Actualizado el 23/06/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Los abuelos también compran por internet

Los abuelos también compran por internet

Escrito por Redacción TNI el 09/03/2011 a las 20:28:51
3355

La contratación de viajes, la compra de entradas para espectáculos y la adquisición de artículos de electrónica centran la mayor parte de las acciones de compra online de este tipo de usuarios. Son algunas de las conclusiones del estudio de opinión “El abuelo internauta” que ha elaborado el portal de ofertas Club Oferting (www.cluboferting.com) para conocer el grado de integración de Internet en los usuarios españoles mayores de 60 años.

 
El uso de Internet en la edad de oro 
 
 
El estudio desvela que en España existen tres perfiles de internautas mayores de 60 años, en función del uso que hacen de la red: el usuario elemental, el cibercomprador incipiente y el abuelo punto com. Los que responden a la categoría de usuario elemental, caracterizados por usar la red para hacer tareas básicas como buscar información o enviar y recibir correos electrónicos, representan el 30% de la población internauta española en edad “senior”. Los cibercompradores incipientes, que han dado un paso más en la red, puesto que han empezado a hacer algunas compras online, son el grupo más nutrido -el 41% de los usuarios-. Por su parte, los abuelos punto com (29%) son los más expertos de Internet. Son usuarios avanzados que participan en foros, tienen perfil en redes sociales e incluso han enviado comentarios a alguno de sus blogs preferidos.
 
 
Los usuarios elementales
 
Constituyen casi un tercio (30%) del total de los usuarios de Internet que cuentan con 60 o más años de edad. El principal motivo por el que decidieron empezar a utilizar la red fue porque vieron que podría convertirse en una herramienta muy práctica para obtener información sobre los temas que le interesaban. Así, además de curiosear por la red para ver la oferta hotelera, turística y de ocio de los lugares a los que les gustaría hacer una escapada, han aprendido a usar el correo electrónico para agilizar la comunicación con los miembros de su familia y para contar con un sistema adaptado a la vida moderna a través del que quedar con sus amistades.
 
El estudio señala que este grupo de usuarios de Internet aún muestra un comportamiento algo chapado a la antigua en lo que a la compra online se refiere, ya que desconfía de la seguridad y efectividad de las compras que no se hacen cara a cara.
 
 
Los cibercompradores incipientes
 
 
Los que empiezan a ver que comprar por Internet tiene más ventajas que inconvenientes suponen el 41% del total de internautas de 60 para arriba. Este grupo considera que es mucho más cómodo y menos cansado hacer la compra desde la pantalla de su ordenador que ir de un lado a otro dando vueltas hasta encontrar lo que busca. Además, cree que en la red es más fácil dar con productos y servicios de oferta, lo que añade a su ahorro de energía, un beneficio para su bolsillo.
 
Aunque la mayor parte de las compras que realizan online tienen que ver con la contratación de viajes, los cibercompradores incipientes empiezan a aficionarse a usar la red también para consultar la cartelera de cine, de teatro y de otros espectáculos con los que llenar su agenda de actividades. La compra de productos de electrónica e, incluso, la adquisición de algunos libros constituyen otras de sus compras preferidas.
 
Los abuelos punto com
 
Este grupo de internautas, que representa al 29% de los usuarios que han pasado la sesentena, es el que tiene un nivel más avanzado en el uso de Internet. Además de utilizar la red para hacer parte de sus compras, son verdaderos expertos en la búsqueda de chollos online. Están apuntados a algunos portales de ofertas en Internet y antes de tomar una decisión de compra suelen participar en foros para contrastar opiniones con otros internautas.
 
El estudio revela que los abuelos punto com utilizan algunas plataformas como Skype o Messenger para comunicarse, son aficionados a redes sociales como Facebook y acceden a la red incluso cuando quieren pedir una cita para renovar el pasaporte o ir al médico. Según el análisis, este grupo de usuarios confiesa que no podría vivir sin Internet.