Actualizado el 11/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Los derechos de los bloggeros

Los derechos de los bloggeros

Escrito por Redacción TNI el 02/03/2011 a las 00:35:24
2276

Antes de entrar en materia informativa tenemos que hacer una pequeña puesta en escena. Lo primero es poner en situación al lector. Aquí vamos a hablar de Huffington Post, uno de los diarios virtuales que más ha crecido en los últimos tiempos hasta situarse en el puesto número cinco de los rankings norteamericanos. Con 25 millones de usuarios únicos se póstula como el principal medio informativo en la red de la “izquierda” de los Estados Unidos.

 


Con estos números de ensueño, ha sido AOL  la empresa que por 231 millones de euros se ha hecho con la propiedad del Huffington Post. De esta manera su directora, Arianna Huffington se embolsará  18 millones de euros tras la compra y cobrará un salario de 4 millones de euros.

 


El Huffington Post es un diario virtual que ha crecido gracias a las aportaciones de una legión enorme de bloggeros. Se contabiliza que aproximadamente 6.000 de ellos han participado durante los seis últimos años con el rotativo de la red.  Muchos de ellos son personalidades de la vida norteamericana que aparecen en televisión o están cercanos al mundo de Hollywood.

 


Con esta presentación solo debemos añadir que los bloggeros han empezado a movilizarse para reclamar su parte del pastel. Piden que se les pague por el servicio prestado algo de lo que Huffington sacará de su venta a AOL.

 


Este movimiento nos muestra de una forma clarificadora la situación que la red está propiciando. Nadie quiere vender su tiempo a coste cero y es por este motivo que ya son muchos los que empiezan a vislumbrar que cualquier información tiene un precio.

 


En el estadio primitivo de la blogosfera todo parecía encaminarse hacia la gratuidad. De todos modos cuando la red se ha convertido en el centro de nuestras vidas es normal que reclamemos dinero para seguir subsistiendo.