Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Lo que no debe ponerse en las Redes Sociales

Lo que no debe ponerse en las Redes Sociales

Escrito por Redacción TNI el 18/10/2016 a las 20:13:39
1944

Privacidad y seguridad son los temas tecnoéticos más importantes a los que se enfrentan actualmente las NNTT. Más allá de lo que ciertas instancias superiores hacen con nuestra información, lo primero para empezar a discutir es tener claro hasta qué punto está en nuestra mano tener una vida online segura. De este modo a continuación pasamos a indicar cuál es la información que nunca deberíamos compartir en nuestras redes sociales de forma pública.

 

El correo electrónico personal no debe mostrarse bajo ningún concepto si no queremos que nuestra bandeja de entrada se llene de correos basura. Además y más importante, podríamos recibir correos maliciosos que traten de robar información personal o bancaria.

 

De igual modo sucede si publicamos abiertamente nuestro número de teléfono. Los delincuentes pueden robarnos información valiosa o rastrear nuestra actividad online en el smartphone.

 

Compartir la ubicación precisa en la que estamos puede suponer una lista de problemas de consecuencias altamente desagradables. Frecuentes son los casos de ladrones que entraron en casas tras saber que sus propietarios estaban fuera por vacaciones.

 

No debería compartirse en las redes sociales fotos de menores. Además de comprometer la privacidad del menor que años más tarde puede no estar de acuerdo con que sus fotos vaguen por el ciberespacio, dichas fotografías podrían suponer peligros para el propio menor. Desde acabar en redes de pedofilia hasta sufrir acoso.

 

Las fotos comprometedoras como es obvio no deberían ser publicadas en las redes sociales. Del mismo modo debemos tener en cuenta la privacidad de los otros cuando publicamos fotografías suyas.

 

Tampoco resulta demasiado lógico publicar quejas del ambiente laboral en nuestras redes o publicar conversaciones personales.

 

En resumen, estar en las redes sociales no es broma y pese a las facilidades que éstas nos dan, también pueden darnos muchos dolores de cabeza.