Actualizado el 19/06/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Las oportunidades de la transformación digital en la industria automotriz

Las oportunidades de la transformación digital en la industria automotriz

Escrito por Agencias Externas el 11/06/2019 a las 13:27:59
235

La apuesta por la digitalización del sector del automóvil es la clave fundamental para mantener el liderazgo económico de la industria, según el análisis llevado a cabo por la consultora digital española Syntonize y que expuso ayer su CIO Alberto Moreno en las jornadas profesionales impulsadas por Ganvam en el marco del XXIII Salón del Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid que promueve la Asociación en IFEMA.


El sector del automóvil supone en nuestro país el 11,7% del PIB y emplea a 75.000 personas de forma directa y a 250.000 de forma indirecta. Sin embargo, el parque móvil actual tiene una edad media de 12 años, frente a los menos de diez años en Luxemburgo, Reino Unido, Austria, Dinamarca, Francia, Irlanda, Bélgica, Alemania, Suiza o Países Bajos, que se encuentran por debajo de la media europea de 10,5 años. Esta situación podría cambiar, según apuntan desde Syntonize, debido a la espectacular transformación en el modo de vida de los consumidores en los últimos cinco años y que está provocando una evolución en la industria más rápida que la vivida en los últimos 50 años.


Los nuevos modelos de urbanismo, la preocupación por el medio ambiente o la digitalización de la vida cotidiana tienen que provocar un clic en la industria del automóvil que sirva para adaptarse a lo que piden los conductores”, afirmó Alberto Moreno, CIO de Syntonize en las jornadas impulsadas por Ganvam en el Salón del Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid. “La tecnología es clave para conseguir transformar una industria básica de nuestra economía y dar respuesta a lo que demandan los ciudadanos comprometidos”.


En un entorno en el que todo está cada vez más conectado, el coche no puede escaparse de una tendencia en auge. Las tecnologías que promueven el Internet de las Cosas (la llave en una app del móvil por ejemplo), la analítica de datos para la toma de decisiones (para prevenir accidentes o valorar las cotizaciones en el seguro, entre otros) o la pura conectividad se están aplicando a los automóviles para conseguir una conducción más eficiente y, sobre todo, más segura. De la misma manera, conceptos como coche compartido, coche conectado, conducción autónoma o coche eléctrico ya no son algo del futuro. Forbes destaca que para el año que viene las inversiones en avances basados en tecnología para el motor se habrán incrementado en 82.000 millones de dólares.


En el concesionario se debe apostar también por la transformación para convertir el espacio físico en un lugar experiencial y abandonar el concepto de concesionario-tienda: el concesionario puede realizar, gracias a la tecnología, diagnósticos remotos, seguir la trazabilidad de piezas o incluso predecir averías, entre muchas otras, gracias al uso de tecnologías como Big Data, IoT o Machine Learning. Buena cuenta de ello es el proyecto de digitalización iniciado por Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, que ha desarrollado GanvamStore, una plataforma digital que permite a sus más de 7.000 asociados y usuarios particulares solicitar directamente y sin intermediarios diferentes productos. Además, GanvamStore refuerza el canal de ventas online, ofreciendo servicios como la entrega directa de los distintivos ambientales de la Dirección General de Tráfico (DGT) así como el envío inmediato del informe oficial del vehículo -vía correo electrónico-, a través de una herramienta conectada directamente con la DGT.


Si se tienen en consideración las cifras que afirman que el 35% de los conductores actuales espera no tener un vehículo en propiedad en 2035, se comprende la necesidad de cambio de paradigma a la hora de comercializar servicios y no productos, un paso que la industria tecnológica ya tomó hace años”, concluye Moreno.