necesario actuar en una doble dirección: en primer lugar, asegurar una financiación adecuada para los medios públicos. En este sentido, ha recordado que las televisiones de países cercanos con una dimensión territorial similar a Cataluña tienen unos medios públicos con presupuestos mucho más elevados.

 

"La SRG suiza tiene un presupuesto de 1.651 millones de euros, la ORF austríaca, de 1.226 millones de euros y la VRT flamenca, de 550 millones", ha explicado y ha añadido que, en el caso de Cataluña, se debería incrementar en 18 euros la inversión pública por habitante, hasta alcanzar la media europea, que es de 50 euros por habitante y año.

 

Según ha subrayado, esta financiación extra se debería destinar a la ficción, especialmente de series, para que los medios públicos puedan competir en mejores condiciones por la audiencia, tal como está pasando ya en el resto de países europeos.

 

En segundo lugar, Loppacher pide apostar por las nuevas ventanas que sirven para consumir contenidos audiovisuales. "En concreto, se debería desarrollar una plataforma de vídeo a la demanda para dar presencia a la producción catalana en estos mercados, una especie de Netflix a la catalana", ha explicado.

 

Loppacher ha realizado estas declaraciones en la presentación de las X Jornadas Tecnológicas que organiza el CAC y que se han celebrado en el Auditorio de La Pedrera. La sesión ha estado dedicada a analizar el impacto de la televisión por Internet y ha contado como ponente con el socio y Global Head of Media Consulting d'Analysys Mason, Lluís Borrell.

 

Borrell ha explicado que la migración de la televisión emitida vía broadcasting a la televisión emitida por IP es un cambio que pasará con toda seguridad. "El cambio es inexorable, preparémonos porque el mundo es IP", ha sentenciado.

 

Según el consultor, el resultado será, de manera indefectible, el cambio a la televisión por IP, ya que hay una demanda muy fuerte, y ha añadido que habrá un mercado muy fragmentado y que en determinados países habrá una situación híbrida entre la televisión por IP y la emitida por broadcasting.

 

Para Borrell, la cuestión no es tanto si se llegará a una preeminencia de la IP, que según él, es segura, sino el plazo. Según su parecer, "la tecnología permite pasar a la IP a entre el 90% y el 95% de los hogares. Y esto pasará entre 5 y 10 años".

 

El socio de Analysys Mason ha añadido que los actores que más propiciarán la migración son los consumidores, porque ganan con una oferta mejor, los publicistas, que se benefician de un sistema de medición digital y pueden controlar mejor el retorno de sus inversiones, los propietarios de derechos, ya que en un mercado global pueden optimizar sus beneficios, y las nuevas plataformas, que pueden aprovechar las grietas que les ofrece el mercado para tener nuevos beneficios.

 

Consultado durante el coloquio por el impacto que tendrá la revisión de la Directiva de servicios de comunicación audiovisuales, ha explicado que más allá de la importancia de garantizar que entre el 20% o el 30% de los contenidos de las plataformas de vídeo a la demanda sean nacionales, un aspecto también muy importante es la preeminencia de los contenidos de las televisiones públicas. "Ante la gran oferta que habrá, es importante que las televisiones públicas tengan visibilidad en las nuevas plataformas", ha dicho.